eldiario.es

Menú

José Luis Ábalos da por "finiquitado" el 'susanismo' tras las primarias del PSOE

"Todo el equipo de Sánchez nos sentimos muy aislados, sobre todo al principio, porque su salida fue muy traumática. Se nos estigmatizó, se nos hizo ver que hacíamos daño al partido"

El portavoz provisional socialista en el Congreso cree que Ximo Puig "no fue coherente" al pretender presentar una lista conjunta al Senado con Compromís y Podemos y después apoyar a Susana Díaz

- PUBLICIDAD -
Coordinador de campaña de Sánchez: Valencia es de las comunidades que más puede apoyarle

El portavoz provisional socialista en el Congreso de los Diputados, José Luis Ábalos EFE

El portavoz provisional del PSOE en el Congreso y secretario provincial del PSPV de Valencia, José Luis Ábalos, ha dicho este jueves que "el 'susanismo' ya está finiquitado, si es que alguna vez lo hubo", porque "la operación no ha salido bien, los apoyos no han funcionado adecuadamente" a la presidenta andaluza.

En una entrevista con la Agencia EFE, Ábalos (Torrent, Valencia, 1959) se ha mostrado confiado en que el reciente proceso de primarias que ha atravesado su partido no deje cicatrices, aunque advierte de que "si uno se instala en el trauma, puede vivir en el resentimiento".

Ábalos fue vicecoordinador de la campaña de Pedro Sánchez y es una persona de su máxima confianza -en apenas 30 minutos de entrevista ha atendido dos llamadas del líder socialista- y uno de los artífices de su victoria en las primarias.

"Todo el equipo de Sánchez nos sentimos muy aislados, sobre todo al principio, porque su salida fue muy traumática. Se nos estigmatizó, se nos hizo ver que hacíamos daño al partido. Además, el viraje de la posición política del PSOE permitió gobernar al PP", señala.

A su juicio, "a poco que se hubiese empatizado con la militancia nos habríamos dado cuenta de que había un debate pendiente desde la derrota de 2011 sobre las respuestas políticas a la crisis, que en buena medida han dado pie a la aparición de Podemos".

Para Ábalos, resulta evidente que en la victoria de Sánchez hay una componente clave de reprobación de la militancia, pero también "un buen programa", porque "se ha condenado la soberbia, los ejercicios de fuerza, las malas formas para acabar posibilitando un gobierno de la derecha", y al mismo tiempo se ha logrado proyectar un "imaginario superior" al del propio programa, "como en el 82".

Los 'barones', conscientes que cabía "rectificar"

Preguntado sobre si cree que las primeras reacciones de los "barones" socialistas favorecen la recomposición del partido, el nuevo portavoz entiende que "sí, pero con matices. Se han dado cuenta de que cabía rectificar" y añade que "muchos son presidentes autonómicos y tienen un espacio y una responsabilidad tremendas".

Sobre su nueva labor al frente de la portavocía socialista en el Congreso, asegura: "Lo primero es la tranquilidad, dar confianza y reponer el buen ambiente. Hasta que no haya una nueva dirección no va a pasar nada, vamos a dialogar con todas las fuerzas pero no nos vamos a echar al monte, porque el impulso del nuevo proyecto lo debe dar la nueva dirección".

"Estamos en fase congresual, la gestora la sigue dirigiendo el PSOE en coexistencia con el nuevo secretario general. Hay que procurar que ese equilibrio se vea también en el grupo parlamentario", agrega este exconcejal del Ayuntamiento de València.

La moción de Podemos, "no podemos apoyarla"

Respecto a la moción de censura presentada por Podemos, quizá el asunto más importante junto con el debate de presupuestos en el que deberá ejercer como portavoz, Ábalos insiste: "Compartimos el objeto pero no su génesis, desarrollo ni alternativa".

"No podemos apoyarla. Ha sido concebida desde la unilateralidad, en un momento difícil para el PSOE, y Podemos la ha utilizado para adquirir protagonismo. Está por decidir si votaremos en contra o nos abstendremos", añade a EFE.

Asimismo, advierte de que "una moción de censura infructuosa podría incluso fortalecer a Rajoy" y considera que las críticas de Podemos al pacto alcanzado entre el PSOE y Cs en febrero del año pasado "es la coartada" de aquellos "para aliviar su responsabilidad respecto a la permanencia de Rajoy en el Gobierno".

"Esa alianza tenía compromisos claros. El acuerdo respondía a un ideario socialdemócrata, no de centro-derecha, y es importante atraer -a Ciudadanos- a este espacio, porque si no reducimos las posibilidades del cambio en España. De la denominada nueva política no hemos visto más consecuencias que la fractura y la polarización, pero la auténtica nueva política es la que ha expresado el PSOE a través de su militancia, es la capacidad de transformación interna".

Sobre la próxima Ejecutiva socialista, Ábalos defiende "recuperar la historia del partido" y diseñar un organigrama sin "barones" porque la presencia de secretarios autonómicos "no ha sido operativa", muchos de ellos tienen funciones de gobierno y "no hace falta ninguna vigilancia".

A su juicio, "en 2014 se produjo ese exceso" respecto a la representación de los líderes autonómicos en la dirección del partido "y ahora cuesta corregirlo".

Ximo Puig "no fue coherente"

Sobre Ximo Puig, Ábalos ha asegurado que "no fue coherente" al pretender presentar una lista conjunta con Compromís y Podemos al Senado y posteriormente apoyar a Susana Díaz.

Así, defiende que la posición de la dirección del partido, encabezada entonces por Pedro Sánchez, respondía a una "decisión de estrategia electoral, que admitía alianzas con formaciones con las que se gobernaba, pero no con Podemos, que estaba en una estrategia de sorpasso de la que nos estábamos intentando librar".

En mayo del año pasado, los socialistas valencianos renunciaron a concurrir al Senado en coalición con Compromís y con Podemos ante el rechazo de Ferraz a esta propuesta. Puig no ocultó su malestar por la negativa de la dirección federal y no acudió en los días posteriores a un encuentro convocado por Sánchez con "barones" ni al Comité Federal posterior.

"Si aquello fue tan grave, yo entiendo que no es coherente con el apoyo a Susana Díaz posterior, que es el ejemplo más claro de anti-Podemos, quien más interiorizada tiene la crítica a esta formación", señala Ábalos.

"Por un interés territorial no podíamos poner en cuestión toda la estrategia nacional -añade-. Así lo entendió hasta Susana Díaz, que intentó disculpar al president por su carácter de bonhomía".

"La Ejecutiva admitió el acuerdo con Compromís, pero no con una fuerza nacional, como Podemos, con la que te estás jugando la hegemonía. Eso estaba advertido, lo extraño fue que se insistiese pese a esa advertencia", agrega.

Preguntado por si cree sincera la posición del secretario general del PSPV y president de la Generalitat, quien un día después de las primarias afirmó que la victoria de Sánchez había sido "inapelable" y que trabajará para construir una "alternativa potente y amplia desde la lealtad", Ábalos considera que estas afirmaciones expresan una "buena disposición de interés mutuo".

Sobre la presencia valenciana en la nueva Ejecutiva socialista, el nuevo portavoz se ha mostrado convencido de que "buena parte de valencianos que han colaborado en la campaña de primarias van a tener su presencia en el nuevo PSOE".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha