eldiario.es

9

El gurú de Casado ofreció sin éxito al PSOE en Valencia la misma campaña sucia que desarrolla para el PP

"Nos ofrecieron hacer acciones anónimas en Twitter, Facebook o Instagram contra nuestros rivales políticos para fomentar la abstención", dice un alto dirigente socialista a eldiario.es

Aleix Sanmartín presentó sus servicios al equipo del presidente Ximo Puig acompañado de Josep Lanuza, la persona que ha pagado parte de la campaña sucia de Facebook que beneficia al PP

Sanmartín alega que no lo despidieron y que no le rescindieron el contrato que tenía firmado que estuvo en vigor dos meses, desde el 1 de febrero al 31 de marzo: "Luego me volvieron a llamar"

La trama a favor del PP en Facebook se hacía pasar por simpatizantes de otros partidos para desmovilizar a su electorado

25 Comentarios

Aleix Sanmartín

Aleix Sanmartín eldiario.es

El PP niega toda relación con la campaña de guerra sucia que le beneficia, a través de carteles pegados en las calles y anuncios de Facebook, para el 10N. Pablo Casado dice que no tiene nada que ver con la iniciativa, que se hace pasar por una página de apoyo a Íñigo Errejón para fomentar que no se vote al PSOE ni a Unidas Podemos. Se desvincula pese a que la campaña la ha pagado un empleado de su nuevo fichaje para la estrategia electoral, el consultor Aleix Sanmartín. El propio trabajador de Sanmartín, Josep Lanuza, dice que lo ha hecho y pagado "a título individual" en su tiempo libre y por la admiración que siente por Errejón y "su tesis doctoral". La red tiene otros tentáculos a través de un militante de Nuevas Generaciones del PP en Murcia.

Sin embargo, hay otro indicio más que conecta esta trama con una estrategia política y no personal. El pasado mes de enero, Aleix Sanmartín ya ofreció al PSOE en Valencia una campaña para las autonómicas del 28 de abril en la Comunitat basada en el mismo método. "Nos ofrecieron hacer acciones anónimas en Twitter, Facebook o Instagram contra nuestros rivales políticos para fomentar la abstención", dice un alto dirigente socialista. ¿Quién acudía junto a Sanmartín a las reuniones con el equipo del candidato del PSPV Ximo Puig? Josep Lanuza, el trabajador que ahora financia la campaña sucia del PP "por iniciativa personal", que fue presentado como "el experto en redes sociales" del actual gurú de Pablo Casado. Sanmartín y Lanuza presentaron un catálogo de acciones más que extenso con lemas, audios y vídeos "para movilizar el voto hacia la abstención".

El patrón encaja con lo que eldiario.es ha destapado esta semana: que al menos tres personas vinculadas personal o profesionalmente al PP, entre ellos Josep Lanuza, financian una red de grupos falsos con apariencia espontánea para manipular al votante de cada partido y fomentar la abstención con vídeos y lemas efectivos como #YoNoVoto.

Sanmartín empezó a colaborar con la dirección de los socialistas valencianos a finales del pasado mes de enero. Tres semanas después, y cuando quedaban menos de dos meses para la campaña electoral, la dirección del PSPV-PSOE prescindió de sus servicios. "Este tipo de campaña no nos interesaba. Se vendía como un especialista en hacer marketing negativo. Campañas sin firma, como las americanas", explica uno de los dirigentes del partido del actual presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que trabajó codo con codo con el ahora gurú de Casado. "No entendían nada. Nosotros aquí estamos gobernando y no nos interesaban este tipo de acciones. Y menos anónimas porque te pueden generar graves problemas", justifican desde la dirección del PSPV-PSOE.

Sanmartín niega la mayor y asegura que no lo despidieron. "No me rescindieron el contrato. Lo tengo firmado del 1 de febrero al 31 de marzo", asegura el consultor. "Además, el 1 de mayo -tras la elecciones- me volvieron a contratar para dos meses", afirma, al tiempo que explica que realizó "investigación, documentación y enfoque" para los socialistas valencianos.

Fuentes del PSPV replican que "ni en campaña ni tras las elecciones trabajó con ellos". "Se llegó a comunicar en un medio de comunicación cuando dejó de trabajar en nuestra campaña y tuvimos que contratar a otra empresa", argumentan. Según estas mismas fuentes respecto a los contratos que alega Sanmartín explican que "se quiso acabar de manera elegante y no bruscamente. Pero decidimos que no siguiera con nosotros", sentencian. El contrato posterior al 28 de abril no se ha hecho efectivo.

Pero no era lo único que ofrecía el ahora gurú de Casado. En varias reuniones, Sanmartín acudió acompañado de dos personas de una consultora mexicana "expertos en twitter emocional". "Nos dijeron que tenían a los candidatos medidos y que Ximo Puig no salía bien posicionado" porque salía muy relacionado con conversaciones polémicas sobre 'terrorismo machista'. "La palabra terrorismo no os interesa, nos planteó", explican.

"Nos escandalizamos ante este planteamiento porque la definición y el ataque al terrorismo machista era un eje básico de nuestra campaña. Eso significa que no conocen nuestro ecosistema. Fue la gota que colmó el vaso y decidimos prescindir de sus servicios", aseguran al tiempo que cuentan con una sonrisa: "Cuando Ximo Puig venció en los comicios del pasado 28 de abril, el tío se lo puso como medalla".

Las relaciones entre los aparatos de los partidos y las consultoras externas para campañas electorales suelen ser complicadas, pero en el PSPV-PSOE afirman que no hubo entendimiento desde el primer día. "Es un personaje muy expansivo y hace propuestas muy estrafalarias", apuntan. "Y además es muy caro. Sus servicios prácticamente equivalían a todo lo que nos gastamos en la campaña electoral", recuerdan, aunque no quieren revelar los honorarios del ahora gurú de Casado.

Aleix Sanmartín venía de aplicar su método para el PP en Andalucía, donde acabaría siendo presidente de la Junta Juan Moreno Bonilla. Aunque Sanmartín lo niega en conversación con eldiario.es, varias fuentes del sector de la consultoría y la política aseguran que se encargó de diseñar una campaña para fomentar la abstención de los votantes socialistas con una página falsa llamada 'Socialistas por el cambio en Andalucía'. Entre los vídeos de esa campaña se decía a los votantes sanchistas que para votar al PSOE perjudicando a Susana Díaz había que tachar el nombre en la papeleta, lo que de facto es un voto nulo. Respecto a las anteriores autonómicas andaluzas, los votos nulos se duplicaron el 2D hasta las 81.133 papeletas.

De hecho, según las fuentes consultadas, Sanmartín mostró a los socialistas valencianos como propios ejemplos de la campaña desmovilizadora del voto de izquierdas que se desarrolló en las elecciones andaluzas.

Tras la fallida campaña con Puig, el gurú de Casado trabajó con los socialistas extremeños para lanzar la candidatura de Guillermo Fernández Vara. Los socialistas extremeños llamaron a València para ver si lo que estaban escuchando era realidad o ficción, aunque finalmente Sanmartín hizo la campaña con el candidato autonómico extremeño.

¿Tienes más datos sobre esta noticia? Escríbenos a pistas@eldiario.es o contacta con nosotros aquí.

Una sociedad mal informada debilita la democracia

Ahora más que nunca hace falta una prensa libre e independiente que te informe y explique lo que está pasando, sin colores políticos o intereses oscuros detrás.

Nuestra independencia periodística es posible porque somos rentables y no tenemos deudas. Detrás de eldiario.es no hay ningún grupo empresarial, solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de 34.000 socios y socias. Hazte socio, hazte socia de eldiario.es desde 5 euros al mes.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha