Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El PP pacta la renovación del Poder Judicial con el mismo acuerdo que rechazó
Vox traspasa otros 3,5 millones a la fundación privada que preside Abascal
'Un gran día para la justicia, ya verás como viene alguien y lo jode', por Isaac Rosa

Socorristas, monitores deportivos y cancheros de Vitoria contratados por Disport Eki van a la huelga indefinida

Una pancarta colgada en la puerta del centro cívico de Judimendi exige a Disport el pago de las nóminas

Rubén Pereda

Vitoria —

0

Alrededor de cien trabajadores de los centros cívicos de Vitoria contratados por la empresa Disport Eki han anunciado que van a la huelga indefinida desde el miércoles de esta misma semana. La huelga, que afectará a una gran cantidad de actividades en los centros cívicos y polideportivos de la ciudad, viene motivada por los retrasos continuados en el pago de las nóminas, que están replicándose, según denuncian, también con la de abril.

Desde el sindicato LAB, explican que la situación viene “de lejos”. “La plantilla ya lleva muchos meses cobrando muy tarde su nómina. La empresa se viene reiterando en los impagos desde hace dos años y medio”, protestan. Este año, y después de la celebración de una asamblea, se decidió que se haría presión con la convocatoria de huelgas hasta que no se cobrasen todas las mensualidades. Se da la circunstancia de que las nóminas de febrero y de marzo, aunque “apuradamente”, se abonaron dentro del plazo de siete días que fija la normativa. “Ahora, estamos a día 7 de mayo y no tenemos noticias de que nadie haya cobrado la nómina de abril”, lamentan ahora. La huelga, en la que participarán alrededor de un centenar de trabajadores, comenzará este mismo miércoles día 8 y, además de piquetes informativos tanto por la mañana como a mediodía, habrá también una concentración a las 12:00 horas ante la sede que el Ayuntamiento de la ciudad tiene en San Martín.

“Satisfacción con la excelente calidad”

Los trabajadores ya habían amenazado con la huelga en más de una ocasión a lo largo de este año. A 22 de febrero, seguían sin cobrarse algunas nóminas de enero. Y esa era una de las muchas cuestiones que denunciaban los socorristas, monitores deportivos y cancheros de Vitoria contratados por la empresa Disport Eki y que hacían que la huelga estuviese sobre la mesa. “Disport, ¡paga ya! Ayuntamiento responsable”, se podía leer entonces en una pancarta colgada a las puertas del centro cívico de Judimendi. Por aquel entonces, la concejala de Deporte, Salud y Cooperación al Desarrollo, Ana Rosa López de Uralde (PSE-EE), se reunió con la empresa adjudicataria de estas actividades, a la que exigió “que se deje de excusas y pague a sus trabajadores”. La huelga se desconvocó 'in extremis'.

Varios usuarios de las instalaciones deportivas de los centros cívicos de la ciudad firmaron un escrito dirigido al Ayuntamiento en el que mostraban su “preocupación” por el “conflicto laboral que la empresa Disport mantiene con sus empleados”. Son varias las peticiones que suscribían quienes firmaban este escrito. En primer lugar, pedían que se “realicen las acciones oportunas que ayuden a solucionar dicho conflicto entre Disport y sus empleados”. Recalcaban que, al ser Disport una empresa subcontratada por el Ayuntamiento, es este el que tiene “la obligación y responsabilidad de proteger a los usuarios y evitar malas praxis con las contrataciones”. Como colofón a las líneas, subrayaban su “satisfacción con la excelente calidad, servicio y disposición de los empleados (monitores, socorristas) de la citada empresa”.

Mientras tanto, en los polideportivos de Bizkaia hay también convocadas cuatro jornadas de huelga por los sindicatos ELA, LAB y CCOO. “Si en la negociación no hay propuestas para mejorar la situación de la plantilla, ELA tiene claro que seguirá apostando por las movilizaciones”, señalan desde el primer sindicato, que exige la negociación de un convenio colectivo que llega caducado desde finales de 2022. Son más de dos millares de trabajadores y, desde febrero y hasta ahora, ya habían protagonizado más de una decena de jornadas de huelga.

Etiquetas
stats