La Guardia Civil detiene en el aeropuerto de Bilbao a un pasajero violento que obligó a desviar un vuelo

Efectivos de la Guardia Civil en el aeropuerto de Loiu.

elDiario.es Euskadi / Europa Press


0

La Guardia Civil detuvo el pasado sábado en el aeropuerto de Bilbao a un pasajero de origen británico que obligó a desviar la ruta del vuelo Manchester - Málaga a la terminal vizcaína. Efectivos de la Guardia Civil, que realizaban labores de seguridad en el aeropuerto, recibieron un aviso de la central de operaciones de la terminal que indicaba que el piloto del avión de una compañía que opera la ruta que une Manchester y Málaga había informado que se desviaba hacia Loiu al llevar a un pasajero conflictivo y que solicitaba presencia policial a su llegada, según ha informado este martes en un comunicado que recoge Europa Press.

Según informó el comandante de vuelo, el pasajero no quiso ponerse la mascarilla durante el trayecto, haciendo caso omiso a las instrucciones de la tripulación. Al parecer, el hombre estaba "muy nervioso" y comenzó a caminar y correr por el pasillo de la aeronave en plena ruta "adoptando una actitud muy agresiva cuando fue requerido para que se sentase".

Debido a este episodio "crítico y de riesgo elevado para la tripulación y el resto del pasaje", los guardias civiles accedieron a la escalera del avión. Allí, se encontraron con un pasajero en actitud agresiva, que no atendía a las indicaciones ni de la tripulación ni de los agentes y que "la emprendió a golpes en ese mismo momento contra estos últimos", por lo que se procedió a su detención, ha relatado la Guardia Civil.

Por su "violenta actitud", el detenido tuvo que ser trasladado más tarde en ambulancia y fue escoltado hasta el Hospital de Cruces de Barakaldo. El pasajero había padecido anteriormente cuadros psicóticos, motivo por el que quedó ingresado en el módulo de psiquiatría y custodiado por personal de la Guardia Civil.

El detenido, que se enfrenta a sendos delitos de atentado contra agentes de la autoridad y desobediencia grave, fue puesto a disposición judicial ante el Juzgado de Guardia de los de Bilbao, que sigue la causa. Por parte del piloto del avión se rellenó formulario denuncia a la Ley 21/2003, de 7 de julio, de Seguridad Aérea por infracción muy grave, que tramitará la Guardia Civil al organismo Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).

Seguir las instrucciones de la tripulación

Desde la Guardia Civil han recomendado que, ante una situación en la que en el interior de una aeronave existiera un pasajero conflictivo, alborotador, amenazante o agresivo, se sigan las instrucciones que marca en todo momento la tripulación ya que, además de ser la máxima autoridad a bordo, están capacitados psicológicamente para manejar un conflicto.

Una vez en tierra, la Guardia Civil, en el marco de sus competencias, es la encargada de garantizar la seguridad de los pasajeros, tripulantes y de la propia aeronave y se hace cargo en ese momento de la persona que haya generado el conflicto.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats