¿La Alerta 4 está vigente?

0

Cuando hace tres años el terrorismo islámico golpeó en Barcelona y Cambrils, Europa padecía la mayor oleada de terrorismo yihadista de su historia. 2016 y 2017 fueron años terribles, baste recordar los atentados de Niza, Belín o Estocolmo, Manchester o el atentado a las puertas del Parlamento Ingles.

España, en Alerta 4, subía el nivel de la misma “4 reforzada, para no llamarla 5. Y el President de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, en agosto convocaba una reunión para abordar una respuesta en el ámbito de la seguridad valenciana en la que participaron el D.Gral. de la Agencia Valenciana de Seguridad y respuesta a las Emergencias, la Subdirectora, la Jefa del IVASPE, responsables de la Unidad adscrita a Policía Autonómica, representantes de Función Pública, de la D. Gral. de Admon. Local, de la FVMP y Gabinete Técnico de Coordinación de Policía Local que estuvo presente al completo. Así mismo y por primera vez CCOO, UGT y CSIF.

Desde los atentados en París y la declaración de alerta 4, CCOO se venía reclamando este tipo de reuniones y acuerdos, “que fueron imposibles en el periodo de mandato del Partido Popular en la Generalitat” alegando que era un tema exclusivamente de las policías estatales y renunciando a la importancia de la policía local en la lucha contra el terrorismo yihadista.

Muy pocas de las conclusiones alcanzadas en la reunión de agosto de 2017 se pudieron en práctica. Se reforzó la formación policial en temas de terrorismo yihadista, se “sugirió” a los ayuntamientos la compra de material de protección personal y colectiva en los cuerpos de policía local, “se instó” al establecimiento de planes de actuación sugiriendo que no se utilizaran patrullas individuales…... En fin, poca capacidad ejecutiva se ha demostrado por parte de la Generalitat.

¿La excusa?, la dichosa autonomía municipal que hace imposible llevar adelante verdaderas políticas autonómicas en materia de Seguridad Pública.

La realidad es que los chalecos antibalas hubo que pelearlos en cada sitio y su dotación aun no esta completamente generalizada, las patrullas individuales se consiguieron de manera muy limitada y luego se han ido relajando, no se consiguió la central de compras unificada, que hubiera supuesto un gran ahorro económico, ni se han fijado planes de actuación, al menos para conocimiento de los agentes, destinatarios primeros de los mismos.

Afortunadamente, en el 2018 y, aún más, en el 2019, la cadencia de ataques disminuyó. Y en 2020 con la pandemia los ataques parecen haber desaparecido, pero la “amenaza yihadista se encuentra en una situación de 'stand by'” que puede acabar en cualquier momento.

La relajación llega hasta extremos preocupantes. No se habla, no se previene, se recuperan de manera insoportable las patrullas unipersonales, en muchas ocasiones un policía local interino, solo, sin arma. Exponiéndose a situaciones de grave riesgo por una actitud personal de profesionalidad, interés y entrega que cualquier día puede tener consecuencias fatales.

Etiquetas
Publicado el
30 de julio de 2020 - 09:46 h

Descubre nuestras apps

stats