EU reclama a Fabra que explique su gestión con el Centro de Convenciones

Ignacio Blanco a las puertas de la Audiencia de Castellón

Pese a que el presupuesto inicial del Centro de Convenciones de Castellón que debía construir el controvertido Santiago Calatrava era de 60 millones de euros -según el contrato rubricado en diciembre de 2007 entre Calatrava y la Sociedad de Proyectos Temáticos de la Comunitat Valenciana-, el arquitecto valenciano presentó en 2008 un proyecto a ejecutar en tres fases que valoraba en 100 millones sólo la primera de ellas.

Calatrava planta al juez

Calatrava planta al juez

Según informa el diario El País, Calatrava justificaba este notable incremento a cuenta de la ampliación de la parcela de los 17.000 metros cuadrados iniciales a los más de 62.000 a propuesta del Ayuntamiento del que entonces era alcalde el actual president de la Generalitat, Alberto Fabra.

Ante estos nuevos datos, el diputado autonómico Esquerra Unida Ignacio -quien mostraba su satisfacción por el hecho de que el caso, en el que están personados, siga adelante y que tanto Calatrava como altos cargos de la Administración autonómica tengan que declarar como imputados, como es el caso del cesado Eusebio Monzó, exnúmero dos de la conselleria de Hacienda- considera que también es necesario que se depuren responsabilidades políticas en el ámbito parlamentario.

Por ello, EU ha solicitado la creación de una comisión de investigación en Les Corts porque los 2,7 millones de euros que se le pagaron al arquitecto "a cambio de nada" fueron dinero de la Generalitat, "y por eso queremos que todos los responsables políticos del caso comparezcan para responder a nuestras preguntas".

También Alberto Fabra -entonces alcalde de Castelló- "tiene que dar explicaciones sobre su intervención en el caso", ya que, insistía Blanco en que "él fue quien pidió que se ampliara la superficie construida, quien dio a Calatrava la excusa perfecta para incrementar el presupuesto triplicando el precio del contrato".

'Plante' al juez

Santiago Calatrava no acudía a declarar el pasado martes al juzgado de Castellón que investiga las supuestas irregularidades en torno al Centro de Convenciones al no haber recibido la notificación oficial. Su abogado, según fuentes judiciales, telefoneó al juzgado para comunicar que recogerá la citación del magistrado en breve.

Calatrava reside en Zurich (Suiza), aunque ha sido el arquitecto estrella de la Generalitat Valenciana durante la burbuja inmobiliaria. La megalómana Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia es obra suya. El 6 de agosto fue imputado en relación con el Centro de Convenciones de Castellón, un palacio de congresos cuyo anteproyecto costó 2,7 millones de euros.

Etiquetas
Publicado el
3 de septiembre de 2014 - 11:09 h

Descubre nuestras apps

stats