“No podemos borrar la historia”: el Museo Miguel Hernández, contra el ‘olvido digital’ del miembro del tribunal que condenó a muerte al poeta

Josefina Manresa y Miguel Hernández. |

“No podemos borrar la historia”. Así resume la directora del Museo Miguel Hernández / Josefina Manresa en Quesada (Jaén), Rosa Valiente, la polémica suscitada por el ‘borrado’ en la condena a muerte al poeta. Una petición del hijo de Antonio Luis Baena Tocón a la que ha accedido la Universidad de Alicante (UA) y que también ha recibido la base de datos ‘Todos los nombres’.

La Universidad de Alicante accede a la petición de un familiar y borra de su web el nombre de un miembro del tribunal que condenó a muerte a Miguel Hernández

La Universidad de Alicante accede a la petición de un familiar y borra de su web el nombre de un miembro del tribunal que condenó a muerte a Miguel Hernández

“Es una falta de rigor y de respeto a la historia, que unas veces será buena y otras mala, pero no se puede cambiar”, continúa la responsable del espacio museístico dedicado al poeta alicantino. “Además es un agravio contra la figura de Miguel Hernández”, opina Valiente.

Por el momento, al Museo Miguel Hernández no ha llegado ninguna solicitud similar a la aceptada por la UA, como confirma el propio organismo público a eldiario.es Andalucía. Tampoco en la Fundación Legado Miguel Hernández o en el Ayuntamiento de Quesada tienen noticias de la familia de Baena Tocón, el secretario judicial que participó en el consejo de guerra que dictó pena capital contra el escritor alicantino.

¿Qué ocurre si el requerimiento se extiende a cualquier entidad o institución? ¿Y a los periodistas? O a los historiadores, que ya se han mostrado contra este “impedimento para estudiar el franquismo”. El debate a la libertad de expresión contra la protección de datos y el olvido digital es una madeja con multitud de hilos.

“Maneras de censurar”

El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Quesada, Juan Antonio López, sí tiene claro qué harían si en su departamento –que tutela el Museo Miguel Hernández / Josefina Manresa– llega la petición de suprimir la figura de Antonio Luis Baena Tocón: “Nos oponemos abiertamente a que se borre”.

“Es un absurdo y un ataque contra la Memoria Histórica”, entiende. “No hay ninguna mentira y son datos públicos, esto sería una manera de censurar”, según el edil de Cultura. “No tiene sentido que se elimine, está en la historia y si empezamos así se podría censurar todo”, declara.

Y este “olvido digital” es, además, “una falta de respeto” a la figura de Miguel Hernández. “Desconozco la parafernalia de la Ley de Protección de Datos, pero por sentido común lo veo injusto y puede sentar precedente”, avisa. “Aquí no hay persecución política, es historia, y nadie está culpando a esa familia pero su antecesor sí participó de esa injusticia”, subraya.

“Agravio” al poeta

La directora del museo de Quesada incide en este “agravio” al poeta. “No se puede borrar esa injusticia total que se hizo contra una persona de bien que luchaba por los derechos y libertades, eso me horroriza”, en palabras de Rosa Valiente.

“Me parece fatal que vayamos para atrás acogiéndonos a la Ley de Protección de Datos” porque “esto sucedió en esa época y así debe ser contado, es una realidad y no se puede edulcorar”, afirma. “Y está claro que los descendientes no tienen culpa de lo que ocurrió”, dice.

La Fundación Legado Miguel Hernández tampoco ha recibido el comunicado a través de un bufete de abogados que sí ha llegado a la Universidad de Alicante o a ‘Todos los nombres’. Un extremo que confirma a este periódico el presidente de la entidad, Francisco Escudero, que prefiere no hacer declaraciones sobre el caso.

El hijo de Baena Tocón ya ha logrado que la universidad alicantina retire la mención a su padre en dos artículos alojados en su web, según la información adelantada por El País. En el caso de ‘Todos los nombres’ la denuncia refiere a “una noticia copiada de prensa”: un artículo escrito por el exalcalde de Córdoba, Herminio Trigo, titulado ‘La historia en las cunetas’.

En 1940, el poeta Miguel Hernández fue condenado a muerte. Sin embargo, enfermo de tuberculosis, terminó por fallecer en la cárcel en 1942. El hijo de Baena Tocón defiende que en los artículos del catedrático, su padre es presentado como "un verdugo y fue una víctima más".

Etiquetas
Publicado el
20 de junio de 2019 - 02:02 h

Descubre nuestras apps

stats