El PP devuelve a la Diputación de Alicante 50.000 euros por la “financiación irregular” denunciada por Compromís

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, en un mitin del PP

El PP de la Diputación de Alicante, la institución provincial que preside Carlos Mazón con el apoyo de Ciudadanos, siempre ha defendido la limpieza de su gestión con los fondos que recibe para su grupo. Los fondos presuntamente irregulares, que según Compormís ascienden a cerca de 446.000 euros, están bajo la lupa de la Fiscalía Anticorrupción y del Tribunal de Cuentas tras una denuncia de la formación valencianista. Sin embargo, no hay una cifra clara: mientras que la Intervención de la Diputación reclama a los populares que reintegren 3.000 euros, una auditoría externa cifraba la cantidad en 45.000 euros.

La formación de Carlos Mazón ha devuelto "los primeros" 50.000 euros "con los que se financió irregularmente", según ha informado Compromís, cuyo portavoz en la Diputación de Alicante, Gerard Fullana, ha llevado el tema al próximo pleno de la institución provincial. La formación valencianista celebra que el pleno trate "la devolución a las arcas públicas de los primeros 50.000 euros desviados desde el grupo político del PP a las cuentas del partido, ingresos irregulares que estuvieron advertidos por la auditoría externa hecha por la empresa Faura Casas", reza el comunicado.

Gerard Fullana señala que la cantidad es un "primer paso en el reconocimiento de unos ingresos irregulares" que suman cerca de 446.000 euros, según la denuncia de Compromís ante la Fiscalía Anticorrupción y el Tribunal de Cuentas. 

"El PP siempre negó que existiera ninguna irregularidad en este sentido", recuerda Fullana. "El partido de Carlos Mazón ha hecho todo lo posible por no devolver un dinero a las arcas de la Diputación que tenía que destinarse a tareas de los diputados relacionadas con los municipios de nuestras comarcas y otras cuestiones", agrega el portavoz de Compromís, quien advierte: "El próximo paquete de dinero a devolver esperamos que sean los 60.000 euros del grupo político que sirvieron para que el partido pagará sus líneas telefónicas".

Un sistema clientelista 

"Queremos enviar el mismo mensaje que dijimos cuando cuestionamos las ayudas a dedo, sistema por el cual el dinero se repartía entre los pueblos del bipartidismo y no por concurrencia pública. En aquel momento nos dijeron que era perfectamente legal, pero finalmente la denuncia hecha antes los tribunales rompió ese sistema clientelista y ahora los pueblos reciben el dinero según criterios objetivos, como por ejemplo la población. Con este asunto pasa lo mismo: ya no puede pasar que la Diputación sea una herramienta de financiación a los partidos de siempre", ha afirmado el portavoz valencianista. 

La auditoría externa, adjudicada a dedo por la Diputación de Alicante, detectó gastos irregulares en comidas, teléfono y desplazamientos. Los gastos presuntamente irregulares, que Compromís cifra en casi medio millón de euros, también están siendo investigados por la Fiscalía Anticorrupción y el Tribunal de Cuentas. El PP, que siempre ha defendido su contabilidad interna, denunció por injurias y calumnias al portavoz de Compromís, Gerard Fullana, reclamándole 20.000 euros. "El cinismo llegó a un punto en el que el PP dijo que destinaría los 20.000 euros a una asociación contra el cáncer. Pero, de momento, ha sido el PP el que ha tenido de pagar 50.000 euros", concluye Fullana.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats