El Gobierno vasco prescinde de las empresas de un cargo del PNV para organizar los últimos actos del lehendakari

Montaje del acto del Gobierno vasco en el Palacio Miramar de Donostia

El pasado martes, como es tradición cada año a finales de agosto, el Palacio Miramar de Donostia acogió el primer Consejo de Gobierno del nuevo curso político, en esta ocasión el último de la legislatura antes de la investidura. Por vez primera en años, el grupo de empresas Montai, a cuyo frente se sitúa el miembro del PNV de Gipuzkoa Aitor Elorza y en las que trabajan otros cargos públicos en ejercicio del partido, no ha sido contratado para la organización de ese acto. Según las fuentes consultadas, la Presidencia vasca busca también una alternativa para el acto de toma de posesión de los nuevos consejeros en Ajuria Enea, previsto para el 7 de septiembre y que hace cuatro años contó con una carpa de Montai.

Las claves: qué es Montai y quién está detrás

Las claves: qué es Montai y quién está detrás

Como ha venido publicado desde enero este periódico, Montai y las otras empresas de Elorza -Denok Zuzeneko Komunikazioa, Estali La Karpa y Kultur Kirol Zerbitzuak- habían acumulado 155 adjudicaciones de Lehendakaritza, en su gran mayoría directas, sin que mediara concurso público ni petición de otros presupuestos. El grupo ha organizado en estas dos legislaturas prácticamente la totalidad de actos del lehendakari, desde ruedas de prensa hasta el mensaje de final de año, incluidos recepciones, entregas de premios, homenajes o hasta pequeños servicios de transporte de material o reparaciones. Hasta ahora, el Gobierno de Urkullu había recalcado que todas las adjudicaciones se ajustaban a la legalidad y que no se había producido trato de favor. "El Gobierno no perjudica ni beneficia a nadie con contrataciones públicas", enfatizó el lehendakari en el último pleno de control que se celebró en el Parlamento Vasco, allá por los inicios de febrero.

Asimismo, Montai encontró un nicho en eventos relacionados con la memoria histórica y las víctimas y ha gestionado en régimen de exclusividad la exposición itinerante del Instituto de la Memoria (Gogora), un organismo dependiente también de Presidencia. Lo hizo con unas contrataciones o bien directas y partidas para que no superaran el tope de 18.000 ó 15.000 euros de los contratos menores o bien con concursos con expedientes con algunas anomalías, como que compitieran entre sí dos empresas del mismo dueño o terceras asociadas. Incluso se dio indicaciones a los ayuntamientos de las localidades por las que iba a pasar la exposición para que contrataran también a estas firmas, algo que este periódico comprobó en Arrasate-Mondragón o Eibar. Montai también ha sido contratista habitual de otros organismos públicos del Gobierno vasco como EiTB, Turismo, Tknika, Hazi o Juventud -aquí se repiten algunos patrones de contratos-, así como de la Diputación de Gipuzkoa o del Ayuntamiento de Hondarribia. También fue polémico su aterrizaje en Llodio. Todas las instituciones están dirigidas por el PNV.

Montai, por el contrario, sí ha organizado este verano la graduación de la última promoción de la Ertzaintza en la academia de Arkaute. Hasta 2018 ese servicio lo prestaron también las empresas de Elorza pero, en 2019, Arkaute cambió de proveedor y ahorró un 50% en la factura. En 2020 ese acto y otras necesidades de montajes de la academia policial se sacaron a concurso y Montai resultó adjudicataria. El presupuesto máximo de ese contrato son 50.000 euros, si bien se ha determinado que se facturará por el coste unitario de las sillas, mesas u otros materiales proporcionados para los actos. El grupo de Elorza es contratado también por el PNV para la organización de sus actos electorales. Así ha ocurrido también en la reciente campaña de las autonómicas vascas, aunque algunos de los camiones que antes tenían logotipos con la 'm' de Montai ahora llevan otra rotulación.

Etiquetas
Publicado el
31 de agosto de 2020 - 21:08 h

Descubre nuestras apps

stats