Cotino conocía los pelotazos de su familia en la trama Erial mientras era el director de la policía de Aznar

Juan Cotino

Juan Cotino era conocedor de los pelotazos y cobros de comisiones que hacía su familia mientras fue director de la Policía Nacional en tiempos de Aznar. Así  se indica en un correo electrónico que formaba parte de los documentos de la 'hoja de ruta' que tenía en su poder el exgerente de Imelsa y autodenominado 'yonki del dinero', Marcos Benavent, en el que vincula al también exvicepresidente de Francisco Camps y de Les Corts Valencianes, con la causa de la 'operación Erial', en la que se investiga al expresidente de la Generalitat y exministro de Trabajo, Eduardo Zaplana.

La jueza del Juzgado de Instrucción número 8 de València, que investiga delitos de cohecho continuado, prevaricación, blanqueo de capitales, organización o grupo criminal, asociación ilícita, tráfico de influencias y fraude en la contratación, señala en un auto del 18 de mayo de 2018 que consta en el sumario, al que ha tenido acceso Europa Press, que Cotino aparece relacionado en los hechos al haberse encontrado en esa documentación un correo electrónico donde se habla "de la constitución de las sociedades luxemburguesas utilizadas presuntamente para el pago de los sobornos" por las adjudicaciones del Plan Eólico y las ITV.

"Y más, cuando ostentaba importantes cargos políticos en el Gobierno de la Generalitat, coincidiendo con el mandato de Eduardo Zaplana", añade. Esa 'hoja de ruta' con los pasos dados por la empresa Sedesa, de la familia Cotino, con información, entre otra, del Plan Eólico, le llegó a Benavent a través de un hombre de nacionalidad siria que estuvo alquilado en la vivienda que había sido propiedad de Zaplana.

En un informe de la UCO se especifica que en esa documentación existe la copia de un correo electrónico que supuestamente se emitió a Juan Cotino, en fecha 18 de octubre de 2000, en cuyo cuerpo, "posiblemente algún miembro perteneciente a la dirección del grupo Sedesa",  de la Comunitat.

En este mail, se detalla la participación del grupo Sedesa (20%) y la de Endesa (70%), mencionando un tercer socio pendiente de determinar que tendría el 10% restante. A continuación, se indica que la inversión prevista sería de 25.000.000.000 pesetas, dependiendo de las zonas que fueran adjudicatarios.

Igualmente, se menciona que Endesa les había informado que de las zonas donde van los parques eólicos "solo había tres o cuatro zonas que fuesen económicamente rentables". Para la UCO, "llama la atención que ya durante esas fechas se conociese qué zonas serían rentables en términos económicos, máxime cuando el acuerdo que regulaba la instalación de los parques eólicos se aprobó casi un año después", en julio de 2001.

Posible papel

Para la UCO, el hecho de que la copia del correo forme parte de ese conjunto de documentos junto con la 'hoja de ruta', "pone de relevancia el posible papel jugado por Juan Cotino y su presunta participación en los hechos investigados, como podría haber sido el hecho de velar por los intereses de Sedesa para que este grupo fuese beneficiario de tres zonas del plan eólico".

En esta fecha, de acuerdo con la información de la Agencia Tributaria y hace constar la UCO, Juan Cotino titulaba el 9,64% de las participaciones de Asedes capital --matriz de Sedesa--, que tuvo concesiones de las ITV y el Plan Eólico.

La UCO sostiene que "parece posible" que la copia de ese correo hubiese sido facilitada por el propio Juan Cotino a "algún responsable público relacionado con el Plan Eólico" dado que por esas fechas ocupaba un "significativo cargo dentro del Ministerio del Interior (fue director general de la Policía) y anteriormente del Ayuntamiento de València".

Etiquetas
Publicado el
13 de febrero de 2019 - 20:40 h

Descubre nuestras apps

stats