eldiario.es

Menú

El rescate público del primer hospital privatizado

El plan de la directiva que rescatará el primer hospital privatizado: más camas, parking gratuito y levantar alfombras

El aparcamiento de pago de 800 plazas será gratis para pacientes, se reservará una bolsa de plazas a precio reducido para los trabajadores y se mejorará la conectividad en bus

Isabel González confirma que ha existido borrado de datos de pacientes de la Unidad de Conductas Adictivas

- PUBLICIDAD -
La directora general de Alta Inspección de Sanidad y directora del hospital de Alzira a partir del 1 de abril, Isabel González

La directora general de Alta Inspección de Sanidad y directora del hospital de Alzira a partir del 1 de abril, Isabel González JESÚS CÍSCAR

La actual directora general de alta inspección de la Conselleria de Sanidad, Isabel González, pasará a ser la nueva gerente del Departamento de Salud de La Ribera (Valencia) a partir del 1 de abril, fecha en el hospital de Alzira y el resto de servicios de atención primaria de la zona volverá al sistema sanitario público, tras 18 años en manos de la empresa Ribera Salud.

González ha sido, junto al comisionado Salvador Llopis, una de las piezas clave en el proceso de reversión que arrancó hace un año cuando la consellera Sanidad, Carmen Montón, anunció que no renovaría el contrato con la compañía, momento en que se dictaron las normas a seguir para hacer efectivo el rescate en cumplimiento del compromiso del 'Pacte del Botànic'.

Así, a falta de menos de una semana para que tome el control, González tiene ya un plan a seguir basado en la mejora asistencial y de la conectividad del hospital de Alzira con las localidades del entorno.

Así, en materia asistencial, como ha venido informando eldiario.es, las mejoras pasarán por la ampliación de la capacidad del hospital en unas 60 camas para evitar la actual saturación en momentos de picos de demanda (actualmente cuenta con 302 camas), la renovación de los equipos tecnológicos, la mayoría de los cuales están obsoletos, la instalación de un Pet Tac (equipo para detectar tumores) en el interior del recinto para sustituir al actual camión que solo pasa consulta dos días cada dos semanas, la instalación de un nuevo acelerador lineal (equipo de radioterapia) para sustituir a uno de los dos actuales que cuenta con 18 años y la mejora en general de la atención primaria, tanto en personal como en infraestructuras.

Por otra parte, está prevista una mejora sustancial en materia de accesibilidad: "es una cuestión que preocupa mucho a los alcaldes de las poblaciones cercanas tal y como nos han trasladado y al que se va a poner remedio", ha comentado González.

Así, según ha explicado, entre las medidas que se pondrán en marcha destaca que el aparcamiento de pago de 800 plazas será gratis para pacientes en virtud de una expropiación hecha efectiva sobre la empresa concesionaria. Además, se reservará una bolsa de plazas a precio reducido para los trabajadores.

Por otra parte, dentro de la reorganización de líneas del mapa concesional de transporte en autobús que está elaborando la Conselleria de Vertebración, se va a incluir una mejora sustancial de las frecuencias paso y de las conexiones de los diferentes buses que conectan el hospital con las poblaciones a las que da servicio.

Por su parte, el Ayuntamiento de Alzira pondrá en marcha un bus lanzadera que conectará de forma directa la estación de ferrocarril de la localidad con el centro sanitario.

Destrucción de datos

Sobre la polémica por la suspuesta destrucción de datos por parte de Ribera Salud, González ha confirmado que falta información de la Unidad de Conductas Adictivas: "El último fue el de la UCA, lo que está claro es que cuando accedieron las psicólogas faltaba información importante de pacientes con los que están trabajando, y son pacientes con unas connotaciones especiales que pueden estar a caballo entre nosotros y los juzgados y la documentación es muy importante, por no hablar de la confidencialidad".

En este sentido, el comisionado Salvador Llopis ha añadido que una vez tuvo conocimiento de la situación se levantó acta de todo a través de la inspección: "el tema surgió en farmacia donde se detectó que habían desaparecido carpetas departamentales que son archivos propios de cada servicio; ahí no debería de haber historias clínicas, aunque se permite información de carácter personal o del servicio donde consta nombres de pacientes, por tanto, no tiene nada que ver contabilidad ni con gestión, con lo cual no entiendo por qué la empresa tiene que tener eso".

Lo que está claro, añade Llopis, es que han entrado a las carpetas departamentales y parece que se ha hecho un volcado a otro servidor. Esto ha puesto en riesgo datos de pacientes y del sistema de nutrición para determinados pacientes en el caso de farmacia.

Posteriormente, se detectó borrado de datos en el servicio de la Unidad de Conductas Adictivas (psiquiatría), y en el servicio de calidad asistencial que es donde está la programación de listas de espera.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha