La Audiencia de Valencia imputa al líder de la ultraderechista España 2000 por delito de odio y reprocha a la jueza que sobreseyera el caso

Concentración de España 2000 el pasado 18 de diciembre.

El líder del partido de extrema derecha España 2000, José Luis Roberto, se salvó de una imputación por delito de odio por el sobreseimiento de la causa por parte de una jueza. El grupúsculo ultra convocó en Valencia una concentración contra el islam el pasado 18 de diciembre y una mujer que presenció la escena llamó a la Policía. Sin embargo, la mujer acabó multada por la llamada ley mordaza y el titular del Juzgado de Instrucción número 17 de València dictó el sobreseimiento de la causa. La fiscal especializada en delitos de odio recurrió la resolución y la Audiencia Provincial de Valencia ha estimado el recurso y obligado a investigar al líder ultra, asestándole un severo varapalo a la interpretación de la jueza instructora.

La sección quinta de la Audiencia Provincial de Valencia coincide con la Fiscalía en que hay indicios de que en el acto contra el islam "se pronunciaron (...) frases que pudieren incitar al odio no sólo contra una religión sino a las personas que la profesan, a las que se habría tachado de invasoras".

El delito de odio, razona el auto, "está regulado en nuestro código penal". "Por tanto", agrega, "no conviene banalizar la regulación de este delito, ni parece prudente traer a colación como fundamento del archivo el principio de intervención mínima del derecho penal". 

Así, en el caso de Roberto y la concentración contra el islam, "parece obvio pero conviene tenerlo en cuenta, porque sí hay indicios de delito". "No puede sin más procederse al archivo", apostilla el auto. La Audiencia de Valencia, al constatar indicios de delito, solicita que declare como investigado el líder de España 2000 "y con el resultado y con plena libertad de criterio, dar a las actuaciones el curso que la instructora considere pertinente".

A juicio de la Policía Nacional, la concentración contra el islam organizada por el partido de extrema derecha España 2000 no contenía "simbología de carácter xenófobo, violento o racista". El oficio de la Brigada de Información dio pie al archivo de la causa "al no constatarse ni inferirse indicios sólidos, suficientes y consistentes" de la autoría de un presunto delito de odio, tal como denunció la Fiscalía a raíz de una denuncia presentada por la ONG València Acull.

La ONG ha recordado en un comunicado que "el vídeo del acto que la propia España 2000 difundió masivamente cuestiona la versión policial". València Acull también ha criticado la multa contra la mujer que solicitó la presencia policial al percatarse del acto islamófobo.

Etiquetas
Publicado el
15 de julio de 2021 - 17:04 h

Descubre nuestras apps

stats