Los apartamentos turísticos de València necesitarán un permiso municipal para legalizarse

Pancarta de protesta contra apartamentos turísticos en Ciutat Vella

"Esto se ha acabado, a partir de ahora, si esta enmienda es aceptada, no se va a dar de alta como apartamento turístico ni vivienda más que esté fuera de la normativa del Plan General de Ordenación Urgana (PGOU), es decir, que no esté en plantas bajas o primeros pisos; se ha acabado hacer negocio con viviendas que deben cumplir un uso residencial y no lucrativo".

Así de contundente se ha mostrado este jueves la concejala de Turismo, Sandra Gómez, quien ha anunciado la presentación de una enmienda a la nueva normativa turística que se debe aprobar en las Corts el próximo 8 de mayo por la cual el Ayuntamiento tendrá plena autonomía para regular los apartamentos turísticos.

La enmienda ha sido pactada con la Agencia Valenciana de Turismo, entidad dependiente de la Generalitat que ha redactado la nueva normativa, y está basada en una alegación que presentó en su día la Federación de Vecinos de València.

De hecho, Gómez se ha reunido este jueves con representantes de la entidad vecinal y del sector hotelero para comunicarles que el Ayuntamiento impulsará esta enmienda que, al contar con el apoyo del Gobierno autonómico, tiene todas las papeletas de ser aceptada: "Nos parece muy positivo que el Ayuntamiento se haya decidido a llevarla adelante ya que puede ser una buena herramienta para solucionar muchos de los conflictos vecinales que hay actualemente", ha comentado la presidenta de la Federación de Vecinos, María José Broseta.

Una vez aprobada la enmienda, cualquier particular que quiera dar de alta un apartamento tuirístico en el registro de la Agencia de Turismo, necesitará un informe favorable del Ayuntamiento de València.

Según ha explicado Gómez, el criterio general para conceder este informe será que cumpla con lo establecido en el PGOU, es decir, que el inmueble esté en una planta baja o en un primer piso.

Aún así, el Ayuntamiento podrá establecer unos criterios diferentes en función de cada barrio o zona mendiante modificaciones puntuales del PGOU.

En este sentido, Gómez ha recordado que en Ciutat Vella ya se ha prohibido la transformación de edificios residenciales completos en edificios destinados al alquiler turístico. También el Cabanyal podría contar con unos criterios especiales en función del plan especial que se está redactando.

La edil ha añadido que encargarán un informe a la abogacía municipal para determinar si los apartamentos turísticos dados de alta ya en el registro también deberán pedir este permiso municipal y ha descartado una medida como la prohibición total aplicada en Mallorca al considerar que València no tiene el mismo nivel de saturación.

Según los datos que maneja el Ayuntamiento, la ciudad cuenta con 4.714 apartamentos turísticos de los cuales entre un 65% y un 70% incumplen los requisitos establecidos en el PGOU.

Etiquetas
Publicado el
3 de mayo de 2018 - 13:31 h

Descubre nuestras apps

stats