Euskadi cierra 2020 con 118.284 casos totales de COVID-19 y más de 16.000 ingresos con la incertidumbre de la nueva cepa

Un operario de limpieza desinfecta una calle vacía del centro de Vitoria en fin de año

Los cuatro estadios de los equipos vascos de Primera División tienen unos 120.000 asientos. Su capacidad se aproxima al número total de positivos notificados en Euskadi desde el 28 de febrero hasta el 31 de diciembre de 2020: 118.284. Que esté registrado, al menos uno de cada veinte ha pasado la COVID-19 incluyen los últimos 508 casos notificados en la última jornada del año, los de 241 vizcaínos, 189 guipuzcoanos, 64 alaveses y 14 personas de fuera. Se han diagnosticado más de 10 casos cada hora y se han hecho más de 1,6 millones de PCR, test de antígenos y pruebas serológicas.

Euskadi confirma seis casos de la nueva cepa del coronavirus detectada en el Reino Unido

Euskadi confirma seis casos de la nueva cepa del coronavirus detectada en el Reino Unido

A la par, se cierra diciembre, el mes con menos infectados confirmados desde julio, 13.455, y que sigue a un noviembre que pulverizó todos los registros con 30.329 infecciones. La gran incógnita de cara al arranque de 2021 es si la aparición de la nueva cepa VUI 20201201 del Sars-Cov-2 con ya seis casos confirmados acarrerará un repunte por su mayor transmisibilidad.

El año se cierra con 79 personas muy graves en las UCI de los hospitales. Prácticamente 16.800 personas han tenido que ser ingresadas en diez meses por cuadros severos de coronavirus, los más recientes 28 en las últimas 24 horas. Fue el 2 de abril el momento de mayor tensión para la Sanidad, con 232 pacientes en cuidados intensivos. Se puede ver aquí una cronología de cómo ha sido el día a día de la pandemia en Euskadi en el año que acaba.

A nivel local, los puntos con mayor transmisión comunitaria son las localidades de Arrasate-Mondragón, Aretxabaleta, Ataun Azpeitia, Beasain y Eskoriatza en Gipuzkoa y Arrigorriaga y Bermeo en Bizkaia. Todas ellas tienen en común que su tasa de incidencia acumulada supera los 500 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. Así las cosas, la hostelería de esas zonas ha de permanecer cerrada. Por el contrario, ha podido ser reabierta en otros municipios que han salido de la alerta roja, como Ordizia, en Gipuzkoa, y que ha sido uno de los pueblos que más titulares ha acaparado en Euskadi por sus brotes.

Otros seis fallecidos en las residencias vascas

Con al menos 6.800 casos entre internos y trabajadores, el colectivo peor parado ha sido el de las residencias de mayores. Acaba 2020 con alrededor de 450 casos activos entre los residentes, aunque también con la campaña de vacunación iniciada en algunos centros. Los muertos totales en residencias son 916 desde que se certificara la defunción de Esteban, un octogenario interno en la residencia de Sanitas del barrio de San Martín en Vitoria, la primera de España puesta en cuarentena. Representan casi un tercio de los 3.000 muertos totales.

Los fallecidos son seis más en las últimas 48 horas (en centros como IMQ San Onofre de Vitoria y GSR Debagoiena de Aretxabaleta) y doce desde que llegaron las primeras vacunas de Pfizer. 297 de ellos han fallecido en la segunda ola, desde agosto. Los centros que peor acaban el año son GSR Debagoiena -allí quedan más de 60 enfermos-, Julián Rezola en Donostia -hay un solo caso pero han sido casi un centenar los infectados y 20 los muertos- y Txurdinagabarri en Bilbao -67 casos-. 23 centros continúan teniendo casos.

Se pueden consultar los detalles centro por centro tanto de positivos como de fallecidos de ambas olas en el especial interactivo de elDiario.es/Euskadi.

Etiquetas
Publicado el
31 de diciembre de 2020 - 18:20 h

Descubre nuestras apps

stats