eldiario.es

Menú

La Comunitat Valenciana está "mejor que hace dos años" pese al lastre de la financiación y el déficit de empleados públicos

El president de la Generalitat, Ximo Puig, y la vicepresidenta Mónica Oltra han hecho balance de los dos primeros años de la legislatura

"La principal diferencia que existe en la Comunitat Valenciana con respecto a hace dos años es que ya no se roba", ha dicho la vicepresidenta

El Gobierno no hace "ni magia ni milagros", pero defiende que han mejorado la gestión y los resultados

- PUBLICIDAD -
El president Ximo Puig y la vicepresidenta Mónica Oltra hacen balance de los dos primeros años del Consell del Botànic

El president Ximo Puig y la vicepresidenta Mónica Oltra hacen balance de los dos primeros años del Consell del Botànic

Este jueves, 29 de junio, se cumplen dos años del nombramiento del Consell de Ximo Puig, que gobierna en la Generalitat a raiz del 'Acord del Botànic', rubricado tras las elecciones autonómicas de mayo de 2015 por PSPV y Compromís (los partidos que forman el Gobierno valenciano) junto a Podemos, el partido que les ofrece estabilidad parlamentaria. Por este motivo, Puig acompañado de la vicepresidenta Mónica Oltra, han hecho balance de la primera mitad de la legislatura, un balance sin "triunfalismos" ni "autocomplacencia" pero en el que han explicado que los valencianos están "mejor que hace dos años". Así, han comentado cómo después de un primer año dedicado a la "reparación", en este segundo ejercicio se han "sentado las bases" del futuro y se ha comenzado a "reconstruir" la Comunitat Valenciana.

Así, la principal diferencia que existe con respecto a hace dos años es que "ya no se roba", ha sentenciado Oltra, quien ha descrito algunos de los logros del Ejecutivo autonómico, como: la derogación de los copagos farmacéuticos y en dependencia; la reforma del IRPF para 1,5 millones de ciudadanos "paguen menos impuestos"; inversión en la "dignificación" de las infraestructuras sanitarias o educativas; la limpieza y transparencia de las instituciones, "cualquier valenciano puede saber cuánto dinero público se gasta en qué y a quién se contrata"; "ya no hay que pasar por mordidas o peajes en B"... "Pequeños cambios que mejoran la vida de los ciudadanos", ha dicho la también consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas.

El jefe del Consell, por su parte, ha destacado que el ejecutivo tiene un "proyecto compartido" con la sociedad valenciana, que les encargó un cambio "urgente" e "imprescindible", un cambio que ha asegurado ha llegado "desde la pluralidad, que es sinónimo de la estabilidad y desde la cogestión, que es sinónimo de fortaleza". En este sentido, ha defendido a su gobierno como "paradigma de transparencia y fiabilidad", algo que se ha conseguido gracias al trabajo realizado para levantar la "hipoteca reputacional" de la Comunitat Valenciana: "Hemos conseguido que se fíen de nosotros y que ningún valenciano se avergüence de su gobierno".

Indicadores positivos

Puig ha destacado cómo todos los indicadores económicos y sociales "han mejorado" en los últimos dos años: "Hemos pasado de la economía de la especulación a la de la innovación y hemos recortado tres veces más que la media española los indicadores de pobreza". Todo ello a pesar de los problemas ocasionados por la deficiente financiación autonómica, "esperamos que el Gobierno cumpla su palabra y en 2017 tengamos en marcha el nuevo sistema de financiación, caducado en 2013", y por el insuficiente número de empleados públicos, "estamos a la cola de España en número de funcionarios por habitante". "Somos la comunidad con menos inversión por habitante", ha insistido Oltra, quien ha explicado que, con esta situación, la Generalitat saca recursos de una "mayor eficiencia" y "de lo que no se roba, ya que no gastamos dinero en saraos y bobadas que sólo benefician a unos cuántos".

Así, Ximo Puig ha sentenciado que el problema valenciano existe: "Hemos conseguido que se visibilice". Se ha referido a la gran movilización cívica anunciada por los empresarios para el 9 d'Octubre: "Hace cuarenta años los valencianos salimos a la calle para reclamar el autogobierno, ahora queremos que sea posible el autogobierno". "Nuestra mayor frustración es no poder ir al ritmo que nos gustaría por no disponer de los recursos que nos corresponden", ha matizado la vicepresidenta.

Tanto Oltra como Puig -quien ha preferido no puntuar la gestión del Ejecutivo, "eso lo deben hacer los ciudadanos, aunque en las encuestas que se han publicado la valoración es positiva"- han reconocido que todavía queda "mucho por hacer". No obstante, han apuntado que pese a que el Consell del Botànic "no hace ni magia ni milagros, pero hay una mejor gestión, unos mejores resultados y un mejor futuro".

Un Consell, sin cambios a la vista

El president ha asegurado que no tiene previsto realizar cambios en el primer escalafón del Consell: "Tenemos un equipo muy cohesionado y confío en todos los consellers, por lo que no veo ninguna motivación para que se tengan que producir cambios". El jefe del Consell ha rechazado que los procesos orgánicos de los partidos, como el que está viviendo el PSPV con las primarias y su congreso nacional, puedan afectar al Gobierno del Botànic: "Somos conscientes de la fortaleza que nos da la diversidad y el Consell está blindado, como ha quedado demostrado estos dos años en los que también hemos vivido procesos orgánicos y electorales que no han afectado a la estabilidad del Ejecutivo".

Puig también se han referido a la puesta en marcha de la nueva televisión: "No permitiremos que una tele manipulada ni que sea un desvarío económico".

Por último, la vicepresidenta ha hecho una defensa de la gestión de Vicent Marzà al frente de la conselleria de Educación: "Se ha puesto a los niños en el centro de la actividad política, defendiendo sus intereses por encima de los intereses ideológicos o empresariales y promoviendo la igualdad entre los alumnos y la transmisión de valores en el sistema educativo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha