El cardenal Cañizares se salta el estado de alarma y abre la basílica de la Virgen de los Desamparados ante una aglomeración de gente

Momento en el que sale la celebración con la imagen de la Virgen de los Desamparados ante la expectación de decenas de personas.

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha permitido que se incumpliera el estado de alarma este domingo en Valencia, según el concejal responsable de la Policía Local.

La fiesta de la Virgen de los Desamparados no podía celebrarse, como ocurre con todas las celebraciones públicas, religiosas o no, debido al estado de alarma por la COVID-19. Por tanto, las escenas de aglomeraciones habituales durante el traslado de la Mare-de-déu quedaban descartadas. Sin embargo, como muestra el vídeo, las puertas de la basílica se han abierto para que la celebración religiosa en honor de la patrona de Valencia saliera al exterior, lo que ha causado una aglomeración de personas entre llamadas insistentes de la Policía Local a mantener las distancias.

El concejal de Seguridad Ciudadana de Valencia, Aarón Cano, ha mostrado su indignación por lo que considera un hecho realizado "con premeditación y alevosía", ya que un equipo de televisión de la 8 estaba en el lugar para captar la escena.

Agentes de la Policía Local y de la Policía Nacional han procedido al cierre de la basílica tras lo sucedido.

El arzobispado de València ha negado haber incumplido las normas del estado de alarma y ha señalado que la misa se ha celebrado a puerta cerrada y que la imagen de la Virgen se ha asomado a la puerta de la basílica justo el tiempo que ha tardado en sonar el himno valenciano. "No ha habido aglomeración porque había dos patrullas policiales y no han actuado para disolver a ningún grupo", ha indicado. Sobre el estado de alarma, ha añadido: "Esta archidiócesis la ha aplicado más a rajatabla que nadie".

Etiquetas
Publicado el
10 de mayo de 2020 - 13:48 h

Descubre nuestras apps