Piden que el censo del Gobierno sobre los bienes inmatriculados por la Iglesia incluya los inscritos antes de 1998

La Plaza de la Fuensanta y edificaciones anexas en Córdoba, que fueron inmatriculadas por la Iglesia en 1987.

La Coordinadora Estatal para la Recuperación del Patrimonio Inmatriculado por la Iglesia Católica, ‘Recuperando’, ha solicitado que el listado que va a elaborar el Gobierno de España con todos los bienes inscritos en el Registro de la Propiedad por la Iglesia a su nombre vaya más atrás de 1998 y la relación de bienes sea completa. Aducen que la fecha dada por el Ejecutivo -que coincide con la entrada en vigor de la Ley Hipotecaria aprobada por el Gobierno de José María Aznar que ampliaba la posibilidad de inmatricular bienes también a los de culto-, no hizo sino regularizar "una práctica masiva y fraudulenta con anterioridad a 1998" que ya venía haciendo años atrás la jerarquía eclesiástica poniendo a su nombre distintos bienes.

De hecho, los promotores de la coordinadora estatal contra las inmatriculaciones argumentan que tienen "certeza" de que existen cientos de bienes inscritos con anterioridad a esa fecha, como han confirmado a eldiario.es/andalucia. Ejemplos, no faltan.

Solo en Córdoba capital, donde en mayo se hacía pública una lista de 180 bienes inmatriculados por la Iglesia, se puede ver cómo la plaza pública de la Fuensanta, la iglesia y otras edificaciones anexas fueron inscritas en 1987 por la Iglesia en el Registro de la Propiedad, o cómo hicieron lo propio con el Compás de San Francisco o el Claustro del antiguo Convento de San Pedro el Real en 1974. En Jerez (Cádiz), la coordinadora maneja datos que dicen que más de 13 templos y edificaciones de culto fueron inmatriculadas antes de 1998.

"La Iglesia católica ha inmatriculado de manera irregular decenas de miles de inmuebles y en claro abuso de derecho", explican desde la coordinadora, que recuerdan cómo, recientemente, el responsable económico de la Conferencia Episcopal admitía en un debate en la Cadena Ser que la Iglesia podría haber inmatriculado alrededor de 40.000 bienes.

"No tiene sentido, por tanto, limitar el alcance del listado desde 1998 cuando, además, miles de inmuebles fueron inscritos por la Iglesia católica en fraude de ley antes de que la reforma de Aznar ampliara la inconstitucional prerrogativa a la inscripción de templos de culto, considerados hasta ese momento bienes de dominio público", esgrimen.

De fincas a viñedos

De hecho, cabe recordar que en la búsqueda hecha por los distintos colectivos que existen en el territorio español contra las inmatriculaciones de la Iglesia, se han hallado miles de bienes de toda índole desde fincas a casas, trasteros, plazas públicas, huertos o viñedos. Y, aparte de eso, los bienes de culto, con la emblemática Mezquita-Catedral de Córdoba inmatriculada en 2006, como edificio más reconocido.

Ahora que el Gobierno ha accedido a elaborar el censo de los bienes inmatriculados, la coordinadora Recuperando -que incluye a una veintena de colectivos ciudadanos de todo el país-, exige además que "la acción del Ejecutivo no se limite a hacer público el listado sino que busque fórmulas jurídicas y legislativas que permitan la reversión del patrimonio indebidamente apropiado".

La decisión del Gobierno se ha conocido como respuesta a una proposición no de ley presentada en febrero por el diputado cordobés del PSOE, Antonio Hurtado, y respaldada por la mayoría de grupos parlamentarios. En esa proposición también se instaba al Gobierno a "reclamar la titularidad del dominio o de otros derechos reales inmatriculados a favor de la Iglesia, si dicha inmatriculación se hizo sin la necesaria existencia de un título material", es decir, sin título de propiedad como es el caso de la propia Mezquita-Catedral tal y como admitió la Iglesia en su inscripción en el Registro de la Propiedad.

Etiquetas
Publicado el
8 de junio de 2017 - 22:02 h

Descubre nuestras apps

stats