Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Las dos facciones de la extrema derecha compiten por la hegemonía en Europa
ESPECIAL | Veneno en el grifo: ruta por la España sin derecho al agua potable
OPINIÓN | Hay un límite (por el momento), por Enric González

El arzobispo Cañizares equipara los escándalos de la Iglesia con riñas familiares

Antonio Cañizares, arzobispo de València

Toni Cuquerella

El cardenal arzobispo de València, Antonio Cañizares, en su última carta a los fieles ha animado a que marquen la cruz de financiación de la Iglesia en la declaración de hacienda. Para ello ha querido desacreditar las críticas a esta ayuda que aluden a los escándalos de la Iglesia, que van desde los abusos sexuales a casos de corrupción, comparándolos con riñas familiares que no deben afectar a los padres ancianos.

Cañizares afrimaba así que “Soy consciente, y me duele, que hay campañas para que no se haga, para que no se ponga. Acuden a tal o cual caso que consideran injuria, a que si ha habido tal o cual comportamiento de clérigos o de Obispos, en determinados lugares o regiones. ¿Qué tiene que ver esto con la Iglesia, con el bien que hace la Iglesia? ¿Qué me dirían de un hijo que ante una madre o padres ancianos, porque ha habido alguna cosa entre los hermanos, o los cuñados, los sobrinos dijesen: ”Pues ahora ya no contribuyo a ayudar a los padres, a ayudar a la madre“. Pensaríamos con buen sentido que no merecen llamarse ”hijos“. Ése es el comportamiento de algunos que, por no sé qué actuaciones en la Iglesia que a su juicio merecen reprobación, niegan esta contribución”.

Tras esta argumentación el purpurado ha advertido que “negar esta contribución es negar lo que la Iglesia es y hace en favor del hombre, de la sociedad, y de la humanidad entera”. Pero además ha elevado el tono afirmando que “a los fieles cristianos les digo: no neguéis esta ayuda que pide la Iglesia. Negar esta ayuda es un pecado contra la Iglesia, es un no sentirse Iglesia a la que debemos ayudar en todos los órdenes, también en el económico”.

Cañizares no obtante también ha manifestado su deseo por conseguir la “autofinanciación” porque “supondría una Iglesia más libre y más disponible o en disposición plena para evangelizar”. No obstante reconoce que todavía requiere de las donaciones, y que “no se trata de enriquecer a la Iglesia en España o que nade en abundancia, sino simple y sencillamente de que pueda subsistir y llevar a cabo su misión evangelizadora, que siempre habrá de ser en pobreza y austeridad”. Pero esta “misión evangelizadora”, tiene nuevas “exigencias” en los tiempos actuales, señalando así que requieren de instrumentos como “la utilización de medios de comunicación, la formación de agentes de pastoral o la enseñanza”.

Además el arzobispo asegura que “cuando es necesario, la Iglesia diocesana de Valencia, y lo mismo ocurre en otras diócesis, se ve obligada, para poder llevar a cabo algunas obras necesarias, como todo hijo de vecino, a acudir a préstamos de entidades financieras, que como es lógico también tiene sus costos”.

.

Etiquetas
stats