El colegio de lujo autorizado por Ayuso en Chamberí abre matrículas para el próximo curso pese a carecer de licencia de obras

Recreación del nuevo aspecto del patio y la fachada traseras del Homeopático una vez convertido en una escuela de alto standing, con los troncos de la plaza Cristino Martos adornando la zona de juegos.

Las obras en el Instituto Homeopático de Chamberí, que tienen como objetivo reconvertirlo en una escuela privada estadounidense con matrículas que alcanzan los 66.000€ al año, se van a retrasar más de lo esperado. El Ayuntamiento de Madrid rechazó la concesión de la licencia a la empresa promotora argumentando que la enjundia de los trabajos en un edificio declarado Bien de Interés Cultural (BIC) precisa de un Plan Especial de protección.

Ayuso subvenciona a ocho órdenes religiosas, particulares y empresas para que conserven edificios protegidos privados

Ayuso subvenciona a ocho órdenes religiosas, particulares y empresas para que conserven edificios protegidos privados

La gestión, mucho más larga y compleja que una licencia normal de obras, “se está tramitando”, informan desde el Área de Desarrollo Urbano del consistorio madrileño a Somos Madrid, sin especificar estado o plazos. Pero aún no ha llegado al periodo de información pública, lo que supone que el proyecto educativo de alto nivel tardará todavía meses en poder iniciar las obras de reforma en esta construcción emblemática de Chamberí.

Pese a que los plazos para la reforma serán largos, la web de Brewster Elementary School está recogiendo hasta el 1 de febrero admisiones para el curso 2023-2024. Fuentes del centro escolar confirman a Somos Madrid que mantienen la idea original de iniciar las clases en septiembre, con todas las estancias acondicionadas y a pleno rendimiento: “Tenemos confianza en que estará listo al 100%”, aseguran pese a no contar a fecha de hoy con ningún permiso de obras para intervenir en el BIC.

Este periódico ha tenido acceso a la memoria del primer proyecto de rehabilitación que fue presentado el pasado verano al Ayuntamiento de Madrid para reformar el Homeopático y el Palacete del Marqués de los Salados, en los números 3 y 5 de la calle Eloy Gonzalo. El documento, que plantea importantes actuaciones en el inmueble y en el conjunto del terreno, fue encargado por la empresa EG 3 & 5 SL a los arquitectos Jesús Manzanares y Antonio Ruiz Barbarín.

Nuevos huecos y menos jardín

El plan, que fue rechazado por el área de Desarrollo Urbano y de momento no tiene licencia para llevarse a cabo, presupuesta una inversión de 1,2 millones de euros. Habla de “adecuación de la estructura original a las nuevas necesidades en la totalidad del edificio”, incluyendo la “posible apertura de huecos en los muros de carga de hasta 150 centímetros”. Entre ellos estaría “un tabique con zócalo original alicatado”, que se abriría para conectar dos aulas.

En cuanto a las intervenciones en el espacio libre de la parcela (donde hay un jardín protegido), el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOUM) establece que el 50% de la superficie deberá destinarse a zonas ajardinadas. En este caso corresponde a 1940,75 metros cuadrados. El proyecto se agarra a esa exigencia para que los actuales 2.760 metros cuadrados de zonas ajardinadas se queden en unos 2.300. Una reducción cercana al 16% en el distrito con menos zonas verdes de Madrid.

Los promotores de la obra remarcan que esta cifra “supera con creces los mínimos exigidos”, así que se plantea “pavimentar una zona del espacio libre, en conexión con la rampa de acceso rodado desde la calle Cardenal Cisneros, para permitir el acceso a microbuses o minibuses, para bajada y subida de alumnos, así como alguna plaza de aparcamiento en superficie”.

El proyecto expone ya la estructuración de la escuela, una vez la Dirección General de Patrimonio Cultural, previo dictamen de la Comisión Local de Patrimonio Histórico, ha autorizado el cambio de uso privado-sanitario a educativo. El Palacete del Marqués de los Salados sería sede las zonas de Educación Infantil y Primaria. La planta semisótano del propio Instituto Homeopático albergaría aulas taller, laboratorios y la cantina, mientras que el área de Educación Secundaría/Bachillerato se concentraría desde la planta baja hasta la segunda. En total, el Palacete y el antiguo Hospitalillo contendrían 23 aulas diferenciadas, además de otras compartidas para usos múltiples.

La distribución propuesta se completa con las áreas de administración, servicio y profesorado, que se repartirían entre ambos edificios. Por último, el mencionado pavimentado de una proporción del espacio libre, en el acceso por la calle Cisneros, se dedicaría en parte a un pequeño aparcamiento de cinco plazas reservadas.

Las implicaciones burocráticas de un Plan Especial

Pero este proyecto podría sufrir importantes cambios ante la negativa a la concesión de la licencia urbanística el pasado mes de julio. Según el técnico municipal encargado de la resolución, la rehabilitación precisa de un Plan Especial de protección. Esto la aboca a un proceso burocrático que pone en tela de juicio que Brewster pueda comenzar a impartir clases con el inicio del próximo curso, pese a que las matriculaciones ya están abiertas.

De acuerdo al Protocolo de Patrimonio del Ayuntamiento de Madrid, las actuaciones sobre bienes protegidos que requieren de este Plan Especial deben aportar en primer lugar una verificación documental y técnica exhaustiva. Las Entidades Colaboradoras de Licencias Urbanísticas (ECLU) comprobarán la legalidad urbanística y la adecuación al régimen de protección establecido. Demostrada la viabilidad urbanística de la propuesta y la suficiencia documental del proyecto, la ECLU emitirá el correspondiente Certificado de Conformidad.

Las actuaciones que en él se autorizan quedarán sujetas a las prescripciones o medidas correctoras que acuerde la Comisión Local de Patrimonio en el informe que ha de emitir con carácter previo a la concesión de la licencia. Cuando la Agencia de gestión de licencias urbanísticas de actividades recibe la documentación completa, acompañada del Certificado de Conformidad emitido por la ECLU, remitirá de nuevo el expediente a la Comisión Local.

Este órgano emitirá el correspondiente informe con el carácter de propuesta de resolución que podrá ser favorable, favorable con prescripciones o denegatorio. La Comisión Institucional para la Protección del Patrimonio Histórico, Artístico y Natural debe emitir también un informe preceptivo, aunque el vinculante será el de la Comisión Local.

Nueva ayuda de la Comunidad a un edificio ya en manos privadas

Quien ya ha consumado su objetivo en esta historia es la actual Marquesa de Núñez, María José Fernández Rodríguez, que ha vendido el inmueble. La empresa EG 3 & 5 SL (el nombre hace referencia a la propia dirección del Hospitalillo y el Palacete) es la nueva dueña de una propiedad en la que sigue inyectándose dinero público. A los más de 3 millones de euros invertidos por la Comunidad de Madrid, la mayoría de ellos entre 2006 y 2009 (cuando José Luis Martínez-Almeida era Director de Patrimonio en el Ejecutivo autonómico), hay que sumar ahora otros 13.068€, como ha adelantado El Periódico de España. Es, además, la primera cuantía que recibe este edificio de titularidad privada con Isabel Díaz Ayuso como presidenta regional.

Precisamente un nuevo programa de ayudas impulsado por su Gobierno ha facilitado la partida. La Comunidad de Madrid ha otorgado por primera vez subvenciones a particulares, empresa, asociaciones y entidades privadas para la conservación de edificios catalogados como Bien de Interés Cultural o Bien de Interés Patrimonial. Las subvenciones se convocaron en verano por la Dirección General de Patrimonio Cultural, pero los ocho beneficiarios conocieron el importe de las subvenciones hace menos de un mes. Un total de 300.000 euros entre los que se incluyen los 13.068€ percibidos por EG 3 & 5.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats