El Consell ve "impertinente" y poco ético que una diputada de Compromís oposite a abogado del parlamento valenciano

Isaura Navarro.

La intención de una diputada de Compromís, Isaura Navarro, de opositar una plaza de letrado en el parlamento valenciano está generando una notable tensión en la política autonómica. El PP denunció el asunto, el PSOE cree que el paso dado por Navarro "no es ético" y Ciudadanos lo califica de poco "estético".

OPINIÓN: Las puertas giratorias y la diputada que quiere ser letrada

Ni siquiera en la coalición en la que participa Navarro, Compromís, lo ven claro: Algunos de sus miembros califican "cuanto menos, de insólito", el hecho: que la diputada que, precisamente, promueve una ley para impedir las puertas giratorias y endurecer las incompatibilidades de altos cargos aspire a obtener una plaza de letrada en su propio Parlamento, oposición que se ha de dirimir ante un tribunal que preside un político de su propio partido.

Al Conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz, también le incomoda el tema. "Desde el punto de vista jurídico no hay impedimento pero genera una disfunción muy importante en el parlamento. De entrada, muchos de los miembros del tribunal deberían abstenerse, creando una situación muy dañina para la credibilidad de la institución".

"La intención de Isaura Navarro no es pertinente", dice Alcaraz, del mismo partido, Iniciativa, una de las patas de Compromís, que la diputada. "La ética fuerza a no hacer determinadas cosas en un cargo público" y actitudes como ésta le hacen un flaco favor al sistema. "Amplian la zona de sombra que el PP arrojó sobre las instituciones, desprestigiándolas y extendiendo ese mensaje tan dañiño que difunde la derecha: que todos los políticos somos iguales".

"Isaura, que es una luchadora contra la corrupción, debería reflexionar. La izquierda debe ser creíble y tener un plus ético. Además, cuando defienda la ley sobre incompatibilidades en las Corts Valencianes, el debate no será sobre lo importante sino sobre su intención de ser letrada" en el parlamento del que ahora es diputada.

Navarro defiende que no hay incompatibilidad ni ética ni legal entre su condición de diputada y su aspiración a convertirse en trabajadora de la cámara. Abogada de profesión -trabajó para el sindicato CCOO, del que está en excedencia- fue diputada en Madrid por EU entre 2004 y 2008. En 2007 abandonó ese partido para integrarse en Iniciativa. En la legislatura pasada, trabajó como asesora de la ahora vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, en las Corts Valencianes. Ambas mantienen desde hace meses una relación que miembros del partido califican de, como mínimo, "fría".

Oltra, que criticó sin ambages el nombramiento del marido de la consellera de Sanidad, Carmen Montón, en una empresa de la Diputación de Valencia, aún no se han pronunciado públicamente sobre el asunto.

Etiquetas
Publicado el
31 de marzo de 2016 - 16:54 h

Descubre nuestras apps

stats