El extraordinario fenómeno atmosférico que ha propiciado la alerta por contaminación en València

Paja de arroz en un campo valenciano

"Nunca antes en València habían coincidido durante tanto tiempo, casi un mes, un fenómeno anticiclónico y una inversión térmica".

Así de rotundos se han mostrado desde la Conselleria de Medio Ambiente, tras analizar la información aportada por el Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM).

Fuentes del departamento que dirige la consellera Elena Cebrián han explicado que esta es la principal causa que ha propiciado unos altos niveles de polución que obligaron al Ayuntamiento a activar el pasado 22 de noviembre, por primera vez, el nivel 1 del protocolo de medidas a adoptar durante los episodios de alta contaminación por PM10, pasando dos días después a nivel 2, pero que sólo implica medidas informativas a la población.

En este sentido, han comentado que ambos fenómenos unidos evitan las brisas marinas que ayudan a renovar el aire y, por contra, favorecen el que las partículas PM10 permanezcan en suspensión y que cada vez se acumulen más.

Sobre las causas de este fenómeno atmosférico que, han insistido, nunca se había prolongado durante tanto tiempo en València, lo han achacado a "un efecto más del cambio climáico y el calentamiento global".

En cuanto a la procedencia de las partículas contaminantes, han negado rotundamente que sea consecuencia de la quema de paja de arroz: "tan solo se autorizaron los días 13 y 17 de este mes, y tan solo se detectó una quema ilegal en Silla por la que se ha abierto expediente, por tanto, es imposible".

Así, desde la conselleria han explicado que, aunque las quemas de los mencionados días pueden haber afectado, el origen fundamental de las partículas PM10 son las diferentes obras que se están realizando en València y su área metropolitana, unido a las emisiones de los polígonos industriales.

Han añadido que "el movimiento del tráfico rodado, además de emitir también partículas, hace que el poso se remueva y eso es lo que ha hecho saltar las alertas de los medidores".

200 quemas ilegales en octubre

En cuanto a la quema de paja de arroz, las mismas fuentes han asegurado que seguirán sin autorizarse mientras esté activada la alerta, se mantenga la inversión térmica y mientras los vientos sean del sur o del este, ya que meten el humo hacia el interior de la ciudad.

Además, han asegurado que las autorizaciones de las quemas van en función de la previsión meteorológica de cada día. Así, en octubre, cuando las condiciones eran adecuadas y se dieron más permisos, se detectaron 200 quemas ilegales por las que se han abierto expedientes que podrían acabar en sanción: "no se trata de multas, sino de minoraciones en las ayudas europeas", han afirmado.

El Ayuntamiento podría desactivar la alerta

El nivel 2 de alerta por contaminación decretado por el Ayuntamiento de València podría desactivarse en las próximas horas.

Al respecto, fuentes municipales han informado de que los datos están mejorando poco a poco y que van a esperar por precaución para ver si la tendencia a la baja se confirma.

Además, han recordado que la previsión meteorológica es favorable y que incluso podría llover esta semana, lo que contribuiría a eliminar las partículas de PM10.

Etiquetas
Publicado el
28 de noviembre de 2017 - 11:35 h

Descubre nuestras apps

stats