La portada de mañana
Acceder
El año en el que la gente se dio cuenta de que era pobre
CRÓNICA | 'Nadie quiere romper el Gobierno', por Esther Palomera
OPINIÓN | 'Escenas de la lucha de clases en San Bernardo', por Elisa Beni

Artolazabal se presenta como candidata del PNV en Vitoria denunciando “insultos machistas”, “rumores” y “mentiras”

Artolazabal, a la derecha de la imagen, con Basterra y González

Beatriz Artolazabal Albéniz (Vitoria, 1970) ha dejado este sábado por unas horas su maletín de consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales y ha sido presentada ya oficialmente como candidata del PNV a la alcaldía de Vitoria. “Hoy, asumo con responsabilidad el reto de convertirme en referente para las mujeres, para las más jóvenes, como primera alcaldesa. Es un desafío apasionante que nos va a exigir el máximo esfuerzo en los próximos meses”, ha solemnizado una emocionada Artolazabal, muy aplaudida por los cargos y militantes de su partido que han colmado la sede del Araba Buru Batzar, Landaburu Etxea. Y ha añadido: “Ha llegado el momento de que las mujeres ocupemos definitivamente el espacio público para construir una sociedad más justa”. En Euskadi, salvo la franquista Pilar Careaga en Bilbao, las capitales siempre han estado regidas por varones. En el caso concreto de Vitoria, también PSE-EE, EH Bildu, PP y Podemos han planteado listas encabezadas por mujeres.

Urkullu afirma que no puede controlar el menú de sus altos cargos ante las quejas por elevados gastos de representación

Urkullu afirma que no puede controlar el menú de sus altos cargos ante las quejas por elevados gastos de representación

Artolazabal ha afirmado que sentía estar pronunciando el discurso más importante de su carrera política. Lo ha hecho mayoritariamente en castellano pero leyendo también algunos pasajes en euskera. Ha recordado sus orígenes en el barrio de Zaramaga, a su padre y a su madre -“feminista sin tener que definirse como tal”-, a su pareja y a sus hijos, Héctor, Sara y Ander. También a sus referentes políticos, como los fallecidos Xabier Agirre y María Jesús Aguirre. En un punto de su intervención, cortada por los aplausos de los presentes, ha asegurado que ha recibido “insultos machistas”. “Me llaman dócil como si fuera una mascota. ¿Dócil? ¿Yo? Docilidad me temo que no puedo prometeros. Os prometo compromiso, trabajo, sacrificio. Pero nunca docilidad”, ha clamado. También ha denunciado haber sido víctima de “mentiras y rumores malintencionados” que ha podido “soportar” gracias a su familia.

Ya oficialmente candidata, Artolazabal aún no ha concretado el equipo que la acompañará ni cuándo dejará el Gobierno de Iñigo Urkullu. Eso sí, ha mostrado su pesar por cerrar esa etapa: “Siento que tendré que dejar el barco en mitad de una preciosa singladura”. Sobre la Vitoria a la que aspira, ha rehuido todas las polémicas abiertas. El actual alcalde, su compañero del PNV Gorka Urtaran, ha criticado recientemente dos decisiones para la ciudad adoptadas por el Ejecutivo del que forma parte, el trazado de extensión del tranvía al oeste y la ampliación del vertedero. Sí ha apelado a recuperar el “orgullo” por la “capital de Euskadi”, por tejer una propuesta a medio camino entre el “continuismo” y la “renovación” y por combinar el espíritu de “green capital” con el de “primer centro industrial de Euskadi”. Asimismo, ha defendido la “colaboración público-privada”.

Artolazabal ha sido presentada por José Antonio Suso, presidente del partido en Álava y principal muñidor del relevo de Urtaran. Suso ha puesto en valor el proceso “participativo y democrático” de elección de candidatos del PNV alavés frente los partidos que “siguen manteniendo la dedocracia”. Suso, en su intervención, ha agradecido expresamente el “esfuerzo” y “dedicación” del alcalde desde 2015, al que ha prometido otras responsabilidades en el futuro. Justo en ese momento ha entrado en Landaburu Etxea el primer edil, que se ha retrasado por estar participando en otro acto oficial. Urtaran ha recibido bonitas palabras, gestos de cariño y muchos aplausos de sus correligionarios.

En el mismo acto se ha ratificado también a Ramiro González como candidato para Álava. Tras ocho años como diputado general, aspira a un tercer mandato. Es “la estabilidad de un modelo solvente”, según el PNV. En su discurso, ha recalcado que solamente los nacionalistas tienen un modelo para el territorio. “Miramos al futuro con ambición. La pandemia y la crisis por la guerra en Ucrania nos han puesto a prueba pero lo hemos superado con nota”, ha destacado en un tono mucho más mitinero que el de Artolazabal y trufado con críticas a EH Bildu. Ha apelado al trabajo conjunto con Artolazabal -que fue diputada suya entre 2015 y 2016- consciente de que un buen resultado en Vitoria es garantía de uno bueno en la provincia. El partido presenta también a Irma Basterra como candidata a la presidencia de las Juntas Generales, el Parlamento foral, y ha recordado que también llevará candidaturas a los municipios de Treviño, el enclave de Castilla y León en el corazón de Álava.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats