Compromís no apoyará los Presupuestos del Estado si el Gobierno no eleva a 174 millones la inversión en los trenes valencianos

La diputada y portavoz de Compromís en la Comisión de Transportes, Belén Bachero, junto a la también diputada Papi Robles y el diputado Jesús Pla.

La diputada y portavoz de Compromís en la Comisión de Obras Públicas, Infraestructuras y Transportes, Belén Bachero, ha exigido este martes más inversiones para solucionar las graves carencias en los trenes valencianos de Cercanías, "porque nos preocupa que la mejora anunciada por el ministro José Luis Ábalos sea volver a la situación anterior a la pandemia, que ya era muy deficitaria. No podemos estar peor que hace 20 años, así que el voto de Compromís a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) estará condicionado a la llegada de inversiones para las cercanías".

En concreto, Bachero ha cifrado en al menos 174 millones de euros anuales las inversiones que debe comprometer el Gobierno, cantidad necesaria para cumplir con el Plan de Cercanías presentado en 2017 por el entonces ministro de Fomento popular, Íñigo de la Serna., dotado con 1.436 millones entre los años 2017 y 2025.

Bachero, que junto con la también diputada Papi Robles y el diputado Jesús Pla han comparecido en las Cortes, ha explicado que "mientras la Sanidad o la Educación han tenido recursos para poder atender a la población en esta situación de crisis sanitaria, el transporte ferroviario de Cercanías ha sido un caos. Cuando debería haber puesto más material rodante para garantizar la distancia de seguridad entre las personas que utilizan el tren para ir a su trabajo o a estudiar, encontramos que la gente va más amontonada tal como varias plataformas, como los Indignados con Renfe entre otros, continúan denunciando".

Al respecto, fuentes de Renfe han explicado que de los 341 trenes en servicio que había a diario en el núcleo de Cercanías de València antes de la pandemia, en estos momentos están circulando 321, pese a que la demanda ha bajado un 40% como consecuencia de la crisis: "solo faltan 20 trenes de la línea C6 de València a Castellón por las obras del tercer hilo que se recuperarán a finales de octubre".

Las mismas fuentes han explicado que según la orden del Gobierno desde junio la capacidad máxima establecida en los trenes, en función del modelo, es de entre 280 y 330 personas, es decir, todos sentados y dos personas como máximo de pie por cada metro cuadrado. En el caso de la red de Cercanías de València, han asegurado que en estos momentos la ocupación media está entre 180 y 176 personas por unidad.

Recuperar las frecuencias de la línea Xàtiva-Alcoi

Por su parte el diputado Jesús Pla ha hecho especial referencia en la línea Xàtiva-Alcoi, un servicio que durante el estado de alarma por la pandemia redujo al mínimo su frecuencia y que terminado el estado de alarma, la frecuencia continúa mermada y esto supone un grave problema de movilidad para las personas que viven en l’Alcoià, el Comtat y la Vall d'Albaida, con las consecuencias que esto está teniendo para la población universitaria, que ve muy limitados los sus desplazamientos de ida y vuelta a los centros de estudio.

Pla ha explicado que en septiembre "presentamos una iniciativa parlamentaria en Les Corts para que se revertiera esta situación pero el ministerio no ha tenido en cuenta esta petición y continúa sin aumentar las frecuencias".

Pla también ha denunciado que a pesar de los planes de modernización aprobados para la línea ferroviaria Xàtiva-Alcoi, siguen sin ejecutarse la totalidad de los contratos para la instalación de sistemas de bloqueo, la renovación de las vías y la actuación en general en la infraestructura, "lo que está suponiendo que la línea no deje de perder viajeros".

Deficiencias en la C3 València-Utiel

Papi Robles, en su intervención, ha hecho hincapié en la necesidad de las inversiones en un transporte público de calidad como herramienta para luchar contra el cambio climático y ha puesto el foco en la desastrosa situación de la línea C-3 de Cercanías que une València con Utiel, que tiene un potencial de usuarios directos de 160.000 personas pero que prácticamente no se utiliza por las deficiencias que presenta.

Robles ha señalado que "nos encontramos en la tercera capital del estado y queremos que nuestras líneas tengan la calidad necesaria para que la gente las pueda utilizar, por eso reclamamos al gobierno central que trate a València como lo hace con otras capitales". En ese sentido la diputada de Compromís ha detallado las inversiones concretas que son necesarias para modernizar la C-3 y que pasan por la apertura del túnel que comunica València Norte con San Isidro; la habilitación de la doble vía construida hasta Xirivella, y ejecución del tramo restante hasta Aldaia; electrificación del trazado desde San Isidro hasta Buñol; duplicación de la vía hasta Buñol; y finalmente la electrificación de la vía hasta Requena, Utiel y Camporrobles.

Etiquetas
Publicado el
13 de octubre de 2020 - 14:30 h

Descubre nuestras apps

stats