Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El juez Peinado exprime la causa contra Begoña Gómez y cita ahora a Pedro Sánchez
OPINIÓN | 'Que no pare el espectáculo Peinado', por Esther Palomera
CRÓNICA | Una guerra de cien días para impedir la victoria de Trump

García-Page pide a Pedro Sánchez “blindar” la financiación de la sanidad pública

Octava videoconferencia de las comunidades autónomas con Pedro Sánchez. Parte del Gobierno de Castilla-La Mancha en el Palacio de Fuensalida

Carmen Bachiller

0

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page ha trasladado a Pedro Sánchez la necesidad “urgente y prioritaria” de blindar financieramente el sistema sanitario público de España y hacerlo además con un acuerdo en todo el país.

Es una de las cuatro cuestiones que el presidente castellanomanchego ha puesto sobre la mesa durante la octava videoconferencia de las comunidades autónomas con el presidente del Gobierno de España desde que se iniciase el estado de alarma.

“Si no se va a poder proceder a la revisión del sistema de financiación autonómica, es imprescindible al menos una revisión del sistema de Sanidad pública porque vendrán tiempos de turbulencias financieras y presupuestarias”, ha explicado el vicepresidente castellanomanchego, José Luis Martínez Guijarro, en una comparecencia ante la prensa al término de la videoconferencia.

Compensación de la “factura” por la COVID-19 según el impacto en cada región

Además, Castilla-la Mancha ha trasladado a Sánchez y al conjunto de las comunidades autónomas su opinión sobre los criterios de distribución del fondo nacional de 16.000 millones de euros para compensar “la factura” que tendrán las comunidades autónomas por la COVID-19.

“Apoyamos la creación del fondo”, comentaba Martínez Guijarro cuya distribución “tendría que estar directamente relacionada con la afectación por la crisis en cada comunidad autónoma. Es un planteamiento sencillo y objetivo, según creemos”.

Otro de los asuntos que preocupan en esta región tiene que ver con los fondos de la Política Agraria Comunitaria (PAC). Castilla-La Mancha ha pedido a Sánchez que “insista” ante la Unión Europea para prorrogar las directrices económicas de reparto de fondos para los años 2021 y 2022. El sector agrario, ha dicho, ha sido “clave para garantizar el abastecimiento a la población y no puede verse alterado en materia financiera”. Además, y en general, se ha pedido solicitar una “flexibilización” en cuanto a los fondos estructurales que proceden de Europa.

También se ha hablado sobre el sistema educativo. “Creemos que hay que dejar claro que se da por terminado el curso académico en estos momentos, más allá de que profesores y alumnos puedan seguir con su actividad”, señalaba el vicepresidente regional.

“No compartimos el criterio de reabrir parcialmente los colegios en próximas semanas y que a los docentes se les considere como meros cuidadores. Su esfuerzo ha sido muy importante y hay que dar el curso por concluido”, insistía.

Se acata la desescalada por provincias, aunque se prefería hacerlo por comarcas

Sobre el proceso de desescalada que arranca este 4 de mayo con la Fase Cero, el Gobierno regional hace un llamamiento a “prudencia” en cuanto a su aplicación.

Castilla-La Mancha comenzará a preparar desde mañana, a las nueve, con la constitución del llamado Comité Técnico de Seguimiento de la Transición al que se sumará un segundo grupo de expertos, el Consejo Social para la Transición, que se constituirá en próximos días. Un foro socio-económico para que los distintos colectivos puedan trasladar sus necesidades durante la desescalada que, a su vez, serían elevadas al Gobierno de España.

Martínez Guijarro ha recordado que el conjunto de la región, por provincias, “cumple a priori” los criterios marcados para iniciar las fases camino del desconfinamiento. “Tanto en la tasa de crecimiento de contagios que es del -12,2%, como en cuanto a camas y unidades UCI disponibles”, alegaba.

Hoy mismo, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha informado de que dos de los criterios cuantitativos que deberán cumplir las provincias o islas para avanzar en la fase de desescalada serán poder poner en marcha “en el plazo máximo de cinco días” entre 1,5 y dos camas de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y entre 37 y 40 camas de “enfermos agudos” por cada 100.000 habitantes.

El vicepresidente castellanomanchego dicho que la región “seguirá a rajatabla” las instrucciones del Gobierno de España en cuanto al ámbito territorial elegido para la desescalada (la provincia), aunque su propuesta, ha recordado, pasaba por hacerlo “con un ámbito territorial más reducido”, en concreto por comarcas.

Se trataba, ha explicado, de tener en cuenta el caso particular de La Mancha Centro donde la “viralidad” del coronavirus y su afectación, según viene explicando el consejero de Sanidad, Jesús Fernández, es superior y “distinta” a la del resto de la región como también podría serlo “la cepa” de la COVID-19 que ha afectado a la zona y que actualmente está siendo estudiada por el Instituto de Salud Carlos III.

“Sería una imprudencia” no prorrogar el estado de alarma

También se ha referido a la prórroga del estado de alarma que Sánchez tiene intención de pedir ante el Congreso de los Diputados y que no cuenta con mayoría suficiente en estos momentos.

Sería “una imprudencia” no aprobar la prórroga, decía el vicepresidente castellanomanchego porque “hemos podido comprobar que ha sido una herramienta eficaz, pero el virus todavía está presente en la sociedad y es necesaria la prórroga tantas veces como lo crea conveniente el Gobierno de España. Siempre hemos defendido la unidad para atajar el virus”.

Además, Martínez Guijarro ha desvelado la “predisposición” del presidente Sánchez para mantener los ERTE por causa de fuerza mayor más allá de la vigencia del estado de alarma, incluso si este no pudiera ser finalmente prorrogado por falta de acuerdo en la Cámara Baja.

Etiquetas
stats