El "dedazo" que ha enturbiado las relaciones en el bipartito de Castellón

La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco (dcha.) y Ali Brancal, de Compromís, durante un Pleno.

Juan Ángel Lafuente cobrará un sueldo neto de unos 69.000 euros anuales por un puesto en el Ayuntamiento de Castellón. Es una cantidad mayor de la que percibe la propia alcaldesa, Amparo Marco. Sin embargo, Lafuente no ha pasado ningún proceso de selección. Su nombramiento fue obra del PSOE local y ha causado un gran malestar en Compromís, su socio de gobierno. También ha enfurecido al PP y Castelló en Moviment, que ha calificado la operación de “dedazo unilateral de la alcaldesa”.

La relación política y profesional entre Lafuente y Marco ha hecho sospechar al resto de grupos que se trata de un caso de amiguismo. Ambos son compañeros en el departamento de Finanzas y Contabilidad de la Universidad Jaume I, donde son profesores titulares. Lafuente fue parte, además, de la lista electoral de Marco en las elecciones de 2015.

El cargo que Lafuente ocupará será el de director de la Oficina de Planificación y Proyección Económica. eldiario.es intentó contactar con Marco a través de su gabinete de prensa, pero la alcaldesa prefirió que su equipo contestara las preguntas por escrito. Estas fuentes explicaron que la función de Lafuente será captar fondos europeos y poner en marcha una cátedra con la UJI. De momento, el Ayuntamiento ha conseguido diez millones de euros de la UE para el plazo entre 2014 y 2020. Con este nombramiento se espera aumentar la cantidad.

Los portavoces municipales informaron de la trayectoria profesional de Lafuente. Destacan sus “dos sexenios de investigación”, que ha impartido conferencias en EEUU y Francia y ha trabajado como consultor en la empresa InterMoney. El aludido declinó hacer declaraciones y remitió a la oficina de comunicación del Ayuntamiento. 

Comisión de servicios

Según fuentes municipales, Lafuente ha sido escogido mediante una comisión de servicios, debido a que es funcionario de la Generalitat. El cargo de director de la Oficina de Planificación se creó hace más de un año, en los presupuestos de 2015, y desde entonces no se ha ocupado. Se da la circunstancia de que en este tiempo, una concejala socialista, Carmen Oliver, dimitió de su cargo.

A Lafuente, como miembro de la lista electoral del PSOE, le tocaba ocupar la plaza libre de regidor, pero renunció. Castelló en Moviment denunció la pasada semana en un comunicado que Lafuente hubiera cobrado 41.464 euros brutos si hubiera aceptado el cargo de edil. Ahora, con este nuevo puesto, cobrará 90.059 euros brutos.  

El pacto no corre peligro 

Tanto las fuentes oficiales del equipo de Gobierno como Compromís, el otro socio del pacto junto con el PSOE, explican que este movimiento no pone en peligro la continuidad del bipartito. Pero el nombramiento ha causado un hondo malestar en Compromís.

Su portavoz, Ignasi García, explicó que les parece bien que haya una plaza para captar subvenciones europeas puesto que es una “tarea necesaria”. Pero reprochó que “para nombrar un cargo de este calibre se tenía que haber contado con nosotros”. “Lo único que sabemos es que renunció a ser concejal y que ahora cobrará 27.000 euros más que un concejal”, dijo. 

Xavier del Señor, portavoz de Castelló en Moviment, pidió que esta vía de selección de personal no se repita con otro de los puestos proyectados “con características parecidas”. Exigió a la alcaldesa que “rectifique y lo cese”. García explicó que se sumarán a cualquier iniciativa de Castelló en Moviment sobre este caso. Sobre la petición de cese de Lafuente formulada por Del Señor, explicó que le parece una “propuesta legítima”. 

Etiquetas
Publicado el
15 de febrero de 2017 - 18:23 h

Descubre nuestras apps

stats