El Gobierno licita el estudio informativo para recuperar el tren entre Andalucía y Murcia perdido hace 36 años

El tren fue un vector de desarrollo económico para el Levanta español durante todo el siglo XX

El tren entre Guadix y Lorca, o lo que es lo mismo entre Andalucía y Murcia, está más cerca de volver a circular 36 años después. El Ministerio de Transportes ha licitado el estudio informativo que se necesita para conocer la viabilidad del proyecto y poder poner en marcha los trámites técnicos que permitan acometer las obras a medio plazo. El Gobierno cumple así con el compromiso que hizo público el pasado verano al iniciar el expediente de contratación para este estudio que empezaba a arrojar luz a una reivindicación que es histórica en las comarcas de Lorca en Murcia, Almanzora en Almería y Guadix y Baza en Granada.

La nueva normalidad deja a Granada sin AVE a Barcelona un año después de su estreno

La nueva normalidad deja a Granada sin AVE a Barcelona un año después de su estreno

La UTE entre Getinsa y Subterra, dos empresas madrileñas, será la encargada de ejecutar este estudio informativo. Lo harán con un presupuesto de 1,2 millones de euros y un periodo de desarrollo de 24 meses. De esta forma, el tren entre Andalucía y Murcia dejará de estar en el cajón de las promesas y pasará a estar en fase de estudio para determinar de qué forma y qué inversión será necesaria para que vuelva a circular. Este paso ha sido una petición expresa de las plataformas en defensa del ferrocarril desde hace décadas para tratar de conseguir que el proyecto de reapertura de la línea se llevase a cabo.

La importancia de este ramal se explica de dos formas. La primera es que, según las asociaciones que pelean por su regreso, desde que dejó de estar en funcionamiento el 31 de diciembre de 1984, las regiones por las que pasaba han perdido un cuarto de población de media. Una situación que ha sido incluso peor en otros municipios que se han quedado el borde de la desaparición por la emigración de trabajadores que vivían de la presencia del ferrocarril por esta zona de Andalucía oriental y la Región de Murcia. Fue un importante vector de desarrollo económico durante el siglo XX. La otra clave que mide la importancia de esta línea es que la industria y los empresarios del Levante español reclama esta conexión porque es esencial para el transporte de mercancías y personas. Hoy en día, solo es posible ir de Andalucía a Murcia de forma directa por carretera.

Un hito histórico

Pese a que se trata de una infraestructura que se ha reclamado en numerosas ocasiones en las últimas décadas, ningún Gobierno central la ha conseguido reactivar hasta ahora. El último intento lo hizo el Ministerio de Fomento cuando Mariano Rajoy era el presidente del Ejecutivo en 2018. En aquella ocasión, se llegó a incluir una partida de 500.000 euros en los Presupuestos Generales del Estado para hacer el estudio que ahora se pone en marcha. Sin embargo, las plataformas y los agentes sociales implicados en el regreso de la línea entre Guadix y Lorca siempre consideraron insuficiente esa cantidad de dinero para dar un paso definitivo hacia la recuperación del proyecto.

A pesar de que en los últimos presupuestos estatales de 2020 no se introdujo ninguna inversión específica para este ramal, finalmente el Ministerio de Transportes utilizó fondos de otras cuentas para iniciar los trámites que ahora abren una nueva esperanza a las regiones por las que debe pasar el tren. Pedro Fernández, delegado del Gobierno en Andalucía, considera que esta línea de ferrocarril es “fundamental para la articulación, la cohesión territorial y la proyección hacia el futuro del desarrollo industrial ligado al ferrocarril” en las comarcas por las que debe pasar.

Con el proceso que se inicia ahora se tendrá que determinar qué trazado tendrá y por qué zonas pasará. Aunque hubo una línea que cubría la misma ruta hasta 1984, la mayor parte de la misma está desmantelada y convertida en vía verde, por lo que será necesario rehacer el ramal que había con otras características que estén también más adaptadas a las circunstancias actuales. No obstante, las plataformas en defensa del tren estiman que entre el periodo que duren las diferentes fases del proyecto y las obras, la línea no estará operativa al menos hasta dentro de 15 años. En la misma línea, calculan que el coste total de la infraestructura rondaría los 900 millones de euros, una cifra inferior a los 1.700 que costó hacer los apenas 70 kilómetros de vía de AVE que hay entre Antequera y Granada.

La clave del Corredor Mediterráneo

Otro aspecto importante que se tiene que tener en cuenta es que esta conexión ferroviaria se considera una alternativa para que Granada pueda conectar con el Corredor Mediterráneo. Como la Unión Europea tiene previsto que este trazado esté completado en 2030 y que discurra en el litoral este de la península, la provincia granadina, que está incluida dentro del proyecto base, pretende unirse a este proyecto por alguna de las opciones que se manejan. La principal es que lo haga a través de Almería aprovechando que ya existe una línea de tren. El problema es que la que hay no está adaptada a las exigencias europeas y requiere de una remodelación que ahora mismo está en punto muerto a la espera de que el Ministerio de Transportes tome una decisión sobre esa conexión. Por ahora, los planes pasan por repensar y desechar los planes que se habían estudiado hasta la fecha para la línea entre Granada y Almería.

Sin embargo, con la reapertura del tren entre Guadix y Lorca se abre una nueva posibilidad que la provincia granadina se conecte al Corredor Mediterráneo. En principio, como la vía está en estudio y las obras no empezarían a corto plazo, hay margen para que el trazado se pueda hacer conforme a las exigencias europeas que permitan que forme parte de ese proyecto transeuropeo que quiere conectar Noruega con Algeciras. El principal escollo es que el tiempo corre en contra de Granada ya que la línea con Murcia no parece que pudiera estar en marcha antes de 2030 cuando expira el plazo de la Unión Europea para que el Corredor Mediterráneo esté completamente terminado.

En todo caso, las plataformas en defensa del tren se muestran satisfechas por el paso dado por el Ministerio de Transportes con la licitación del estudio informativo. La Asociación Amigos del Ferrocarril Comarca de Baza y la Plataforma Comarca de Guadix por el Tren consideran que es un paso muy importante y que “no puede concluir de otra manera que no sea con la vuelta del tren”. A juicio de ambas entidades, “se ha demostrado que dicha reapertura es viable, es incluso rentable a nivel socioeconómico, y es muy necesaria tanto para vertebrar el sureste peninsular como para dar vida a estas necesitadas comarcas de la España Vaciada”. Por eso, se ponen a disposición del Ministerio para ayudar y aportar todo el trabajo que han hecho en estas últimas décadas con el fin de acelerar la reapertura del ramal entre Andalucía y Murcia.

Etiquetas
Publicado el
18 de noviembre de 2021 - 20:27 h

Descubre nuestras apps

stats