Los 100 días del Ayuntamiento de Córdoba también se evalúan en la calle

Ganemos Córdoba hace balance de su acción en el Ayuntamiento en un encuentro abierto en la calle.

"Quedan 1.360 días por delante". Con ese horizonte en mente, los concejales de Ganemos Córdoba han salido esta semana a la calle para realizar el balance de los primeros cien días de su acción en el Ayuntamiento de la capital. Querían responder así a su compromiso con simpatizantes y ciudadanía en general de responder ante ellos sobre su actividad municipal en estos tres meses. Y lo hicieron con una dinámica abierta en la que durante un par de horas concejales y vecinos expusieron sus puntos de vista.

En una plaza, simbólicamente situada junto a la Casa Ciudadana, los concejales de Ganemos Córdoba dieron cuenta, en primer lugar, del balance de su propia acción en la oposición pero como grupo llave que con sus votos suma o no la mayoría del Pleno que necesita el gobierno municipal (PSOE+IU) para sacar adelante sus políticas. Un balance en el que, de manera cronológica y con ayuda de las informaciones aparecidas en prensa, los concejales Rafael Blázquez, Alberto de los Ríos y María Ángeles Aguilera desgranaron su actividad.

El trabajo hecho para reducir sueldos y asesores municipales, la puesta en marcha de la Oficina de la Vivienda contra los desahucios, las medidas sociales incluidas en las empresas municipales, el plan de lucha contra la homofobia, la acción sobre la lista de bienes públicos inmatriculados por la Iglesia, la protección del yacimiento arqueológico de Ategua, la inclusión de medidas propias de Ganemos en las ordenanzas fiscales para 2016….Todo un listado de asuntos en los que los concejales de la agrupación de electores mostraron su trabajo en estos días dentro del Ayuntamiento. "Hemos sido una oposición constructiva", argumentaban.

Y añadían: "Necesitamos de vuestra ayuda para poder llevar a cabo nuestro objetivo de que Córdoba sea realmente una ciudad participativa". Así invitaba, micrófono en mano, uno de los concejales a los vecinos presentes a escuchar, a dar su opinión sobre lo hecho y a proponer acciones para su acción en el consistorio.

Ahí llegaba el momento de opinar, de los elogios y las críticas. Pero también de algo que, de no hacerse cara a cara con la gente, hubiera sido imposible de recibir: "Nos transmiten mucho cariño a los que estamos en primera línea", explicaba el portavoz de Ganemos Córdoba en el Ayuntamiento, destacando que también había lugar para los sentimientos hablando de política de tú a tú.

Y junto a ello, los vecinos iniciaron su propio balance sobre su visión de la acción de Ganemos en el Ayuntamiento, con sus elogios y sus críticas a partes iguales. En el lado positivo, lo más comentado entre el centenar de personas presentes fue "la capacidad de influir" en las decisiones del gobierno municipal, pese a que Ganemos sólo tenga cuatro concejales. La posición de oposición llave, parecía así ser vista de manera positiva. Luego, sobre asuntos concretos, los aplausos los levantaron las medidas sociales puestas en marcha en el Plan de Rescate Ciudadano, uno de los puntos del acuerdo de investidura que Ganemos firmó para apoyar al gobierno municipal.

No perder la cercanía con la calle

Las críticas también llegaron. Los concejales las esperaban y las demandas de los ciudadanos presentes se hicieron oír. En el plano puramente político, achacaron a Ganemos Córdoba "falta de dureza" y "ser muy blandos" tanto con el propio gobierno municipal como con el PP, el partido mayoritario de la oposición. Y, sobre todo, los vecinos presentes demandaron "establecer más canales de comunicación" entre los concejales y la ciudadanía.

Porque justamente eso, el no perder el tono y el ritmo de la calle, fue una de las peticiones más claras. "Ganemos tiene que salir mucho más a la calle", pedían varios simpatizantes, pidiendo que los concejales "no se queden encerrados en el Ayuntamiento", sumidos en la vorágine de los tiempos que marca la institución municipal y con sólo cuatro concejales para hacer todo el trabajo.

"Nos hemos mirado las tripas y hemos hecho autocrítica", comentaba uno de los concejales tras el acto, donde decía que había quedado claro "el deseo de la gente de que profundicemos en las medidas que nos han movido a llegar hasta aquí". Y compartía un último aviso: "Tenemos que estar muy vigilantes para que ninguna de las medidas que están puestas sobre el papel se quede en el camino por falta de medios, de personal o presupuesto".

Etiquetas
Publicado el
26 de septiembre de 2015 - 21:27 h

Descubre nuestras apps

stats