El Gobierno valenciano insta al Ayuntamiento de València a proteger la fachada del antiguo cine Metropol

Protesta contra el derribo del cine Metropol.

El Comité Técnico de Expertos de la Conselleria de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática que dirige Rosa Pérez remitirá al Ayuntamiento de València un dictamen por el cual insta a declarar el antiguo cine Metropol como Bien de Relevancia Local al considerarlo "un lugar de la memoria democrática", por lo que recomienda que se conserve la fachada original del edificio diseñado por Javier Goerlich e inaugurado en 1932.

El informe, sin embargo, es una recomendación no vinculante que llega cuando el Consistorio ya estaba tramitando la licencia de obras para que los propietarios del inmueble iniciaran el proyecto presentado hace cuatro años consistente en el derribo del edificio para la construcción de un hotel, por lo que está por ver si esta resolución llega a tiempo de paralizar el proceso y replantear el proyecto para que contemple el mantenimiento de la fachada.

Durante estos años, el Ayuntamiento ha solicitado diferentes informes para conocer si el edificio disponía de valor patrimonial arquitectónico que justificara su protección.

En concreto, fuentes municipales han recordado que se solicitaron hasta tres dictámenes diferentes a tres entidades distintas: el Consell Valencià de Cultura, la Academia de Bellas artes de San Carlos y la Universitat de València, siempre con el propósito de tener la documentación necesaria que pemitiera actuar de manera diferenciada en este edificio respecto al resto, ante una la petición de licencia de actividad.

El resultado de los informes fue diverso: dos informes consideraban que el edificio no tiene ningún valor patrimonial ni elementos susceptibles de ser protegibles, mientras que uno apuntaba en la dirección contraria.

Ante esta situación, la Concejalía de Licencias envió los tres informes al servicio jurídico del Ayuntamiento de València para saber si era posible jurídicamente paralizar la licencia de actividad con los informes elaborados por estas entidades.

Sin embargo, los Servicios Jurídicos dictaminaron recientemente que no existe ninguna causa que justifico por parte del Ayuntamiento la paralización de la tramitación de la licencia de obras solicitada.

Los servicios jurídicos municipales también proponen remitir el expediente a la Consellería de Cultura, de quien depende la adopción de medidas cautelares en atención a la Ley de Patrimonio Valenciano así como de la declaración de Bien de Relevancia Local en elementos que no acreditan reunir valores culturales suficientes para su inclusión en el Inventario General de Patrimonio Cultural Valenciano.

Sin embargo, faltaba por pronunciarse el mencionado Comité de Expertos, que se une a otro informe reciente de la Facultat de Geografía i Història de la Universitat de València, que mostraó su rechazo al derribo del cine Metropol y solicitó que las autoridades competentes adoptaran cualquier medida que evitara su desaparición.

En el informe indicaron "la importancia" de conservar el edificio del Cine Metropol, al menos íntegramente su fachada, atendiendo a los valores "histórico artísticos y de memoria histórica", por la evidente relación que existe entre este edificio y la capitalidad republicana de Valencia durante la Guerra Civil y como lugar de la memoria democrática, según las mismas fuentes.

En las conclusiones apuntaban que "nos encontramos ante el primer edificio del arquitecto Javier Goerlich en el que introduce el lenguaje racionalista, que desarrollará de forma más madura en otros edificios posteriores de la ciudad, por lo que se trata de una obra clave para entender la evolución de su estilo".

El informe añade que estas formas racionalistas del edificio se vinculan con la imagen de modernidad que la II República utilizó, así como con la figura de su promotor, Vicente Carceller (editor de la revista satírica La Traca y empresario de espectáculos) que fue detenido en junio de 1939 y fusilado doce meses después por sus ideas políticas.

Entre las razones por las que piden mantener el edificio también apuntan en el informe que no hay ningún cine anterior a la Guerra Civil en pie en la ciudad de Valencia, y su fachada es "un símbolo de aquel momento y elemento singular y único, por su aspecto moderno".

Etiquetas
Publicado el
3 de mayo de 2021 - 22:15 h

Descubre nuestras apps

stats