La Junta de Andalucía plantea a las familias instalar un sistema de reconocimiento facial para ayudar al profesorado a pasar lista en clase

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda

El mismo día de la huelga de la comunidad educativa andaluza, la Consejería de Educación y Deporte de la Junta preguntaba a las familias andaluzas cómo verían que en las clases se instalaran sistemas de reconocimiento facial para ayudar al profesorado a pasar lista.

Miles de profesores, padres y alumnos se manifiestan contra un Gobierno andaluz que los vincula a la herencia del PSOE

Miles de profesores, padres y alumnos se manifiestan contra un Gobierno andaluz que los vincula a la herencia del PSOE

La Junta hacía llegar el 4 de marzo a los padres y madres de los alumnos de centros públicos una encuesta, activa durante 24 horas, para conocer su opinión acerca de iPasen, la versión para móviles y tabletas de PASEN, un servicio de la Consejería que permite la comunicación virtual entre los distintos miembros de la comunidad educativa (tutores/as legales, alumnado, cargos directivos y profesorado) y ofrece una serie de funcionalidades que la Junta pretende mejorar. La última pregunta nada tenía que ver con dicha plataforma sino con otro cuestión bien diferente. "Reconocimiento facial: ¿cómo valorarías el uso de una cámara que identifique a los alumnos a la hora de pasar lista en clase?".

"No tengo inconveniente", "sólo si la cámara no graba" o "no me parece bien" eran las opciones que se daban a los usuarios de la plataforma digital en la encuesta voluntaria dirigida al rediseño de iPasen. La Consejería, preguntada por eldiario.es Andalucía, argumenta al respecto de esa cuestión concreta que se ha querido conocer "la percepción (nivel de aceptación o rechazo) sobre el uso de nuevas tecnologías, que se podrían incorporar (o no) como facilitadoras de determinadas tareas (por ejemplo, el control de asistencia a través de reconocimiento facial)". "En todo caso, no implica su implantación en las aulas andaluzas", precisan las fuentes.

"Un recuento en un instante"

Desde la Consejería concretan que el pasado 4 de marzo se lanzó una encuesta completamente anónima a través de iPasen a todos los usuarios de la aplicación. La encuesta estuvo activa durante aproximadamente 24 horas y finalizó con un total de 61.612 respuestas, cifran las fuentes.

"Dentro de esa encuesta, es un aspecto más para recabar información sobre lo que piensan los padres. No tiene nada de raro, es para saber hasta que punto los padres están de acuerdo con determinadas herramientas tecnológicas. Esto no va de grabar a alumnos ni mucho menos. En lugar de que el profesor pase lista o tenga que contar y perder tiempo, con un escáner hace un recuento en un instante. Sólo es recabar información, nada más", argumentan distintas fuentes de la Consejería de Educación y Deporte, que apuntan en todo caso que "iPasen se va a mejorar bastante".

En medio del debate global sobre su impacto en las libertades, normalmente, el reconocimiento facial está sirviendo en algunos lugares como sistema de seguridad ciudadana, como ha planteado Londres y otras ciudades de países como EEUU o China, donde Chongqing es conocida como la ciudad más videovigilada del mundo. En Madrid, por ejemplo, el uso es otro: la empresa municipal de autobuses ha lanzado un proyecto piloto para pagar con reconocimiento facial que ha levantado suspicacias. La iniciativa no nacía del Ayuntamiento sino de Mastercard, socia de un laboratorio de innovación en el que participan otras compañías como Banco Santander.

Priorización de funcionalidades

Según la Junta, el objetivo prinicipal de la encuesta, a través de una docena de preguntas, era analizar la situación familiar (número de hijos en el mismo o en distinto centro), patrones de comportamiento y hábitos de uso de iPasen, el tipo y cantidad de información, la frecuencia de consulta, las preferencias en cuanto a modelos de visualización de la información e interacción, así como la priorización de algunas funcionalidades, teniendo en cuenta una comparativa con otras aplicaciones del mercado.

La Consejería de Educación de la Junta, insiste, está "en un proceso de definición de una hoja de ruta para implantación de la estrategia de aplicaciones móviles". Para ello, "se está incorporando la voz de distintos colectivos usuarios de la aplicación (centros educativos, profesores, padres y madres…)" y "se están utilizando distintas técnicas de investigación para identificar las necesidades y expectativas de estos colectivos, como entrevistas, focus groups o encuestas.

Etiquetas
Publicado el
8 de marzo de 2020 - 21:07 h

Descubre nuestras apps

stats