El Guerrer vuelve a Moixent 16 años después

El presidente de la Diputació y el alcalde de Moixent junto al Guerrer.

El Guerrer regresa a Moixent de la mano de la Diputació y su exposición sobre la repercusión social de uno de los iconos del patrimonio valenciano. La pieza original de tiempos de los íberos, hallada en 1931 en la Bastida de les Alcusses, vuelve al municipio de La Costera 16 años después de su última visita, con motivo del 75 aniversario del hallazgo.

El saló d’actes de la Casa de la Cultura de Moixent acoge desde este martes la muestra ‘Arqueologia d’una icona. El Guerrer de Moixent en el temps’, organizada por el Museu de Prehistòria y la Oficina Técnica de Restauración del Patrimonio (OFITEC) de la Diputación. La pieza original de bronce del siglo IV a.C. permanecerá en Moixent hasta el 17 de julio, momento en el que regresará a València y será reemplazada por una réplica del Guerrer que capitaneará la exposición hasta el 25 de septiembre.

El horario de visita es de martes a sábado, de 18:30 a 21:00 horas, con acceso gratuito y la posibilidad de concertar un recorrido guiado con personal del Museu de Prehistòria los viernes y sábados, previa reserva en el teléfono 690 115 083. “Para Moixent es un orgullo recibir de nuevo al Guerrer, que lleva el nombre de nuestro municipio por todo el mundo”, ha señalado en la apertura de la muestra el alcalde, Guillermo Jorques, quien aún recuerda de la última visita “cómo removió el corazón de la gente del pueblo esa pequeña figura del guerrero que tanto nos representa”.

Jorques ha agradecido la iniciativa a la Diputació y en especial a su presidente, Toni Gaspar, quien hace ocho meses, durante la apertura de la exposición en la sede central de la corporación en Plaza Manises se comprometió a llevar a Moixent la pieza original del Guerrer y el viaje en el tiempo planteado por el Museu de Prehistòria este mismo año. En palabras de Gaspar, “estamos encantados de que el Guerrer se vuelva a hospedar de forma temporal en su lugar de origen y de acercar su legado y el de la Bastida de les Alcusses a las comarcas centrales, enclave imprescindible en la ruta de los íberos”.

Pequeño en tamaño, enorme en simbolismo

El presidente Gaspar, acompañado por el alcalde de Moixent, la directora del Museu de Prehistòria, Mª Jesús de Pedro, y el comisario de la muestra, Jaime Vives-Ferrándiz, ha vinculado la trascendencia del hallazgo de este guerrero a caballo, “pequeño en tamaño pero enorme en valor histórico y simbolismo”, con el uso que de la imagen han hecho y siguen haciendo instituciones públicas y privadas de cualquier ámbito, hoja de ruta de esta exposición que en sus casi cinco meses en el Saló de Respecte de la institución provincial fue visitada por más de 8.000 personas.

La directora del Museo de Prehistoria, Mª Jesús de Pedro, ha señalado que es “la primera vez que se trata de manera monográfica el importante hallazgo del Guerrer de Moixent y su influencia en la sociedad valenciana incluyendo diferentes puntos de vista, desde el contexto arqueológico hasta los usos contemporáneos que nos permiten explorar las relaciones entre la arqueología y la sociedad”. Los aspectos técnicos, sociales y simbólicos de la pieza se presentan a través de “un discurso sencillo y divulgativo dirigido a escolares y público familiar, con un diseño museográfico moderno que utiliza la interacción y el audiovisual para reforzar la estrecha relación entre pasado y presente”.

Por su parte, el comisario de la muestra y director del proyecto arqueológico de La Bastida, Jaime Vives-Ferrándiz, ha explicado que el viaje en el tiempo junto al Guerrer de Moixent se completa con cuatro módulos interactivos pensados para alumnos de Primaria, ESO y Bachillerato y público familiar, que ayudan a entender la relevancia del personaje en las élites de una cultura contemporánea de griegos, etruscos, púnicos y romanos, pero con una organización social, ritos, creencias y manifestaciones artísticas propias que se evidencian en los hallazgos de la Bastida de les Alcusses.

La exposición

La muestra está compuesta por más de 40 piezas, incluyendo materiales arqueológicos, documentos y objetos contemporáneos particulares, y cuenta con un refuerzo audiovisual para un formato interactivo. Entre el contenido, destaca el diario de excavación de la Bastida con la carta remitida por el responsable de los trabajos en el momento del hallazgo del Guerrer de Moixent que, armado con falcata en la mano diestra, escudo redondo en la extremidad izquierda y protegido con un casco coronado por un gran plumaje, es el principal reclamo de la exposición.

La parte interactiva está compuesta por cuatro módulos, el primero de los cuales presenta la Bastida de les Alcusses de Moixent como la nueva Pompeya, a través de una maqueta de la antigua ciudad ibérica. El segundo módulo explica los elementos empleados para convertir el guerrero a caballo en una representación icónica, y lo hace a través de un puzzle imantado que deben montar los asistentes. El protagonismo del Guerrer se mantiene en el siguiente módulo interactivo, que propone calcar en un banco retroiluminado las distintas armas utilizadas por los guerreros ibéricos en cada período. El recorrido finaliza con una última interacción que plantea al público reflexionar sobre lo que ha visto y depositar en un buzón su percepción sobre el Guerrer.

La pequeña pieza de bronce fundido, de poco más de siete centímetros de altura, es el epicentro de una muestra que conmemora los 90 años de su hallazgo en la Bastida de les Alcusses, cuando Vicent Espí desenterró la bellísima escultura del siglo IV antes de Cristo durante las excavaciones del Servicio de Investigación Prehistórica de la Diputació.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats