Los concejales imputados por blanqueo desobedecen al PP y no dejan el acta

La concejal del PP, Beatriz Simón, imputada por blanqueo de capitales, tras reunirse con la dirección del partido.

El PP valenciano está fracasando en su intento de mitigar el daño causado por la corrupción en el partido. Los concejales de la formación en Valencia imputados por blanqueo de capitales en el marco de la Operación Taula -nueve de 10- se niegan a acatar las órdenes de la dirección y dejar su acta. Y todo, pese a que había acordado con la dirección autonómica entregarla si al levantarse el secreto de sumario de la pieza sobre el supuesto lavado de dinero de la caja B continuaban estando imputados. 

Bonig cita individualmente a los ediles imputados del PP

Bonig cita individualmente a los ediles imputados del PP

Todos los concejales investigados, de uno en uno, han sido citados este miércoles por la tarde por la líder del PP en la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig. Por las dependencias del grupo popular en las Cortes Valencianas han pasado -por este orden- Vicente Igual, Beatriz Simón, Lourdes Bernal, Cristóbal Grau y Mari Àngels Ramón-Llin. De ellos, solo se ha pronunciado Simón, ratificándose en la postura que defendió todo el grupo municipal popular en la comparecencia del martes. "Nos vamos a mantener en el acta hasta que marquen en los estatutos, como ya dijimos".

En principio, esa será la postura de los nueve ediles investigados por blanquear dinero procedente de mordidas para financiar con fondos ilegales la campaña electoral del partido. Aunque está por ver si con estas citas individualizadas hay grietas en el grupo municipal del PP. Simón, como el PP, que no ha informado sobre el lugar de las reuniones y ha mantenido una opacidad total sobre el asunto, tampoco ha querido dar más detalles de su conversación con Bonig: "Es una reunión privada". Grau y Bernal han declinado hacer declaraciones alegando que se trata de "una reunión de partido" y han justificado el apagón informativo del PP: "Ya se comunicará lo acordado". 

Pese a la postura de los concejales, la dirección autonómica no difumina su línea roja. Aunque la aplaza hasta que pasen las festividades de Fallas y pascua. En sustitución de Bonig, la coordinadora general de los 'populares' valencianos, Eva Ortiz, ha comparecido acompañada del presidente de la gestora en Valencia, Luis Santamaría, para remarcar que "el partido, tal y como se acordó cuando se levantara el secreto de sumario, va a pedir el acta de los concejales".

La solicitud se formalizará el próximo lunes cuando se reúna el Comité de Derechos y Garantías. "Daremos unos días hábiles, hay que entender que están de por medio Fallas y pascua, para que cada concejal medite su decisión", ha afirmado, para sentenciar: "Si incumplen las directrices del partido tomaremos las medidas establecidas en los estatutos". Ortiz ha mantenido el mismo criterio que los concejales de no decir nada sobre los encuentros. "Son reuniones privados", se ha limitado a decir. 

A los encuentros realizados este miércoles y al que se produjo entre Bonig y Alfonso Novo, presidente del PP en Valencia, el martes, se le sumará el de los concejales imputados que aún no han hablado con la líder del PP valenciano: Félix Crespo, Alberto Mendoza y María Jesús Puchalt. Está previsto que Crespo comparezca este jueves. Puchalt, que está fuera de Valencia, y Mendoza por cuestiones familiares no tienen fijada la fecha de su encuentro con Bonig.  

El PP ya disolvió el partido en Valencia y nombró una gestora para dirigirlo tras la imputación de toda su cúpula en la ciudad por blanqueo de capitales. Rita Barberá, alcaldesa durante 24 años, fue expedientada el martes junto con todos los concejales imputados por limpiar supuestamente dinero negro procedente de mordidas para financiar las campañas electorales del PP de la ciudad. El instructor del expediente será el diputado nacional Francisco Molinero

Etiquetas
Publicado el
16 de marzo de 2016 - 18:00 h

Descubre nuestras apps

stats