Donostia concentra casi el 40% de todos los pisos turísticos de Euskadi

Turistas en Donostia durante la pandemia

Donostia concentra el 37% de todos los pisos turísticos registrados por el Gobierno vasco y duplica la oferta de una ciudad mucho más grande como es Bilbao. La cercana Hondarribia, con apenas 16.000 habitantes, tiene cuatro veces más casas en alquiler para visitantes que la capital, Vitoria, con 250.000 habitantes. Y en la minúscula Aia hay diez alojamientos. En general, y con datos hasta el 31 de diciembre de 2021, Euskadi dispone de 3.417 viviendas para uso turístico a las que se suman 630 habitaciones disponibles.

Más de la mitad de los pisos turísticos son "clandestinos"

Más de la mitad de los pisos turísticos son "clandestinos"

Estos datos forman parte de un informe remitido al Parlamento Vasco por el consejero de Turismo, Comercio y Consumo, el socialista Javier Hurtado, en respuesta a una pregunta del representante de EH Bildu Iker Casanova, que pedía también una evolución de estas viviendas en el último lustro. Según estos datos, las 4.047 viviendas y habitaciones actuales suponen un incremento del 64% de la oferta existente en 2017. En 2016 se aprobó la Ley de Turismo y en 2018 se acotó aún más la regulación de estos alojamientos. En Euskadi su registro es obligatorio ante la fuerte implantación de plataformas de reserva en Internet que actuaban de modo 'pirata' y han de seguirse otros pasos como colocar un distintivo en el portal. Por años, en 2017 eran 2.464 los alojamientos totales sumados pisos y habitaciones, en 2018 2.961, en 2019 3.704, en 2020 3.876 y en 2021 4.047.

Con diferencia, la ciudad con más oferta es Donostia. Tiene 1.265 viviendas registradas y 138 habitaciones. No obstante, ha llegado a 1.348 y 139, respectivamente. La oferta en relación a sus habitantes casi quintuplica la media. Bilbao tiene 587 casas enteras y 244 habitaciones. Vitoria queda muy lejos con 55 pisos y 14 cámaras en alquiler. De hecho, hay muchas zonas con más catálogo que la capital, principalmente municipios de costa.

Es el caso de Bakio, en Bizkaia, con las mismas que Vitoria, 55, aunque su población no llega a 3.000 habitantes. También Lekeitio tiene este mismo número. En Bermeo hay 91 y en Getxo hay 110. También Sopela o Mundaka acumulan varias decenas de alojamientos de este tipo. En el caso de Gipuzkoa, Hondarribia tiene 201 viviendas, casi el triple que en 2017. En proporción, tiene el doble que Donostia y más de diez veces más que la media. En Zarautz la subida no ha sido porcentualmente tan alta en este lustro pero también ha sido elevada, de 79 a 149 en este período. En Zumaia hay otros 48, en Orio 41, en Getaria 28 y en Mutriku 26.

En 2017, antes de los datos que se presentan ahora, EH Bildu hizo público un informe encargado por el Gobierno que mostraba que apenas 1.599 de los 3.648 pisos turísticos vascos que se anunciaban en plataformas de Internet como Homeaway o Airbnb constituían una “oferta reglada”. “Las plataformas P2P analizadas ofertan para el conjunto de Euskadi un total de 8.901 plazas de alojamiento turístico clandestino”, se leía en el informe, realizado en plena polémica por la regulación del sector. De las 8.901 plazas piratas, 3.626 eran de Donostia, también el 40%.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats