Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El PP emite señales de hartazgo con Ayuso, por Esther Palomera
Yolanda Díaz: “Ahora toca activar el Gobierno y transformar”
OPINIÓN | 'Una guerra de casi 30 años', por Enric González

La Confederación del Júcar modifica las compuertas de la presa de Beniarrés para mejorar la seguridad ante avenidas

Intervención en las compuertas del embalse de Beniarrés.

Toni Cuquerella

0

La Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), está llevando a cabo una adecuación de las compuertas de la presa de Beniarrés que permitirá duplicar el volumen de desagüe por los aliviaderos, llegando hasta los 2.000 metros cúbicos/segundo, adaptando el diseño de la infraestructura a la nueva normativa de seguridad de presas y embalses. La actuación cuenta con un presupuesto que roza el millón de euros y está previsto que su ejecución esté lista para el mes de septiembre.

La presa se terminó de construir en 1958 y se recreció en los años 70 con criterios que ahora han quedado obsoletos. “Las compuertas actuales, que son de tipo 'taintor', se diseñaron para desaguar alrededor de 1.000 metros cúbicos por segundo si se abrían todas a la vez. Ahora, tenemos la capacidad de manejar más información y las hipótesis de cálculo de avenidas nos dicen que estos valores son insuficientes”, explica el Jefe del Servicio Periférico en Alicante, José Antón.

La solución elegida para mejorar la seguridad de la infraestructura y aumentar el caudal de desagüe de la presa consiste en modificar el diseño y funcionalidad de los brazos de las compuertas. “No se podían abrir más allá de los cinco metros, porque tropezaban con las vigas del puente superior. Modificando este mecanismo de apertura mediante un diseño mecánico hemos conseguido ampliar la apertura de las compuertas hasta los seis metros y medio, lo que aumentará la capacidad de desagüe hasta los 2.000 metros cúbicos por segundo”, comenta Antón.

Además de duplicar el caudal de desagüe de las compuertas, los trabajos que se están realizando sobre los aliviaderos de la presa permiten aumentar la garantía de seguridad de la infraestructura y tienen en cuenta una posible avería de una o varias compuertas durante un episodio de avenida. “Si una de las compuertas falla y no se puede abrir, podemos estar tranquilos porque el agua vertería sobre ella, sin producir ningún daño, gracias al refuerzo que se ha incorporado en la parte superior de las compuertas”, subraya.

Cabe recordar que, de forma paralela a estos trabajos de adecuación a la normativa de seguridad vigente, el organismo está redactando un proyecto integral para la presa de Beniarrés que permitirá absorber avenidas mayores e incrementar la capacidad de almacenamiento del embalse.

Etiquetas
stats