Aumenta la presión para que dimita el concejal de Sanidad de Murcia que se vacunó y administró la vacuna en "una acción de voluntariado"

El concejal de Sanidad del Ayuntamiento de Murcia, Felipe Coello, administrando una vacuna

A sus 65 años, al chicharrero Felipe Coello le ha dado tiempo de dejar una reconocida huella en el panorama deportivo español como entrenador de baloncesto durante más de tres décadas, de licenciarse como médico en 2006 por la Universidad de Murcia y de hacer carrera política municipal como concejal de Deporte y Salud en el Ayuntamiento de Murcia. La polémica de las listas VIP de vacunados contra la COVID en la Región de Murcia le ha alcanzado de pleno, por vacunarse y -en su caso- también por vacunar, por lo que le han llovido desde la oposición peticiones de dimisión de PSOE, Podemos y Vox, que han puesto en duda que las vacunaciones practicadas por Coello se ajusten al protocolo.

Tampoco han guardado silencio desde Ciudadanos, socio de gobierno municipal, que registró el pasado lunes una moción de urgencia en el Ayuntamiento para reclamar el cese de los cargos públicos que se hayan saltado o se salten en el futuro el protocolo de vacunación. Mario Gómez, portavoz de la formación naranja, ha considerado “inadmisible" la falta de transparencia y ausencia de control "como ha ocurrido en el Ayuntamiento de Murcia con el concejal de Salud, Felipe Coello, que sigue eludiendo su responsabilidad por haberse vacunado, amparándose en una acción de voluntariado que, hasta la fecha, no está justificada convenientemente". Felipe Coello se vacunó el pasado jueves "ante la insistencia del responsable del servicio municipal; me dijo que si quería seguir vacunando, me la tenía que poner".

Ante la polémica, el Ayuntamiento de Murcia, a través de la Concejalía de Agenda Urbana y Gobierno Abierto, se comprometió el pasado lunes a publicar en el Portal de Transparencia los datos de vacunación de los concejales y personal de confianza.

Sin pelos en la lengua y defendiendo a viento y marea su actuación, el exbaloncestista asegura a este periódico que lo volvería a hacer "si fuera necesario", aunque reconoce que de momento no volverá a ponerse la bata de médico y a coger la jeringuilla "hasta que se aclare el tema", tal y como ha reclamado Ciudadanos, su socio de gobierno municipal. "No quiero que haya roces y menos con el otro grupo político que está con nosotros en el ejecutivo de Murcia".

El último día que Coello se arremangó para "ayudar" a sus compañeros del servicio municipal de vacunación fue este pasado sábado 23 de enero, "lo hice anteriormente el 16 y el 19". Por sus manos han pasado más de 200 personas, tanto en los puntos habilitados por su Ayuntamiento en Plaza Preciosa y el jardín de la Pólvora, como en el centro de atención a personas en situación de vulnerabilidad social de Jesús Abandonado. "Me habría gustado ver allí vacunando a los que me critican". Se justifica por "la avalancha" de personas que acudieron a que se les suministrasen las dosis. "Consulté con el alcalde y no puso ningún inconveniente" y niega que tuvieran que pedir permiso al Servicio Murciano de Salud (SMS). "Tenemos un equipo propio de vacunación", formado por siete enfermeros, "un médico que soy yo", dos administrativos para el proceso de datos y dos ordenanzas para la gestión de las colas. El equipo lo coordina José Luis Olivares García, "que es jefe de vacunas del Ayuntamiento, con más de 40 años de experiencia, y fue el que me dio el pequeño curso de formación y reciclaje para poder vacunar".

Desde la Consejería de Salud especifican que los equipos vacunadores están formados por profesionales de enfermería y médicos de los centros de salud de las nueve áreas de salud de la Región de Murcia, junto con enfermería de los servicios centrales del SMS y de Salud Pública. "Los profesionales de enfermería de Atención Primaria son los responsables de llevar a cabo todas las campañas de vacunación en la Región y junto a ellos, participan en la vacunación los equipos COVID de la Gerencia del 061", añaden las mismas fuentes.

También "cualquier profesional sanitario, tanto médicos como enfermeros jubilados, podrá incorporarse a las labores de vacunación. Si es necesario ampliar a otras ramas sanitarias se ampliará para conseguir vacunar en tiempo y forma a la mayor cantidad de personas y para no distraer recursos del sistema sanitario".

Desde la plataforma Marea Blanca de la Región de Murcia se han mostrado muy críticos con el hecho de que el concejal de Sanidad se haya incorporado a la campaña de vacunación. "No hay regulación alguna que permita que se vacune de COVID-19 por un médico sin experiencia alguna, que no ha trabajado ni trabaja como sanitario", manifestaron en un tuit.

"No existe un protocolo tan específico para el caso de un médico que no ha ejercido, aunque sí para los facultativos jubilados", explica Juan Crevillen, responsable del sindicato de Enfermería de UGT en la Región. "Lo que sí es cierto es que éste es un trabajo que realizan las enfermeras, formadas, además, específicamente para poner esta vacuna", añade. Javier Lanza, secretario general de la Federación de Sanidad de CCOO, presupone que "Salud Pública ha tenido que darle permiso porque si no no se entiendo que se ponga a vacunar alegremente", al tiempo que advierte de la complejidad del proceso. Coello, quien ha reconocido que solo ha ejercio la medicina con familiares y amigos, ha apelado al juramento hipocrático para vacunar contra el coronavirus.

"Ni está, ni ha estado en primera línea"

El grupo municipal socialista ha asegurado a través de su concejal, Esther Nevado, que llegará a los juzgados si hace falta para aclarar este asunto. Nevado, quien ha acusado a Coello de “jugar a los médicos”, ha informado de que exigirán una comisión de investigación. “Coello puede escudarse como gato panza arriba con las excusas que quiera, pero se ha vacunado saltándose el protocolo”, ha insistido la socialista, para quien es irrelevante “el día que lo hiciera o que tenga la carrera de Medicina, es un concejal liberado a tiempo completo” y “ni está, ni ha estado en primera fila de ningún hospital o centro sanitario, ni le corresponde la vacuna, y aún tendrían que pasar muchos meses para ponérsela porque antes están todos los sanitarios que llevan diez meses al pie del cañón".

Por su parte, el portavoz de Podemos en el Ayuntamiento, Ginés Ruiz Maciá, ha añadido que “no puede existir una doble vara de medir”, y ha reiterado que todo aquel cargo público que se haya vacunado saltándose el protocolo “debe renunciar a su cargo, sea del partido que sea”. Una petición a la que se han sumado desde el grupo municipal de Vox.

Para justificar sus actos, Coello explica a elDiario.es de la Región de Murcia que "los médicos no estamos o dejamos de estar en activo; para estar en activo solo hace falta estar colegiado y yo estoy colegiado con mi seguro de responsabilidad civil en vigor desde el 2006; además de que soy el responsable del servicio de salud municipal" y ha querido aclarar -sobre las peticiones de dimisión- que "a mí no me tiene que cesar el alcalde, ni la oposición, soy un cargo electo". Otra cosa, dice, "es que me quiten de concejal de Salud, pero soy un concejal electo, el número siete de mi lista, y la decisión de irme depende de mí y de nadie más; para aclarar las cosas, ni pertenezco al PP, y tengo la conciencia muy tranquila de cómo son las cosas".

Preguntado por los rumores que han relacionado al alcalde popular de Murcia, José Ballesta, con la lista de vacunados VIP, Coello lo niega tajantemente: "Es mentira, mil por cien". Y también sale en defensa del hasta ahora consejero de Salud de Murcia, Manuel Villegas: "Un profesional impecable; en las guerras lo primeros que se vacunan son los que mandan y más si son médicos; en lo único que han podido fallar es no haberlo comunicado de manera adecuada".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats