La portada de mañana
Acceder
Exclusiva - Amazon utilizó a un hombre de Villarejo para espiar a sindicalistas
Buscar la vacuna sin cobrar por ello: "Lo fácil sería dejarlo todo"
Opinión - Cuatro estúpidos y la ilustrada de Ayuso, por Esther Palomera

Un bar de Malasaña echa un pulso al distrito al colocar una terraza sobre plazas de aparcamiento para residentes

Terraza del Pic & Nic en San Andrés colocada sobre dos plazas de aparcamiento para residentes | SOMOS MALASAÑA

Desde que el pasado miércoles el bar-restaurante Pic & Nic, en el 31 de la calle de San Andrés, instalara una terraza sobre las dos plazas de aparcamiento para residentes que hay delante del local, su gerente no ha dejado de recibir consultas del resto de hosteleros de la zona para saber cómo ha podido obtener permiso para hacer lo que muchos de ellos llevan meses persiguiendo: colocar, de forma temporal, un velador en Centro que les permita tratar de salvar sus negocios en esta época de Covid-19.

La Junta Municipal del distrito ha ido denegando por sistema las solicitudes que le han llegado para colocar mesas y sillas en franjas de aparcamiento y nada hace pensar que aquellas que aún no han recibido contestación vayan a correr distinta suerte. Por ese motivo, la aparición de la citada terraza en Malasaña ha despertado tanto interés en el sector.

Para no conceder permisos, el distrito se apoya en el criterio del área de Movilidad del ayuntamiento de no permitir que se ocupen con terrazas zonas de aparcamiento para residentes si no es posible convertir en verdes, en el mismo barrio, otras de rotación. Que se dé ese supuesto es un imposible en áreas como Malasaña, donde ya no existen plazas azules de estacionamiento regulado, por lo que algo de lo que se pueden beneficiar hosteleros de otros puntos de Madrid queda vetado a los de Centro.

Como era de prever, la administración no ha hecho una excepción con el Pic & Nic y, según han confirmado a Somos Malasaña desde la Junta Municipal de Centro, el bar no tiene permiso del distrito para instalar terraza alguna, algo que, sin embargo, podría no ser suficiente para evitar que este negocio pueda mantener el velador que ya ha montado o, al menos, es lo que creen sus responsables.

Desde este bar indican que presentaron al ayuntamiento su proyecto de terraza hace más de 60 días y que al no recibir respuesta dentro del plazo legal estipulado para ello procedieron a enviar un suplicatorio al concejal de Centro, José Fernández. Tras eso, y tras "más de 15 citas presenciales en distintos departamentos" municipales para tratar de obtener una respuesta positiva a su petición, consideraron, con el asesoramiento legal correspondiente, que ya podían instalar su velador, echando un claro pulso al distrito, que advierte que "el silencio administrativo en la vía pública siempre es negativo".

Según el gerente del Pic & Nic, el bar estudia ahora, incluso, interponer una denuncia contra el Ayuntamiento "por demorar todo el proceso y permitir que durante todo el tiempo en el que hosteleros de otros distritos de la ciudad han estado explotando las terrazas que la normativa especial anti Covid les ha permitido colocar ellos, al igual que el resto de establecimientos de restauración del distrito, han estado trabajando en desigualdad de condiciones, con el consiguiente perjuicio económico que aseguran les genera esta situación".

Hasta el momento, en todo el distrito sólo se había instalado una terraza en una zona verde de aparcamiento para residentes y lo había hecho de forma ilegal. El dueño del restaurante El Perol presentó el proyecto para colocarla y sin esperar a contestación municipal alguna montó su velador sobre un par de plazas de aparcamiento. Esto sucedía a finales del pasado julio en Travesía de las Beatas, donde a día de hoy aún opera.

El Pic & Nic y El Perol son dos insumisos entre un mar de cientos de restauradores que no ven tan claro dar el paso que ambos se han decidido a dar. Cada día que pasa con sus terrazas instaladas corre a favor de sus negocios y puede servir de acicate para que otros, más respetuosos con la normativa o más timoratos, opten por unírseles. No hay bar o restaurante en la zona que, de poder, renunciara a colocar sillas y mesas allá donde le dejen.

Juan Manuel

Lo que faltaba ahora que pongan terracitas en las escasas plazas de aparcamiento de Malasaña, pues nada eso relatará finalmente a la gente que viene a Malasaña de fuera de Madrid capital como yo, que es mucha. Bravo, por intentar tener más clientes al final cerraréis

Chus

Pues sí alguien quiere que se de una vuelta por Arganzuela y verá que, lo de ocupar plazas de residentes con las terrazas de bares y restaurantes, está a la orden del día

Paco Guijo Alonso

Bravo por esos dos valientes, todo cambio necesita de gente valiente, los cobardes no queremos que nada cambie, es por eso que los políticos nunca se mojan, un abrazo

Ander

Entiendo a los hosteleros y la crisis que les ha tocado vivir, no tan diferente a la de otros sectores. Pero eso de reivindicar cosas jodiendo a otros no está nada bien. Yo soy residente de Malasaña desde hace más de 15 años y tengo un coche. Me he tenido que ir amoldando a todas las dificultades para aparcar donde vivo. Pago mi tasa anual de residente y tengo una zona limitada para aparcar, si encima ponen terrazas ilegales al final a quien fastidian es a gente como yo, que llego de trabajar a las mil y me tiro más de una hora para aparcar. Si todos hacemos lo que nos da la gana así nos va.

La administración ha negado esas peticiones porque en este barrio no es posible. Es lo que tiene Malasaña. El que vive cerca del Matadero, por ejemplo, no paga zona de residente y yo sí, y no por eso aparco donde me sale de las narices sin pagar las multas. Hay que pensar en los demás, no jodes a la administración con esa actitud, jodes a otro que también puede que esté en tu misma situación o peor.

FakeNews

Claro que sí, otra cosa que pueden hacer para no quebrar es no pagar impuestos, o ir al mercado y llevarte el género que te de la gana sin pagar.

Está camuflado como lucha contra el gobierno, que casi puede parecer atractivo en estos días, pero la verdad es que es un empresario que ha hecho lo que da la real gana y encima perturbando la convivencia de los vecinos... Todo muy español.

Pepe

Si no tienes aparcamiento es lo q hay, pensadlo antes de comprar una vivienda

José

Porque no pones tu el bar a las afueras ahí te puedes hinchar a poner mesas es lo que hay

Gonzalo

Pero es que sí que tiene aparcamiento, para eso están las plazas de residentes, no para que las ocupe cualquier jeta porque les viene en gana. No intentes defender lo indefendible.

No sé a qué esperan desde el Ayuntamiento para retirar esas terrazas y multar como corresponda a los responsables.

Pilar

Yo que vivo en Barakaldo desde el ayuntamiento se han dado permisos para ampliar la terraza en plazas de aparcamiento de la calle. Dado que hay bastantes restricciones para los hosteleros no me parece mal que se haga. Otra cosa es que entiendo que como siempre no será gratis.

Ander

Puedo aparcar en mi zona porque pago mi impuesto de residente, lo que no puedes aparcar es una terraza en una plaza para coches.

Vivo en Malasaña desde hace más de 15 años y no existían las zonas verdes ni azul de aparcamiento. Las pusieron y me amoldo a lo que hay, cosa que además celebro.

Ander

Ha pedido permiso y no se lo han dado aún. Tendrá que esperar o reinventarse.

En otras zonas de Madrid sí las han dado. Si no se lo han permitido habrá unos motivos o no, pero esa no es la solución porque a la administración se la duda, le multarán y recaudarán, pero mientras a quien se perjudica es a los vecinos.

Justino

Imagino que tambien aplaudiras si cualquier dia aparece otro "valiente" que les destroza el chiringuito para poder aparcar con su coche en una plaza por que, al contrario que el hostelero, si ha pagado ¿verdad?

Pedro Sancho

Hosteleros de la JONS. Carapolla, jefe nacional.
Etiquetas
Publicado el
8 de septiembre de 2020 - 10:00 h

Descubre nuestras apps

stats