eldiario.es

Menú

La Diputación de Alicante barre para casa: los municipios gobernados por el PP se llevan la mayoría de las ayudas a dedo

Calp, cuyo alcalde es César Sánchez, vuelve a llevarse la mayor inversión, con 1,8 millones para las rotondas de la N-332 y otros 240.000 euros para el polideportivo

Compromís denuncia que entre los municipios de vicepresidentes y diputados del PP se reparten 2,5 millones, la mayor parte de las subvenciones nominativas, que se otorgan de forma discrecional

- PUBLICIDAD -
El presidente de la diputación de Alicante, el popular César Sánchez, da explicaciones a los portavoces en el pleno de la institución

El presidente de la diputación de Alicante, el popular César Sánchez, da explicaciones a los portavoces en el pleno de la institución

La Diputación de Alicante ya ha repartido las llamadas subvenciones nominativas de 2017, aquellas que se otorgan de manera discrecional. A dedo, para entendernos. Y ha provocado un nuevo terremoto institucional, dado que desde las filas de la oposición se acusa al Partido Popular de haberse repartido la mayor parte del pastel entre los municipios que gobierna. Y quien se lleva la mayor porción es Calp, cuyo alcalde no es otro que el presidente de la diputación, César Sánchez.

Con este asunto retorna a su vez, de soslayo, el caso Rotondas de Calp, la polémica por la inversión de 2,5 millones aprobada por la Diputación de Alicante -que finalmente se ha quedado en 1,7 al ofertar una baja de medio millón el contratista- para construir dos rotondas en el acceso al municipio por la N-332. Los valencianistas rescatan la controversia que se suscitó cuando desvelaron que el proyecto se ejecuta en parte sobre terrenos expropiados unos meses antes por el Ayuntamiento de Calp a la suegra del propio César Sánchez.

Y lo hacen ahora a raíz de que en el pleno de la diputación el PP rechazara secundar al Fondo Autonómico de Cooperación Municipal e igualar los 13,7 millones de inversión que contempla para los municipios de la provincia. Ese fondo supone invertir según criterios objetivos; en concreto, en función de la población de cada localidad, aunque con un coeficiente multiplicador que prima a las más pequeñas. Por ello, Compromís lamenta que el PP se niegue a ponerlo en marcha en la diputación y, en cambio, opte por seguir otorgando subvenciones a dedo que, además, acaban favoreciendo a los municipios gobernados por los populares.

Y es que en los presupuestos de la Diputación de Alicante para 2017 las subvenciones nominativas (las concedidas a dedo) vuelven a primar a las administraciones del Partido Popular. Y entre ellas destaca un caso, el del municipio donde el propio César Sánchez es alcalde: Calp. La ciudad del Penyal se lleva 1,7 millones de euros. En concreto, 1.387.250 euros del presupuesto de 2017 y otros 400.000 que proceden del de 2016. Además, el consistorio calpino recibe 240.000 euros más para pagar una obra en el polideportivo.

Pero no queda ahí la cosa. Su asesor en la diputación, Juan BaustistaRoselló, saca también tajada para el municipio de Benissa, donde es alcalde. De hecho, el proyecto de las rotondas busca mejorar los accesos de la N-332 también en este municipio, y no sólo en Calp.

Compromís calcula en 2,5 millones la cantidad repartida en subvenciones a dedo que “esencialmente viajan a los pueblos del presidente y vicepresidente de la Diputación”. Con ello, en lugar de optar por aplicar un Plan de Cooperación Municipal que duplique en Alicante las cantidades previstas por el Consell (algo que sí han hecho las diputaciones de Valencia y Castellón, esta última también gestionada por el PP), el gobierno provincial opta por “crear un plan de cooperación personal para los pueblos de sus diputados”, señala el portavoz adjunto de la coalición en la diputación, José Manuel Penalva.

No sólo los municipios de César Sánchez y Juan Bautista Roselló se ven beneficiados con las ayudas nominativas. También los de otros vicepresidentes y diputados del PP, fuera ya de la Marina Alta: Busot, Redován, Planes o La Nucia.

No obstante, no solo hay ayuntamientos gobernados por el PP en el listado de los que se ven beneficiados por este tipo de subvenciones a dedo. De hecho, la de mayor cuantía sin contar la obra de las rotondas -eso sí, a mucha distancia-, va a parar a Xàbia, gobernada por el portavoz del Grupo Socialista en la Diputación, José Chulvi. Son 300.000 euros que se destinan a la restauración paisajística de la zona arrasada por el incendio de la Granadella el pasado mes de septiembre. En el listado figura también Xaló, donde es concejal el portavoz de Compromís, Gerard Fullana, con 204.000 euros para obras hídricas.

El 17% de las subvenciones a municipios se otorga mediante la fórmula de la ayuda nominativa o a dedo, según los presupuestos de la Diputación para el próximo año.

Posibles movilizaciones en ciernes

El asunto podría acabar provocando incluso movilizaciones y acciones de protesta en breve por parte de los partidos de la oposición. Penalva señala que la semana que viene Compromís se reunirá con otras formaciones políticas para tratar esa posibilidad ante este “escándalo de las subvenciones a dedo y el veto a la entrada de los pueblos de Alicante en el Plan de Cooperación Municipal”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha