El Ayuntamiento de Leioa adjudica otros dos contratos a la empresa de su exconcejal condenado por corrupción

Iñaki San Juan, tratando de ocultarse a los medios de comunicación durante el juicio del 'caso De Miguel'

El Ayuntamiento de la localidad vizcaína de Leioa, gobernado por el PNV, ha adjudicado de forma directa (sin concurso) dos contratos en los años 2020 y 2021 para la organización de eventos culturales a la empresa Errexal, ahora renombrada como Perexila Proyects (o Karabansarai Produkzioak) desde que se certificó su implicación directa en el 'caso De Miguel', la mayor trama de corrupción conocida en Euskadi y por la que fueron condenados en primera instancia varios excargos y exdirigentes del PNV encabezados por el ex 'número dos' en Álava, Alfredo de Miguel, que da apellido al sumario. Uno de los condenados (a cinco años y tres meses de prisión) fue el administrador de Errexal todavía hoy, Iñaki San Juan, que además fue concejal de Cultura en Leioa y es hijo de uno de los históricos alcaldes de la ciudad.

Dos años desde la sentencia del 'caso De Miguel' y sin noticias del Supremo

Dos años desde la sentencia del 'caso De Miguel' y sin noticias del Supremo

Según la documentación oficial, Errexal –que también opera comercialmente como Karabansarai Produkzioak– recibió un primer encargo a principios de 2020 por 4.840 euros (IVA incluido) para organizar la actuación de Javier Urrutia. En 2021 ingresó la misma cantidad por la organización de la obra de teatro 'Ángela, el verso suelto de Iparragirre'. Se da la circunstancia de que, como publicó este periódico, en 2019 también obtuvo una adjudicación de 3.509 euros para un concierto en Kultur Leioa de Atlantia Ë Ria. En total, San Juan ha ingresado del área de Cultura que él mismo dirigió años atrás 13.189 euros en estos tres años. En el juicio ya explicó que continuaba trabajando para las instituciones –como otro de los procesados, Sergio Fernández Oleaga, de la empresa Stoa– y, de hecho, la producción teatral ha pasado también por Mungia, Amorebieta-Etxano, Gernika e incluso Bilbao (los días 7, 8 y 9 de mayo de 2021, según el Facebook de la empresa de San Juan). De manera indirecta, en el festival de Blues de Hondarribia y en Bilbao ha sido subcontratada por otra empresa adjudicataria, Montai Produkzioak, cuyo dueño es miembro del PNV y acudió en el juicio a defender la inocencia de los acusados.

Estos contratos llegaron más de una década después de que se iniciara la investigación. El juicio en el que San Juan se sentó en el banquillo se celebró a lo largo de todo 2018 y la sentencia –que ahora está pendiente de los recursos interpuestos por los imputados en el Tribunal Supremo– llegó a finales de 2019. De hecho, el contrato para la actuación de Javier Urrutia es de apenas unos pocos días después, ya que se formalizó justamente a la vuelta de esas vacaciones de Navidad. Este periódico se ha puesto en contacto por teléfono y por escrito con el Ayuntamiento y, al cierre de esta edición, no ha obtenido una valoración de estos hechos. En la anterior ocasión recalcaron que los contratos se basaban en “criterios técnicos y de programación” cultural.

¿Qué es Errexal?

En este tiempo se ha conocido y constatado judicialmente que, dentro de la trama dirigida por De Miguel, Errexal actuaba como empresa pantalla para el cobro de comisiones ilegales tras la adjudicación de contratos públicos, que tenía una caja B, que se usaba para contratar a personas del partido y que recibió contratos teledirigidos e irregulares desde Administraciones afines, como la Dirección de Juventud con Juan José Ibarretxe, cuyo titular era Xabier Sánchez Robles, amigo común de De Miguel y San Juan desde EGI, la organización juvenil del PNV.

La mercantil central de la trama de De Miguel, conocido como Txitxo, se llamaba Kataia Consulting y en ella participaban también otros dos dirigentes nacionalistas alaveses, Aitor Telleria y Koldo Ochandiano. Estaba a nombre de esposas del trío y las iniciales de los seis dan sentido al nombre. La sentencia dejó claro que Errexal era también una empresa controlada por ellos, al menos en su gestación. Un correo electrónico prueba que fue Ochandiano quien dio las instrucciones para su creación en el otoño de 2005, apenas unos meses después del nacimiento de Kataia Consulting. Su primer domicilio social, además, fue también el almacén de bebidas del cuñado de Txitxo y de su hermana, los también 'jeltzale' Miguel Ángel Díaz Arana y Eguzkiñe de Miguel que luego pasó a ser una sociedad gastronómica. Como administrador se ubicó a San Juan y como contable a otra hermana de De Miguel, Aintzane.

Errexal se creó ya directamente para canalizar una subvención teledirigida de 90.000 euros del área de Juventud, siempre según la sentencia. Para beneficiar a la trama, Sánchez Robles fraccionó también otros contratos o toleró que algunos de ellos se pagaran sin que conste que se hiciera el trabajo. Fueron un total de 130.037,40 euros los que facturó Errexal de este modo en aquella época y San Juan y Txitxo, además, crearon otra empresa más, Ortzi Muga (ya extinta), que ingresó otros 57.715,80 euros con una mecánica similar ), a los que se suman los 34.075,00 euros de la propia Kataia Consulting. Además, la trama se valió al menos en dos ocasiones de Errexal para camuflar el cobro de mordidas equivalentes al 4% de contratos de obras al empresario afín Jon Iñaki Echaburu, en concreto adjudicaciones en las localidades alavesas de Lapuebla de Labarca y Zigoitia. En ambos casos, Errexal emitía una factura por supuestos trabajos para blanquear el pago de la comisión. Las dos operaciones certificadas suman 10.080 y 6.990 euros. En las cuentas incorporadas a la causa, apareció también que Errexal fue contratado por el propio PNV para actos electorales por 47.623,80, 28.257,60, 9.848,40 y 6.159,60 euros, respectivamente. La Fiscalía, asimismo, llegó a definirla como un “colocadero” para personas del partido.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats