eldiario.es

Los colegios hechos por Ciegsa son un 36% más caros que los de la Generalitat

Los auditores de la Generalitat denuncian descontrol, falta de supervisión, sobrecostes y adjudicaciones irregulares en la empresa pública dedicada a construir escuelas

- PUBLICIDAD -
Francisco Camps, entre varios niños, en la inauguración de un colegio construido por Ciegsa en 2009 en La Pobla de Vallbona.

Alejandro Font de Mora, exconseller de Educación y Francisco Camps, expresidente de la Generalitat, entre varios niños, en la inauguración de un colegio construido por Ciegsa en 2009 en La Pobla de Vallbona. CIEGSA

Las obras realizadas por la empresa pública creada por el PP para construir colegios son un 36% más caras que las ejecutadas directamente por la Generalitat. Esta es una de las conclusiones del informe provisional de los auditores de la administración valenciana sobre Ciegsa, que detalla numerosas anomalías en una empresa que ha costado 2.800 millones al contribuyente entre 2001 y 2014.

El PSPV-PSOE ha denunciado sobrecostes de más del 60% en Ciegsa, supuestas irregularidades que el conseller de Educación, Vicent Marzà, de Compromís, denunciará ante la Fiscalía. Estas son las principales conclusiones del informe de la Intervención General de la Generalitat.

Ineficiente. Ciegsa, creada, sobre el papel, para agilizar y ahorrar en la construcción de colegios, ha resultado un fiasco. Los técnicos de la Conselleria de Infraestructuras (ahora, Territorio y Vivienda) aseguran que el coste por metro cuadrado es siempre más caro si se comparan los resultados de las escuelas construidas por Ciegsa con las hechas directamente por la Conselleria de Educación: un 36% tras liquidación de contrato, un 23% tras la adjudicación y un 16% por licitación. 

Más allá de los números, el informe de los arquitectos es claro: "Los encargos realizados a Ciegsa no garantizan, o, en ocasiones, disminuyen la eficiencia y la economía que la administración debe buscar en todas sus actuaciones”.

Descontrol. “La Conselleria no comprueba la documentación soporte que sirve de base a Ciegsa para facturar por lo que no realiza ningún control sobre el coste real del encargo”.

Sin supervisión. "Se asume la deuda de facturas correspondientes a obras sobre las que no ha habido una comprobación material sobre la correcta ejecución del encargo". "Los distintos encargos efectuados por la conselleria han adolecido de una falta de control manifiesta y un vaciamiento de competencias”......... “La conselleria limita sus funciones a determinar el programa de necesidades y a la ficha técnica del centro, así como acudir a la visita previa a la recepción (y no en todos los casos) y al posterior acto de recepción y puesta a disposicion de los centros a la Conselleria una vez finalizados".

Asuncion de tareas impropias. Ciegsa ha gestionado 250 millones en equipamiento escolar a pesar de la que la “conselleria dispone de personal asignado” para la tarea, tal como se hace ahora.

Barracones eternos...sin justificación. Ciegsa ha gastado 92 millones en barracones (“aulas prefabricadas”, en la jerga de los técnicos) mediante encargos hechos, en muchas ocasiones, mediante un “procedimiento negociado sin publicidad por imperiosa urgencia sin que éste se haya justificado”. El informe es contundente: “No existen motivos de razonabilidad para entender que se están poniendo los medios necesarios para que los alumnos permanezcan en instalaciones provisionales el tiempo mínimo estricamente necesario”.

Adjudicaciones bajo sospecha: Se "licitan colegios aprobados en lotes, restringiendo la competencia entre empresas”; se permite la “admisión de ofertas al alza” y, contra la opinion de los técnicos, se decide la “limitación de ofertas a la baja”. El informe destaca, como en el caso de los barracones, que las adjudicaciones se hacían mediante “abuso en el recurso al procedimiento negociado sin publicidad”, que restringe la competencia y puede facilitar el nepotismo en las adjudicaciones. Además, se denuncian “alteraciones de las condiciones esenciales de la licitación”.

Una empresa hundida por los sobrecostes...y la deuda. Siempre según el informe, la empresa, ahora en liquidación, ha costado 2.826 millones. De esos, casi 2.000 han sido deuda, que ha generado gastos de 400 millones en intereses. La Generalitat ya asumió 1.700 millones en 2013. Y aún debe costear otros 216.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha