El Supremo ordena repetir el juicio por el asesinato de la viuda del expresidente de la Caja de Ahorros del Mediterráneo

Miguel López, yerno de la viuda de Sala, se acoge a no declarar en el juicio por el crimen de su suegra

Alberto Pozas


1

El juicio por el asesinato de María del Carmen Martínez, viuda del expresidenta de la Caja de Ahorros del Mediterráneo, tendrá que repetirse. El Tribunal Supremo ha tomado esta decisión después de estudiar la absolución del acusado, Miguel López, y concluir que hubo irregularidades en el proceso cuando la magistrada de la Audiencia de Alicante devolvió al jurado popular su primer dictamen.

El jurado declaró a Miguel López "no culpable" del asesinato de la viuda del expresidente de la CAM porque no hay pruebas de que le disparara

El jurado declaró a Miguel López "no culpable" del asesinato de la viuda del expresidente de la CAM porque no hay pruebas de que le disparara

Martínez fue asesinada de varios disparos en diciembre de 2016, en el lavadero de coches que regentaba su yerno, Miguel López. El proceso judicial se dirigió contra él y fue juzgado como único sospechoso del crimen. El jurado popular que estudió el caso terminó emitiendo un dictamen absolutorio que fue asumido por la Audiencia de Alicante, pero antes habían emitido un primer dictamen que les fue devuelto por la presidenta del tribunal. El acta de esa devolución, que incluía información clave del caso, fue destruida.

Esto, según la sala de lo penal del Supremo, dañó “irremediablemente” el derecho de defensa de López. Entre otras cosas, el acta fue destruida y ni la acusación ni la defensa tuvieron acceso a ella cuando tenían derecho a ello. Esta destrucción del acta, dice el Supremo, “hace legítima la duda acerca de si fueron las indicaciones de la Magistrada-Presidenta al justificar la devolución del desconocido veredicto, las que determinaron un cambio de criterio convirtiendo un desenlace inicialmente condenatorio en un pronunciamiento absolutorio”.

La decisión de la magistrada, que ahora tendrá que ser sustituida por otra para celebrar el nuevo juicio con otro jurado popular distinto, pudo influir en el jurado que finalmente optó por absolverle. Y la sentencia del Tribunal Superior de la Comunidad Valenciana que rechazó repetir el proceso, añade, “no supera el canon de racionalidad y erosiona el derecho a la tutela judicial efectiva del recurrente”.

El jurado popular entendió, en su segundo dictamen emitido tras dos días de deliberaciones, que no había pruebas suficientes para vincular a López con el asesinato. El segundo veredicto del jurado, que ahora debe repetirse, entendió que no era culpable con 6 votos a favor y 3 en contra porque “nadie testificó en el acto de la vista oral” haber visto a López “acompañar a su suegra al lavadero” ni en los “posteriores hechos producidos”.

El Supremo estudiaba esta decisión desde hace varias semanas pero las discrepancias en el tribunal han retrasado la decisión. El primer ponente, Andrés Palomo, defendía confirmar la absolución pero se quedó en minoría y finalmente se impuso la tesis de estimar el recurso y repetir el juicio, esta vez con Manuel Marchena como ponente.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats