La Junta detiene el proyecto gasístico de Gas Natural Fenosa en Doñana

Luis Serrano / Tareas de mantenimiento en el pozo Z-·ST Zona Marismas de Gas Natural Fenosa en Doñana

La Junta de Andalucía ha decidido paralizar, de momento, el proyecto de la petrolera Petroleum Oil Gas España, filial de Gas natural Fenosa, de ampliar sus instalaciones de extracción y tratamiento de gas natural en el entorno de Doñana. Se basa para ello en la forma en que se ha tramitado el proyecto, troceado en partes con declaraciones de impacto ambiental (DIA) para cada una de ellas.

Chamizo inicia actuación de oficio por la construcción del gaseoducto para producir y almacenar gas en Doñana

Chamizo inicia actuación de oficio por la construcción del gaseoducto para producir y almacenar gas en Doñana

Según informa el diario El País, la Consejería de Medioambiente habría remitido “esta semana” al ministro de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, una misiva paralizando los planes de la petrolera. En ella, textualmente, le explica que “las evaluaciones de impacto ambiental de los proyectos citados se han realizado de forma individual, sin que conste que se hayan tenido en cuenta , ni en la fase de análisis ni en la evaluación, los efectos de los tres en su conjunto”. Por eso, y apelando a la jurisprudencia del Tribunal de Justicia Europeo, le dice a Cañete que antes de proceder a la autorización “es imprescindible” realizar una DIA conjunta que tenga en cuenta “los efectos acumulativos y sinérgicos” del proyecto en su conjunto.

Sorprendentemente, el pasado jueves en rueda de prensa, Alberto Larramendi, ex director del Parque Nacional de Doñana y hoy jefe del Servicio de Espacios naturales de la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Huelva, departamento responsable de la toma de posición de la Junta, negaba el jueves pasado que hubiera ninguna decisión respecto al proyecto gasístico por parte de la Administración andaluza: “Está en discusión. Es un tema abierto sobe el que no hay una decisión firme aún, vamos a analizarlo”, afirmó. Y en lo que se interpretó como una posición, al menos no desfavorable, recordó que la extracción de gas en Doñana se lleva a cabo “desde hace mucho tiempo”.

Tampoco en la propia empresa se esperaban la decisión tomada por el Gobierno andaluz. Esta semana, en una visita realizada por eldiario.es/andalucia a las instalaciones de la compañía en el Parque Natural de Doñana, sus responsables se mostraron confiados en que podrían seguir adelante con su proyecto que, aseguran, no implicaría riesgo medioambiental alguno para la zona. Contaban además con el visto bueno del Ministerio de Cañete, que en enero aprobó tres declaraciones de impacto ambiental. Sólo les quedaba el sí de la Junta de Andalucía para comenzar las obras.

Ahora tendrán que replantear sus proyectos (que incluyen la construcción de nuevos pozos de extracción, 20 kilómetros de gasoductos nuevos y la ampliación de la capacidad de los ya existentes) como uno sólo, y someterlo a un nuevo estudio de evaluación de su impacto ambiental.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats