La conexión valenciana con el 'Nóbel' de arquitectura

Noèlia Baldayo, en el estudio de RCR en Olot

Esta semana se ha otorgado el premio más prestigioso de arquitectura, el Pritzker, el que popularmente se conoce como el 'Premio Nóbel de arquitectura', y se ha concedido a los arquitectos del despacho Aranda, Pigem y Vilalta (RCR Arquitectes) de Olot (Girona). En este estudio tradicionalmente ha habido una torre de Babel de trabajadores, hay o han pasado catalanes, vascos, portugueses, franceses, madrileños, japoneses, andaluces, argentinos, belgas, estadounidenses, gallegos, húngaros... y valencianos. Ahora hay una, Noèlia Baldayo.

Los españoles Aranda, Pigem y Vilalta ganan el Pritzker de arquitectura 2017

Los españoles Aranda, Pigem y Vilalta ganan el Pritzker de arquitectura 2017

La arquitecta, de Sagunt, de 38 años, llegó en 2006 a RCR con una beca Arquia, la que se otorga a los mejores estudiantes de arquitectura de España para que elijan el estudio de Europa donde quieren trabajar y coger experiencia de prestigio durante 6 meses. Noèlia eligió a Aranda, Pigem y Vilalta, y aquí está todavía. Aunque ha tenido dos etapas diferentes (con un paréntesis de poco más de tres años en el que regresó a València por motivos personales), Noèlia Baldayo fue contratada tras su etapa de becaria y ahora trabaja desarrollando y contagiando la arquitectura y filosofía RCR.

Entre los proyectos de su primera etapa destacó su papel como coordinadora de equipo del complejo 'The Edge', un megaproyecto de 215.000 metros cuadrados en Dubai -que finalmente no se ejecutó-. Tras estos primeros años volvió a València "pero cuando RCR te contagia su pasión por la arquitectura, ya es difícil verla de otra forma".

En la segunda etapa vuelve como docente del 'workshop' anual del estudio, taller interdisciplinar en el que se divulga la manera de entender la arquitectura de RCR y donde imparten conferencias arquitectos de renombre como Souto de Moura (también premio Pritzker).

A partir de aquí se reengancha al estudio con trabajos que se proyectan en Burdeos: la mayoría de ellos de programa residencial, con extensiones que rondan los 25.000 m2. Los más destacables son 'La Buttinière' y 'L'ilot plaza'. En este último es donde concentra sus esfuerzos en la actualidad, se trata de una manzana urbana de un centenar de viviendas y zona comercial.

Su papel es representar a RCR dentro del equipo que desarrolla el proceso constructivo del proyecto. Esto le supone viajes periódicos a la ciudad francesa para reunirse con los socios y colaboradores de Aranda, Pigem y Vilalta.

Noèlia afirma que con el Pritzker se les ha abalanzado una ola de felicitaciones, y también de periodistas. Ella destaca la información que publicó el The New York Times sobre el premio al trío de arquitectos catalanes, no por el prestigio del medio en si, sino porque en su inicio afirmaba que "esta podría ser la señal más clara de que la era del arquitecto estrella que trabaja en solitario ya no existe". Así Noèlia destaca que la dinámica interna del estudio se rige por esto mismo, el trabajo en equipo entre iguales, una arquitectura colaborativa.

Pero también añade que "aquí la cultura del esfuerzo es muy importante, se requiere mucho trabajo, te autoexiges tú también, estás en 'la Champions' de la arquitectura". Todo ello no obstante "te proporciona una gran satisfacción profesional, sobre todo porque trabajas en algo en lo que crees".

En el estudio de RCR hay un predominio de mujeres en el quipo, circunstancia que quiere destacar por la dificultad que han tenido las mujeres para abrirse paso en el mundo de la arquitectura, tradicionalmente de dominio exclusivo de hombres.

Es más, Noèlia Baldayo subraya un dato que se ha reflejado poco en la información sobre el premio a RCR: Carme Pigem es la tercera mujer en obtener el premio Pritzker -después de Zaha Hadid y de Kazuyo Sejima-, pero es la primera en serlo habiendo sido madre. Un hecho con el que se siente identificada, Noèlia también ha sido madre trabajando en RCR (su hijo Aleix tiene 13 meses).

Ella lanza la pregunta "¿es necesario prescindir de algo tan fuerte como la maternidad para poder avanzar en la vida? Lo ideal sería que fuera una elección y no un sacrificio".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats