La portada de mañana
Acceder
El PP agota su campaña contra los indultos a los presos del procés
Las claves de las notas de Bruselas al plan español para los fondos europeos
Opinión - Techo, luz y votos, por Neus Tomàs

Las abstenciones del PSPV-PSOE y Vox permiten a PP y Ciudadanos aprobar el presupuesto de Alicante

El alcalde de Alicante, el popular Luis Barcala, durante el pleno telemático.

Partido Popular y Ciudadanos han logrado este martes sacar adelante el presupuesto municipal de Alicante, donde gobiernan en minoría. Con el voto en contra de Compromís y Unides Podem, la novedad con respecto al presupuesto de 2020 es que en esta ocasión no solo ha sido Vox, sino también el PSPV-PSOE, el partido de la oposición que con su abstención ha permitido al bipartito en minoría salvar las cuentas.

Los socialistas alicantinos cumplen así la máxima de Ximo Puig, el líder valenciano que reclamó en septiembre a las agrupaciones valencianas que ejercen en la oposición que facilitaran la aprobación de los presupuestos para actuar “de manera responsable” en mitad de la pandemia. Y todo después de que el PSPV-PSOE de Alicante ratificara la semana pasada un acuerdo alcanzado en diciembre con Ciudadanos para que se incluyeran 18 demandas como condición para abstenerse, entre las cuales se encuentra la polémica ordenanza contra la mendicidad y prostitución que continúa paralizada.

De esta forma, el bipartito ha aprobado en el pleno extraordinario celebrado este martes unas cuentas que ascienden a 274 millones de euros, un 4,68% más que los del ejercicio anterior. “Unas cuentas que refuerzan el compromiso para luchar contra los efectos de la emergencia social y económica que provoca la evolución de la pandemia por COVID, donde crece el gasto social, al que se destinan más de 11 millones de euros, y se mantiene el esfuerzo inversor, que alcanza los 17,9 millones de euros para fomentar la recuperación económica de la ciudad”, asegura el equipo de gobierno.

“Traíamos unos presupuestos importantísimos por la situación de la evolución de la pandemia en plena tercera ola, que hace que a pesar de tener el horizonte optimista de la vacunación haya que seguir abordando la emergencia social y económica de la ciudad” ha resaltado el alcalde Luis Barcala, del PP, quien ha añadido que “son unos presupuestos imprescindibles para salir adelante y para la recuperación de Alicante, consecuencia del acuerdo alcanzado en la Comisión para la Recuperación de Alicante, por lo que era necesario consensuar ampliamente”.

Por su parte, la concejala de Hacienda, Lidia López, ha resaltado que es “un presupuesto que apunta en la buena dirección, pero que se ve condicionado a afrontar gastos ocasionados como el déficit del transporte público -seis millones de euros-, dado que hasta hoy el Gobierno no ha cumplido su compromiso con los ayuntamientos y tenemos que hacer frente a estos gastos con recursos propios”. También ha resaltado que estos presupuestos “recogen muchas de las propuestas realizadas por la oposición en aras al consenso, a aparcar las decisiones partidistas y a caminar juntos en la búsqueda de soluciones en estos tiempos de pandemia”.

Sin embargo, Compromís y Unides Podem han acusado al gobierno local de no incluir las medidas que se acordaron en la comisión de recuperación y que no se han tenido en cuenta sus 30 enmiendas, que ni pasaron el corte de la comisión de Hacienda ni han salido adelante en el pleno de este martes.

Por último, el alcalde ha hecho un llamamiento, ahora que se abre el periodo de exposición publica de las cuentas y la apertura de alegaciones, para no retrasar su aprobación definitiva “con propuestas innecesarias”.

Etiquetas
Publicado el
16 de febrero de 2021 - 17:26 h

Descubre nuestras apps

stats