Vecinos de El Saler denuncian que las aguas vertidas al mar de l'Albufera rebasan los niveles salubres por contaminación fecal

Una imagen de la playa de El saler tras el desagüe de la Gola del Pujol.

Vecinos de la localidad valenciana de El Saler denuncian que el nivel de las aguas junto a las playas rebasa los niveles de salubridad por los vertidos de l'Albufera. La asociación de vecinos de la Dehesa del Saler ha encargado por cuarto año un análisis microbiológico de la calidad de las aguas, cuyas muestras arrojan resultados inasumibles.

Según el análisis, la presencia de enterococos intestinales (un grupo de bacterias) se sitúa en valores 2000 UFC por cada 100 mililitros de agua, siendo lo considerado "suficiente" una cantidad de 185. En un comunicado, los vecinos apuntan que estas bacterias "son considerados el indicador microbiológico más eficiente para evaluar la calidad del agua, proceden básicamente del tracto gastro-intestinal humano y expresan contaminación fecal". "La Albufera vierte sin control", afirma uno de los representantes del colectivo.

"A la vista de los resultados, solicitamos el tratamiento y depuración de los vertidos de La Albufera, que se realizan por la Gola de Puchol, puesto que el Mar Mediterráneo no debe ser una cloaca", insisten los vecinos.

La plataforma vecinal reclama un sistema de depuración como el de Pinedo para evitar la llegada de residuos a las aguas marinas y asegura que desde 2018 se ha ido incrementando el nivel de contaminación. El análisis no incluye la detección de plaguicidas, detergentes u otros compuestos en las aguas, que, aseguran, también habría que tener en cuenta. Los vecinos reclaman al Ayuntamiento de València transparencia en el análisis de las aguas y un control periódico y exhaustivo para poder comparar los datos.

Los vecinos expresan sus quejas continuamente en redes sociales, donde interpelan a los responsables de Medio Ambiente. En respuesta a una de sus quejas sobre una mancha verde en la orilla, que achacaron a los vecinos, la secretaria autonómica de Medio Ambiente, Paula Tuzón, y el concejal del ramo, Sergi Campillo, indicaron que la Albufera no vierte aguas fecales, pero sí "agua eutrofizada, con presencia de algas que se alimentan de nutrientes y le dan un aspecto turbio" al agua marina. "La Albufera actúa como un filtro previo de aguas turbias", apuntaba Campillo a los vecinos, indicando que la mancha se debe a fitoplancton.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats