eldiario.es

Menú

La nueva plaza Ciudad de Brujas incluirá una rotonda para buses y mantendrá el doble sentido de la avenida del Oeste

El Ayuntamiento ha incluido varios requisitos en la futura reurbanizción, entre ellos, la eliminación del acceso al sótano del Mercado Central por la plaza del Mercado.

La Conselleria de Obras Públicas ha recibido 19 proyectos de reurbanización, de las que se seleccionarán cinco el próximo día 13 de noviembre.

- PUBLICIDAD -
Vista de la plaza de Ciudad de Brujas

Vista de la plaza de Ciudad de Brujas

La futura plaza Ciudad de Brujas será menos peatonal de lo que cabía esperar tras las obras de reurbanización que se acometerán.

Las necesidades de conexión mediante transporte público del Mercado Central obligarán a crear una pequeña rotonda en la que los buses de la EMT que entren por la avenida del Oeste puedan hacer un cambio sentido para volver a salir por esta misma vía.

Este es uno de los requisitos que ha incluido la delegación de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de València en el pliego de condiciones en el que se deben de basar los diferentes proyectos que concurran al concurso de ideas convocado por la Conselleria de Obras Públicas para reurbanizar todo el entorno del Mercado Central, la Lonja y la iglesia de los Santos Juanes.

Según estos criterios, se debe crear un espacio para que los buses de dos líneas de la EMT puedan hacer un giro de 180 grados a partir de la calle Juan de Vilarrasa, lo más lejos posible de la plaza Ciudad de Brujas, para garantizar el mayor espacio peatonal posible, algo que en la actualidad ya sucede.

Croquis incluido en el pliego de condiciones que establece el giro de los buses de la EMT.

Croquis incluido en el pliego de condiciones que establece el giro de los buses de la EMT.

Además, una tercera línea cruzará la plaza y tendrá una parada junto al Mercado Central, pero en lugar de girar, seguirá por la calle Boatella.

Todas estas previsiones de movilidad confirman definitivamente que la avenida Barón de Cárcer mantendrá de forma indefinida el doble sentido de circulación, algo que el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, siempre había dejado en el aire.

Pero estos no son los únicos requisitos que los arquitectos y urbanistas deberán tener en cuenta. Además, desde Movilidad advierten que los proyectos deberán contemplar la peatonalización de la plaza del Mercado, donde solo podrán acceder vecinos, propietarios de plazas de garaje, bicicletas, taxis, vehículos de emergencias y de carga a descarga a unas horas específicas. El resto del tráfico se desviará por la calle Calabazas.

Esto hará que se elimine el acceso al sótano del Mercado Central por esta plaza y por la calle Vieja de la Paja, puesto que el aparcamiento de la plaza Ciudad de Brujas, estará conectado al mencionado sótano, por lo que se deberá acceder por la rampa de entrada a este parking, que estará ubicada en la calle Editor Manuel Aguilar.

El pliego establece también que se debe mantener una parada de taxis en los aledaños de la plaza Ciudad de Brujas y un espacio para carga y descarga para los vehículos que excedan las dimensiones para acceder a la primera planta del aparcamiento, que se destinará a logística.

19 proyectos pugnarán por ejecutar las obras

El concurso de ideas impulsado por la Conselleria de Obras Públicas para la reurbanización de este monumental entorno ha finalizado la fase de presentación de pryectos.

Así, fuentes del departamento que dirige la consellera María José Salvador han informado que se han presentado un total de 19 proyectos, a los que se podría sumar alguno más que llegue por correo o por registro de entrada.

Sin duda, el reto de resolver  el histórico problema de conexión de la avenida del Oeste con el centro histórico, así como con la avenida María Cristina y la plaza del Mercado, ha despertado el interés de un gran número de despachos de arquitectos y urbanistas, a tenor de la cifra de proyectos presentados.

Ahora, entre todos ellos, un jurado de expertos integrado por representantes de la Conselleria de Obras Públicas, el Ayuntamiento de València y el Colegio de Arquitectos, entre otras instituciones, elegirán cinco propuestas que pasarán a una segunda fase.

Estos cinco bocetos se expondrán al público y se someterán a un proceso participativo en el que los ciudadanos podrán aportar ideas o sugerencias, que los diferentes equipos deberán incorporar en su propuesta en el plazo de un mes.

Posteriormente, el jurado elegirá el equipo ganador, que a partir de su propuesta, deberá redactar el proyecto definitivo de urbanización. Para ello, contará con un presupuesto de 297.000 euros, sufragados por la Conselleria.

El ámbito de actuación del proyecto consta de una superficie de 20.527 metros cuadrados y comprende las plazas del Mercado, Ciudad de Brujas, las calles Calabazas y Boatella y la avenida María Cristina. Para ejecutar las obras se ha estimado un presupuesto de 4,5 millones de euros que deberá costear el Ayuntamiento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha