El denunciante de la Gürtel revela que 'El Bigotes' quiso ganarse a la Iglesia para trabajar en la visita del Papa

José Luis Peñas, en su declaración como testigo en el juicio de la pieza separada de Gürtel por la visita del Papa.

El denunciante de la trama Gürtel, José Luis Peñas, ha afirmado este miércoles que el responsable de Orange Market, Álvaro Pérez, conocido como 'el Bigotes', buscó el "respaldo de la Iglesia" para organizar la visita del papa Benedicto XVI a València en 2006 porque el expresidente de Les Corts Valencianes Juan Cotino se opuso a que "alguien de Madrid" preparase el acto.

Peñas ha declarado como testigo en el juicio que se está celebrando en la Audiencia Nacional por los presuntos amaños de contratos para la retransmisión de la visita del Pontífice, en el que ha reconocido que no sabe mucho del asunto. "Estuve muy cerca de la trama Gürtel, pero nunca estuve dentro de Gürtel", ha precisado.

A preguntas de la fiscal Concepción Nicolás, el denunciante y exconcejal de Majadahonda -condenado a cuatro años y nueve meses por la primera época de actividades de la trama Gürtel- ha recordado el 'modus operandi' de la red corrupta. Así ha apuntado que, a raíz de que el expresidente del Gobierno José María Aznar dejase la Presidencia y el partido, Correa decidió "abrir negocio" en València porque "veían que iban a ser desplazados por otras agencias".

Durante el interrogatorio, la representante del Ministerio Público ha reproducido dos audios sacados de las grabaciones que Peñas hizo a los líderes de la Gürtel, Francisco Correa y Pablo Crespo, entre otros, y que dieron lugar a la investigación de la macrocausa. En uno de ellos se escuchaba a Correa preguntar a El Bigotes si "ha ido a ver al Monseñor a pedirle trabajo en lo del Papa" y otro en el que el responsable de Orange Market comunica a Crespo que "no podía estar en el río", donde se celebraría el acto, siguiendo el recorrido del Turia.

Peñas, que ha defendido la validez de sus grabaciones, tal y como ha hecho en todos los juicios de la macrocausa -tanto en calidad de acusado como de testigo-, ha dicho que la visita de Benedicto XVI era algo que "se sabía de hacía tiempo" y que entiende que Pérez iría a pedir que se le tuvieran en cuenta porque "iba a hacer falta mucho trabajo del que las empresas de Correa solían hacer".

Visita de El Bigotes al Vaticano

En este sentido, ha apuntado que en otra conversación, Crespo le comentó que "el tema este del Papa" comenzó a "gestarse" en la visita al Vaticano, que hizo una comitiva valenciana liderada por el expresidente de la Comunitat, Francisco Camps, y en la que se incluyó a 'el Bigotes' para acompañar a Antonio Cañizares en su nombramiento como cardenal.

Así, ha continuado diciendo que Álvaro Pérez, como representante de la empresa de Correa, "no podía estar en río" porque algún medio de comunicación estaba investigando por qué "de repente desembarcaron en València y empezaron hacer cosas de la nada", cuando anteriormente trabajaban en Madrid. Por otro lado, ha explicado que había una "confrontación" con la "familia" de Cotino, refiriéndose al grupo de personas en el PP valenciano afín a él.

Según Peñas, el expresidente de Les Corts, quien estaba acusado en este juicio, pero su responsabilidad penal ha quedado extinta tras su fallecimiento por Covid-19, "se negaba a que alguien de Madrid, de fuera, le fuera impuesto desde allí". "Estaban lo que de verdad querían hacer el evento y los que se querían llevar la foto", ha añadido.

"Entonces, Álvaro trataba un poco ir por el lateral, no de frente" porque, según ha indicado, "no quería aumentar el problema que ya tenían las empresas" y por eso busca "aparecer el río no con el respaldo político, sino con el respaldo de la Iglesia". Así, ha subrayado que el propio Pérez señala en las conversaciones que es la Fundación organizadora V Encuentro Mundial de la Familia (FVEMF) quien le quiere poner como "coordinador" del evento.

Peñas ha sido el primer testigo del juicio y ha comenzado a declarar una vez ha concluido el interrogatorio de los acusados. Este miércoles ha sido el turno de los dos últimos acusados los empresarios Francisco Javier Arnuncio Perujo y José Luis Martínez Parra.

Culpa a su padre

Martínez Parra, miembro del Consejo de Administración de Teconsa, empresa que resultó la adjudicataria para la instalación de pantallas y megafonía en la visita del Papa, ha negado algún tipo de relación o participación en este contrato y se ha escudado en que entró en la empresa en 2008 y que las gestiones las llevaban su padre (fallecido) y el considerado cerebro financiero de la trama, José Ramón Blanco Balín, también acusado en esta causa.

De hecho, ha apuntado directamente a Blanco, al que ha descrito como el "hombre de confianza" de su padre, como responsable del contrato, pues, según ha recalcado, "se lleva más beneficio que la empresa".

Asimismo, Martínez Parra, preguntado sobre cómo es posible que Teconsa, como constructora, prestara servicios audiovisuales, ha defendido que la empresa ha realizado obras de "edificios inteligentes" para "grandes empresas y gobiernos de otros países".

En su oferta, Teconsa presentó como experiencia en el sector la retransmisión de la boda de los Reyes, según ha recordado la fiscal. Sobre ello ha sido preguntado también el administrador de Impacto Producciones, Francisco Javier Arnuncio, que ha explicado que es normal que las "agencias" se apropien de la experiencia de las empresas subcontratadas, como ocurrió en este caso con la trayectoria de su empresa y el citado evento.

El dueño de Impacto Producciones ha afirmado ante el tribunal que la trama Gürtel le solicitó presupuestos de pantallas meses antes de que RTVV publicara el pliego de condiciones. Posteriormente, ha precisado que esto era algo normal, incluso acudir al lugar del evento para "conseguir información para ofertar algo coherente".

En este sentido, ha explicado que, aunque el pliego de condiciones se dio a conocer en abril de 2006, a principios de año ya había recibido la petición de presupuestos de tres empresas. Así, ha defendido que él lo quería tener "más posibilidades de trabajar".

Anticorrupción afirma que las empresas de Correa presentaron distintas ofertas basadas en los presupuestos de Impacto Producciones. Por ello, sospecha que Arnuncio participó en que los responsables de RTVV pudieran confeccionar el expediente de contratación, con el que dar apariencia formal a la selección de Teconsa.

"Presión" para bajar el precio

Preguntado por ello, Arnuncio ha explicado que la Gürtel se hizo con tres presupuestos porque, tras recibir la "presión" de Crespo para que rebajará lo máximo el importe, él se "plantó" porque estaba poniendo precios "por debajo de mercado". Por ello, según ha dicho, le envió los presupuestos, después de que 'el Bigotes' le pidiera pruebas para comprobar esa afirmación.

Por último, ha explicado que dos días después de darle a Orange Market su presupuesto para más de 40 pantallas, le indicaron que finalmente se presentaría Teconsa porque la empresa que dirigía Álvaro Pérez, 'el Bigotes' no cumplía las características técnicas y financieras. Así, le preguntaron que si había algún problema para pasar su oferta a la constructora, a lo que él contestó que "encantado", ha admitido.

El juicio continuará mañana con la declaración de cinco testigos: el expresidente de la Comunitat Francisco Camps, el exvicepresidente del Consell Víctor Campos; el párroco Antonio Ramón Corbí; un extrabajador de Orange Market, Juan José Rincón; y el exjefe de la empresa del suelo de Arganda del Rey César Tomás Martín Morales (imputado).

Etiquetas
Publicado el
17 de junio de 2020 - 19:30 h

Descubre nuestras apps

stats