Sobre este blog

Stories Matritenses es un blog del grupo de periódicos hiperlocales Somos Madrid escrito por Pedro Bravo.

Pedro Bravo escribe ensayo y ficción. Su último libro es Cabo Norte (Menguantes, 2020). Además, ha publicado Exceso de equipaje (Debate, 2018), Biciosos (Debate, 2014) y La opción B (Temas de Hoy, 2012)Es socio de Soulandia, una empresa que aplica la narrativa a estrategias de comunicación, y del coworking malasañero Espíritu23. Habita en la linde occidental del barrio.

www.pedrobravo.es

Sobre el elefante en la habitación que no queremos ver en Madrid (spoiler: son los coches)

Captura de la aplicación que mide el ruido en cada piso de Madrid

0

El elefante en la habitación es esa verdad evidente que decidimos no ver. El elefante en la habitación es una expresión anglosajona últimamente muy usada y en cuyo origen indaga este texto de Noel Ceballos. El elefante en la habitación madrileño, uno de ellos, son los coches y su presencia abusiva e indiscutida en la ciudad. 

Hace diez días murió una niña de seis años y otras dos resultaron heridas en la puerta del Montealto, las tres atropelladas por un SUV conducido por una madre que iba a recoger a su hija a ese mismo colegio. Todos los medios de comunicación dieron la noticia y todos los políticos se entristecieron por ella. El alcalde Almeida incluso puso sus oraciones a disposición del asunto. Ni Dios quiso ver la causa real del suceso ni, por supuesto, plantear una sola medida a partir de la tragedia. Matizo: el colectivo En bici por Madrid hizo las cuentas de lo que algunos teníamos en la cabeza y, tras analizar los datos del portal de transparencia del Ayuntamiento, concluyó que el 17% de los atropellos a menores de 14 años que hay en la capital sucede en la puerta de un colegio. Es decir, que el 1% del viario, el que corresponde al entorno donde se cuida y educa a la población infantil, representa el mayor peligro para ella.

Que yo haya leído, sólo El País se hizo eco de este estudio que el mismo autor, Iván Villarrubia, reconoce como insuficiente. Merecería la pena tener uno en condiciones que contase con datos fiables de toda la Comunidad para darnos un trompazo con la realidad: lo que sucede cada día en la puerta de muchos colegios en un espectáculo que define nuestra civilización, protagonizado por miles de padres conduciendo con prisa y aparcando de cualquier manera y poniendo así en peligro la vida de sus propios hijos y de sus compañeros y rompiendo de paso cualquier autoridad que pudieran tener con ellos a base de saltarse diariamente las normas de circulación.

Nada que no pase en todas partes todo el tiempo.

Vuelvo al barrio, vuelvo al parque de Conde Duque, vuelvo a mi casa. Aquí, ya están poniendo las vallas que han pedido Vox y muchos y diversos vecinos cuyas razones transmitía en este mismo medio Diego Casado: el botellón, claro, y la suciedad, el vandalismo y los ruidos. De todo ello hay, no se puede negar, pero al menos uno de estos problemas va a seguir existiendo por más que los cercados consigan eliminar el botellón y no sólo moverlo de sitio.

MAdB es un mapa para visualizar de forma interactiva el ruido que afecta a cada edificio, fachada y planta de Madrid y los riesgos para la salud que conlleva. La herramienta, creada hace más de un año por Abel Vázquez, cruza datos obtenidos por los medidores de contaminación acústica, el Mapa Estratégico del Ruido y el catastro con las recomendaciones de la OMS y los estudios realizados por Unidad de referencia en Cambio Climático, Salud y Medio Ambiente del Instituto de Salud Carlos III. Según ella, en mi edificio y en toda la zona los vecinos estamos día y noche expuestos a severos niveles de contaminación acústica y, por tanto, a problemas graves de salud. No estamos solos. Basta con echar un ojo rápido a la aplicación para comprobar que casi todos los madrileños viven igual de mal o peor. 

La exposición constante al ruido enferma y mata porque nuestro cuerpo la entiende como una amenaza y pone en marcha mecanismos de alerta y estrés que, al no ser realmente necesarios, acaban debilitando nuestro sistema inmunológico. Julio Díaz y Cristina Gil, dos investigadores del Instituto de Salud Carlos III de los que parte mucha información que sirve a MAdB, llevan años haciendo estudios sobre el tema. Uno de los últimos, por cierto, vincula el ruido con el aumento de infecciones y la gravedad de ingresos por Covid-19. Ellos, que son referentes internacionales en materia de contaminación y sus efectos sobre la salud, me confirman que el tráfico es responsable de alrededor del 70% del ruido permanente en Madrid.

Como anticipaba desde el título, aquí el elefante no está en la habitación. En Madrid el elefante circula en coche dejando un rastro de contaminación atmosférica, acústica y del espacio público mientras la ciudad, que sufre las consecuencias, le cede gustosamente el paso.

Sobre este blog

Stories Matritenses es un blog del grupo de periódicos hiperlocales Somos Madrid escrito por Pedro Bravo.

Pedro Bravo escribe ensayo y ficción. Su último libro es Cabo Norte (Menguantes, 2020). Además, ha publicado Exceso de equipaje (Debate, 2018), Biciosos (Debate, 2014) y La opción B (Temas de Hoy, 2012)Es socio de Soulandia, una empresa que aplica la narrativa a estrategias de comunicación, y del coworking malasañero Espíritu23. Habita en la linde occidental del barrio.

www.pedrobravo.es

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats