eldiario.es

Menú

Puig reclama el corredor mediterráneo frente a las tentaciones "neocentralistas"

La Generalitat, asociaciones empresariales, partidos pollíticos y otros colectivos firman un manifiesto para exigir al gobierno central una infraestructura básica para la economía valenciana

- PUBLICIDAD -
Ximo Puig y Joan Ribó, en el acto de reivindicación del Corredor Mediterráneo.

Ximo Puig y Joan Ribó, en el acto de reivindicación del Corredor Mediterráneo.

El gobierno valenciano ha reunido a gran parte de la sociedad civil para reivindicar la construcción inmediata del corredor mediterráneo, una infraestructura ferrovaria vital para exportar las mercancías de la Comunidad Valenciana a Europa por tren. En un acto solemne, que recordaba a otro similar que visualizó la petición de la Generalitat de mejor financiación, el presidente de la Generalitat, los alcaldes de Alicante, Castellon, Elche y Valencia y líderes empresariales exigieron respuestas inmediatas al gobierno central a través de un manifiesto.

La declaración pide inversiones rápidas al gobierno central, que hace dos años se comprometió a que la infraestructura estuviera operativa justo ahora, en diciembre de 2015. A pesar de las promesas, no hay fecha para su conclusión, aunque Mariano Rajoy  se comprometió el sábado en Valencia a finalizar el proyecto durante la próxima legislatura. Los líderes políticos y valencianos no se fían.

Ximo Puig ha recordado que el corredor mediterráneo (que conectaría Andalucía con la frontera francesa pasando por Murcia, la Comunitat Valenciana y Catalunya) daría servicio a un territorio con el 47% de las empresas y la producción del 63% de las mercancías de España y que sería el séptimo estado de la Unión Europea en términos de PIB (riqueza) y población.

Por ello, dice, "frenar el corredor mediterráneo sería un pésimo negocio para España". El presidente de la Generalitat ha clamado contra la "radialidad centralizadora" y las "tentaciones neocentralistas" en referencia a la configuración de las infraestructuras en torno a Madrid, que ha dado prioridad al eje ferroviario atlántico contra los informes de la Unión Europea. 

"No es propio de países modernos y avanzados que en España, que tiene una de las redes de alta velocidad más importantes de Europa, la segunda [Barcelona] y la tercera ciudad [Valencia] no estén conectadas", recordó Puig para reforzar su posición. El actual Consell ha sido muy crítico, además de la financiación,  con las inversiones que el estado destina a la Comunitat Valenciana.

Los empresarios también consideran vital el corredor mediterráneo para ganar competitividad y crear empleo y riqueza. "Es inadmisible que esta infrestructura esté postergada", asegura Joan Amorós, presidente de Ferrmed, un lobby empresarial con sede en Bruselas. "Va en contra de la economía española" que una vía que debería estar ya operativa desde Francia hasta la Comunitat Valenciana "esté parada en Castellbisbal (Barcelona)". "Está llegando el momento de pasar a la acción", añadió. La acción es,  por el momento, un manifiesto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha