Casado fulmina a Alfonso Alonso y coloca a Carlos Iturgaiz como candidato de PP y Ciudadanos en las elecciones vascas

Alfonso Alonso no será el candidato del PP a las elecciones autonómicas vascas del 5 de abril

El presidente del PP vasco Alfonso Alonso ha anunciado este domingo que no será candidato a las elecciones vascas del próximo 5 de abril. A través de su cuenta de Twitter, el exministro de Sanidad ha informado que Pablo Casado le ha comunicado hace unos minutos que no concurrirá en las listas del partido. Y en su lugar irá Carlos Iturgaiz, la apuesta de Casado, que deberá ser ratficada por el comité electoral el lunes. Iturgaiz, un histórico del País Vasco, se retiró de la política activa en abril del año pasado tras ser relegado en la plancha del PP para las elecciones europeas. 

PP y Ciudadanos presentan su acuerdo para ir en coalición en Euskadi sin mencionar a Alfonso Alonso

PP y Ciudadanos presentan su acuerdo para ir en coalición en Euskadi sin mencionar a Alfonso Alonso

La decisión de la dirección nacional del PP llega tras las críticas de Alonso a la coalición de los 'populares' con Ciudadanos en el País Vasco, que se hizo sin consultarle y a cuya firma en Madrid el viernes se negó a acudir. Es el último capítulo de una larga listas de desencuentros entre las dos partes, que ha intentado mantenrse más o menos larvada, pero que ha terminado por estallar. El detonante ha sido el acuerdo entre la dirección nacional del PP y Ciudadanos, que garantizaba dos puestos de salida para Ciudadanos, los números dos en Bizkaia y Álava. En la actualidad, el PP tiene nueve parlamentarios en la Cámara vasca, 11 junteros en las Juntas Generales (una especie de parlamentos provinciales) y 55 concejales. Mientras, Ciudadanos no tiene ninguna representación. Si se presentaran solos, los liberales, muy probablemente, continuarían sin tenerla. "La negociación tiene que ajustarse a esa realidad", han sostenido desde el primer momento cualificados dirigentes del PP vasco.

Sin embargo, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, en ningún momento ha reconocido ante la prensa que esta fuera la causa de la salida de Alonso. Apenas una hora después de que Alfonso Alonso hiciera pública la decisión de Casado de sacarle de la plancha electoral, Egea ha comparecido ante los medios para echar balones fuera a pesar de la insistencia de los informadores en saber los motivos de la destitución y para alabar la coalición con Ciudadanos. Preguntas directas sin respuesta: "¿Alonso no ha aceptado los términos de la coalición con Ciudadanos y por eso le quitan?". Respuesta de Egea: "Carlos Iturgaiz es la respuesta, aglutina a todos los que militan en el PP y que en su día votaron en busca de una referencia. Representa el constitucionalismo en su máxima expresión, conoce su tierra y sabe la mejor manera de parar los pies a PNV-PSE. Es una persona que mira al futuro, para unir e integrar". Otra pregunta a Egea: "¿Por qué Alonso no quiere liderar la lista? ¿Qué es lo que no les ha gustado de Alonso?". Y la respuesta: "El comité electoral deberá analizar la designación de Iturgaiz.  Esta es una noche muy importante para Euskadi, para el PP y para Ciudadanos. Quiero dar las gracias al trabajo que ha realizado Alonso por el partido. Nos tendrá (al propio Egea y a Casado) para lo que necesite. Y hay que dar las gracias a Iturgaiz, quien no ha pedido nada y está dispuesto a ayudar". Con estas respuestas, hay que leer entre líneas los motivos por los que se aparta a Alonso: "Iturgaiz no ha pedido nada" y está dispuesto a "unir e integrar".

"Abrumador" apoyo a Alonso del PP vasco

Precisamente pocas horas antes de la salida de Alfonso Alonso de la candidatura, la secretaria general de los 'populares' vascos, Amaya Fernández, expresó el "abrumador" apoyo de la organización al exministro en el pulso que mantenía con la dirección.  "Quedan días por delante para poder ajustar esa apuesta (el reparto de puestos con Ciudadanos)" a lo que significa el PP vasco, confíaba Fernández. En realidad, solo quedaban horas para la deposición de Alonso.

Con un PP vasco a la baja elección tras elección en Euskadi, la dirección nacional entendió que la fórmula con Ciudadanos ayudaría a mejorar resultados, pero el problema es que no consultó con la dirección vasca el reparto.  La entrada de cargos del partido de Arrimadas e incluso otros independientes de la órbita de UPyD podría dejar fuera de la Cámara a pesos pesados de la organización en Euskadi. El descontento en las filas de los populares vascos por el ninguneo y por no haber tenido ninguna participación en el acuerdo ha ido en aumento en los últimos días.

Hasta llegar a este desenlace, Alfonso Alonso ya había tenido que salvar otros escollos que evidenciaban su distanciamiento con Casado desde que en las primarias del partido, tras la renuncia de Mariano Rajoy, apoyó a la otra candidata, la exvicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría para la presidencia del partido.

Así, ha tenido que ver como Génova le 'imponía' a los cabezas de lista del PP por Bizkaia y Gipuzkoa en las pasadas elecciones generales y como la dirección se ha resistido hasta el final antes de designarle como candidato a lehendakari. "Era el único posible", según fuentes del PP vasco. Sin embargo, la sensación que ha quedado hasta el final es que Casado no ha tenido más remedio que transigir con la candidatura forzado por el adelanto electoral anunciado por el lehendakari Iñigo Urkullu y ante la ausencia de cualquier alternativa.

Alonso incluso se 'enfrentó' con el ala más derechizada del partido, advirtiendo siempre que ha tenido oportunidad de que la moderación esla única fórmula para que el PP recupere la confianza ciudadana.

Renuncias de Ciudadanos

La coalición del PP con Ciudadanos para los comicios vascos también ha tenido que hacer malabares para plasmarse. Ciudadanos ha tenido que aceptar la apuesta por el foralismo del PP vasco, duramente criticada por los liberales. En el programa electoral de la coalición han pactado la posición sobre el Concierto Económico: respetar el régimen económico, pero con la exigencia de que el cálculo del cupo se haga con "transparencia" y "respetando el principio de solidaridad entre españoles".

Y ¿qué es el cupo? Pues la cuantía que paga anualmente el País Vasco al Estado para financiar todos los servicios que están centralizados, pero de los que también se benefician los ciudadanos vascos, que técnicamente se denominan cargas no asumidas. En su día, Albert Rivera intentó hacer fortuna con la expresión del 'cuponazo' para referirse a lo mucho que, a su juicio, beneficia esta fórmula a Euskadi en detrimento del resto de comunidades autónomas.

Etiquetas
Publicado el
23 de febrero de 2020 - 19:01 h

Descubre nuestras apps

stats