Cuenta atrás para un nuevo bocado de espacio peatonal en València: las obras de la plaza de la Reina arrancan este verano

Imagen virtual de la plaza de la Reina

València se prepara para dar un nuevo bocado al asfalto en favor del espacio peatonal en una de sus plazas más emblemáticas.

Tras la actuación provisional de la plaza del Ayuntamiento que ha permitido recuperar 12.000 metros cuadrados de explanadas para viandantes en una zona concebida hasta ahora como una rotonda para coches y autobuses, ahora será la plaza de la Reina la que se beneficiará de una actuación siguiendo la misma filosofía: cambiar su fisonomía para convertir al peatón en el protagonista en detrimento del tráfico rodado.

Sin embargo, en el caso de la plaza de la Reina, liberada ya de gran parte de la circulación desde que se peatonalizó la plaza del Ayuntamiento (los vehículos se desvían de la calle de la Paz a Poeta Querol), la reurbanización que se acometerá será definitiva, puesto que en su momento se desarrolló un ambicioso proceso participativo que marcó las pautas del proyecto vencedor del concurso, obra de los arquitectos José María Tomás y Antonio Escario.

El concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, ha afirmado este lunes que la licitación de las obras están en su fase final y que si no se produce ningún contratiempo en forma de recurso por parte de alguna de las empresas que concurren al proceso de adjudicación, las obras podrían iniciarse este mismo verano.

Una vez empiecen los trabajos, los cuales se desarrollarán por fases incluyendo la remodelación completa del aparcamiento subterráneo, se prolongarán entre 12 y 14 meses. El espacio contará con 115 ejemplares arbóreos frente a los 53 actuales.

Las rampas del aparcamiento estarán dispuestas de forma lineal entrando a la plaza a la derecha, de manera que los vehículos que entren por la calle de la Paz podrán acceder directamente al parking y los que salgan del aparcamiento girarán por la calle del Mar.

La pavimentación evocará la alineación de las calles y manzanas históricas situadas entre la Catedral y las calles Corretgeria y Cabillers e identificará mediante un pavimento diferenciado el trazado de la antigua muralla romana, así como de una cripta.

La plaza tendrá los contendores soterrados, habrá una zona de juegos infantiles, zonas de sombra con toldos y pulverizadores de agua, dos fuentes bebedero, 62 bancos adaptados, cuatro grupos de aparcabicis y una estación de Valenbisi.

En el espacio de confluencia de la calle de la Paz con la plaza de la Reina y la calle San Vicente se instalará un pavimiento especial para soportar altas temperaturas en el que se plantará la falla 'Tio Pep'. En la parte más cercana al Micalet habrá preinstalaciones eléctricas camufladas para la instalación de los diferentes mercadillos artesanales.

Las terrazas existentes mantendrán sus dimensiones y estarán dispuestas de forma lineal frente a los locales dejando un espacio libre entre estas las fachadas de forma que quedará un vial perimetral libre rodeando la plaza para las necesidades de camiones de recogida de residuos, carga y descarga y para dar salida a los residentes desde la calle de Corretgeria.

Etiquetas
Publicado el
1 de junio de 2020 - 16:32 h

Descubre nuestras apps

stats