Siete miembros del Consejo Ciudadano Valenciano de Podemos dimiten por el "daño irreparable" causado por la líder del partido, Pilar Lima

Reunión del Consejo Ciudadano Valenciano presidida por Pilar Lima.

No corren buenos tiempos para Podem. A la crisis desencadenada por la salida del vicepresidente segundo de la Generalitat Valenciana, Rubén Martínez Dalmau, y su relevo por Héctor Illueca, se suma ahora la dimisión de siete miembros del Consejo Ciudadano Valenciano, máximo órgano de la formación morada, por el "daño irreparable para la unidad, la fortaleza y la reputación de nuestro partido" suscitado por las desavenencias internas.

"La ineficacia del Consejo Ciudadano Valenciano, vaciado de sus competencias, es otro de los motivos por los que tomamos esta decisión", señalan los siete dimisionarios en un comunicado. "El que debiera ser el máximo órgano de toma de decisiones carece de tal cometido al ser el último espacio en conocer las acciones de la coordinación general", agregan.

Se trata de Cristian Santiago, María García Sandoval, Rafael Mercader, Anabel Mateu, Moisés García, Ainhoa Alberola y Noelia Olivares, quienes tiran la toalla para no ser "cómplices del derrumbe interno, político y ético que se están llevando a cabo desde la actual dirección" de Pilar Lima.

"La imposibilidad de debate, la falta de transparencia y el incumplimiento de los acuerdos", denuncian los siete miembros de la formación morada, "están llevando al partido a la inanidad y provocando el desencanto de la militancia". "La deriva ya se percibe imparable y, pese a que hemos intentado todo lo posible para revertirla, actualmente no hay ninguna opción real de detenerla", lamentan.

El comunicado critica que Lima, pese a haber sido elegida secretaria general con el 44,7% de los votos, conformó "una ejecutiva monocolor, contraria a la unidad y la integración que exigía la militancia". "38 votos no pueden expulsar a 2.200 inscritos", aseguran.

Además, también denuncian que la dirección de Pilar Lima "ha cruzado líneas rojas en materia de vulneración de derechos laborales", en referencia a los despidos de parte del personal del grupo parlamentario. El aparente cierre de la crisis desatada por la sustitución de Martínez Dalmau por Héctor Illueca, quien se incorpora este jueves a la vicepresidencia segunda, se prolonga ahora con las dimisiones del Consejo Ciudadano Valenciano.  El órgano, según fuentes de la dirección de Pilar Lima, avaló el nombramiento de Illueca con más del 80% de los votos, en una sesión telemática.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats